¿Cuál es el secreto para atraer al turista chino?

Dos turistas chinos en España. | EFE

¿Cuál es el secreto para atraer al turista chino?

Un estudio de Hotels.com desmonta el mito de que las compras son el factor clave para seducir al viajero procedente del gigante asiático

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

18/01/2017 - 06:00h

Tras varios años de análisis del turista chino, las verdades que parecían irrefutables empiezan a desmoronarse. Mientras los gurús defienden que organizar una buena oferta de compras es la clave para seducir al cliente del gigante asiático, los últimos datos desmontan sus teorías. Sólo un 6% eligen sus vacaciones para irse de shopping; la cuarta opción más votada.

Según una encuesta de Hotels.com, los dos argumentos principales para escoger un destino son la seguridad (18%) y la presencia de edificios históricos (14%). Sin embargo, el tercer puesto del podio lo ocupa un segmento hasta ahora desatendido para este tipo de público: la gastronomía (8%).

No obstante, el turista chino rehuye los experimentos y las sorpresas en los fogones. La editora del Jing Daily, Liz Flora, explica a Skift que los destinos que parten con ventaja son aquellos que utilizan "unos ingredientes parecidos a los de la cocina de su país, como el pescado y la fruta fresca". Por ello, las opciones tropicales, como Bali, son los favoritos.

De hecho, son muchos los viajeros que reconocen que no pueden pasar muchos días de vacaciones sin recordar la cocina tradicional de su país. Sherry Qiu, un ejecutivo que acostumbra a viajar por motivos de negocios, admite que sólo puede estar "una o dos semanas sin probar la comida china". Es más, sus padres vuelan acompañados de arroz en muchos de sus trayectos.

La directora de marketing de Naturenuts Adventure Travel, Meijin Chen, cifra en 60 euros el sobrecoste diario por persona para lograr una oferta gastronómica que se adapte a los gustos de los turistas del gigante asiático. "Pueden vivir un par de días con comida local, pero definitivamente aman la comida de su tierra", sostiene.

Además, la devaluación del yuan y la nueva política de aranceles del Gobierno chino han frenado el gasto en las tiendas de las grandes avenidas españolas. Si bien siguen siendo los que más gastan, los viajeros chinos gastaron un 6,5% menos entre enero y julio de 2016 frente al mismo periodo de 2015. Los datos que aporta el Barómetro de Turismo de Compras en España muestran que cuatro de cada diez euros de las ventas a extracomunitarios siguen siendo a ciudadanos del estado asiático.

Conocer las motivaciones de este nuevo mercado puede ser vital para el crecimiento turístico en España. Según la Organización Mundial del Turismo, en 2020 se convertirá en el principal mercado emisor del planeta con más de 200 millones de personas.