Willie Walsh trata de expandir IAG con Aer Lingus

Willie Walsh trata de expandir IAG con Aer Lingus

Los propietarios de la aerolínea, entre ellos Ryanair, consideran la oferta demasiado baja

Gabriel Trindade

Barcelona

18/12/2014 - 19:51h

Willie Walsh, de IAG.
El dinero puesto sobre la mesa por Wille Walsh no es suficiente. Al menos así lo consideran los propietarios de la aerolínea Aer Lingus, que este jueves han rechazado una oferta de compra del grupo IAG. La matriz de Iberia y British Airways ha asegurado que, tras este primer intento frustrado, no está claro que vuelvan a la carga.

Walsh ha asegurado varias veces que está interesado en comprar aerolíneas de tamaño medio. La prioridad es que el grupo que dirige sea más fuerte aunque no necesariamente más grande, explicaba el directivo en la carta de presentación de la memoria del grupo. La opción de Aer Lingus responde a esa necesidad: captar más pasajero low cost británico.

El actual consejero delegado de IAG conoce bien a la firma pretendida. Él mismo dio la vuelta a las cuentas de la aerolínea cuando ésta estaba cerca de la bancarrota. Walsh fue nombrado consejero delegado de Aer Lingus en 2001. La compañía perdía la friolera de dos millones de libras diarias. El plan de recortes fue drástico y la impopularidad del directivo –que le acompaña hasta el día de hoy-- alta. No obstante, en un lustro, volvieron los beneficios.

No es la primera vez que algún operador muestra interés por Aer Lingus. Ryanair, que ya posee el 29,4% de la firma, ha intentado adquirir a su competidora hasta tres veces sin éxito. El objetivo de Michael O'Leary era engordar Ryanair y consolidar de golpe la gran aerolínea irlandesa. Sin embargo, por motivos de competencia, las distintas operaciones fueron bloqueadas. El segundo mayor accionista es el propio Gobierno irlandés.

La respuesta para IAG ha sido la misma que para Ryanair: un no rotundo. "El consejo ha revisado la propuesta y considera que fundamentalmente se infravalora Aer Lingus y sus atractivas perspectivas", ha asegurado en un comunicado. El mismo escrito señala que se ha dado orden a los accionistas de no vender.

Las repercusiones del intento de compra ha sido inmediatos. Los títulos de Aer Lingus se han llegado a disparar un 20% aunque finalmente el crecimiento se ha estabilizado en el 11,75%. El fracaso en la adquisición también ha tenido un efecto positivo para IAG con un repunte del 4,8%.

Por su parte, IAG mantiene la partida abierta. Tras el rechazo inicial de Aer Lingus, el grupo aéreo ha emitido un comunicado donde asegura que es posible que no vuelva a presentar una oferta. "Se publicará información adicional en cuanto sea oportuno, en su caso", asegura.