El Eixample recupera su esplendor

El Paseo de Gràcia es el paseo de compras de lujo más importante de España.

El Eixample recupera su esplendor

La Dreta del Eixample resurge como una meca de inversiones y despliega un selecto catálogo de tiendas, restaurantes y centros de arte en pocas manzanas

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

13/05/2017 - 06:00h

El Eixample vuelve a recuperar sus viejas glorias. La recuperación económica ha reactivado el mercado inmobiliario en Barcelona, y la Dreta del Eixample se consolida como uno de los barrios más atractivos para los inversores. En sus calles –sobre todo en el micro barrio del Cuadrado de Oro- se concentran la mayor cantidad de residencias modernistas de Barcelona, además de un amplio número de comercios emblemáticos, restaurantes de lujo, tiendas de alimentación que parecen boutiques, museos y galerías de arte.

El Eixample es uno de los distritos que, según los urbanistas, mejor equilibran el triángulo ocio-trabajo-vivienda. Según la inmobiliaria Engel & Völkers, en el centro de la Dreta el precio medio ha subido un 12% en el último año, y su combinación de fincas regias, la cercanía a los puntos más emblemáticos de la ciudad y su abundante oferta comercial lo convierten en el destino favorito de los inversores extranjeros, de los cuales el 60% son europeos y el 40% del resto de mundo.

“La Dreta del Eixample experimentó una cierta contracción de la demanda de propiedades de lujo durante los años más duros de la crisis económica”, dice Emmanuel Virgoulay, de la red de inmobiliarias de lujo Barnes International, “y actualmente es una de las zonas con más demanda en el mercado de lujo de la ciudad”. Los áticos son las propiedades más demandadas, y los compradores eligen este barrio “porque en poco más de dos kilómetros reúne todo lo que cualquier persona interesada en ‘vivir Barcelona’ puede desear”.

Según Ronei Kolesny, CEO de la inmobiliaria Barleigh Ellis, el Eixample “hay una vida, un ritmo que no se encuentra en los barrios de la zona alta, como Pedralbes o Sarrià”. “Los compradores quieren formar parte de la ciudad, no quieren vivir en un lugar desierto”, señala.

Eixample Sagrada Familia
En la vista aérea de Barcelona destaca la cuadrícula del Eixample.

El epicentro de las tiendas emblemáticas

La Dreta tiene al Paseo de Gràcia y la Rambla Catalunya como sus columnas vertebrales. El turismo suele realizan un circuito que sube y baja por estas avenidas mientras realiza selfies frente a La Pedrera y la Casa Battló. Pero este barrio tiene muchos rincones más para descubrir. “El Eixample es un barrio lleno de historia, edificios majestuosos, y hay abundante luz, a diferencia de otros sitios como Sant Gervasi donde casi no entra el aire”, describe Ana Laguna, una de las personal shoppers más reconocidas de Barcelona.

Esta asesora diseña paseos de compras de acuerdo al perfil de cada cliente, en los cuales busca tiendas de calidad pero de trato cercano. “No voy a Inditex ni a centros comerciales”, advierte, y si bien destaca que este barrio concentra un gran número de comercios emblemáticos, lamenta que la especulación inmobiliaria haya condenado a varios locales, como la desaparecida tienda de diseño Vinçon, que ha sido ocupada por un local de Massimo Dutti.

Jaime Beriestain presenta un bar-restaurante junto a una tienda de decoración.
Jaime Beriestain presenta un bar-restaurante junto a una tienda de decoración.

Pero quedan muchos sitios que se mantienen frente al paso de los años. Laguna dice que hay que rescatar las tiendas centenarias como Chapó Boulevard (Valencia 285), especializado en sombreros y pamelas, o las que buscan una atención más personalizada, como la zapatería minimalista ODD (Mallorca 279), donde los calzados se despliegan como libros en anaqueles. “Para comer, suelo ir con mis clientes al local de Jaime Beriestain (Pau Claris, 156), que tiene una cafetería moderna con una tienda de decoración muy recomendada”.

Restaurantes

La oferta en la Dreta abarca todo el arco gastronómico, tanto de cocinas autóctonas como una amplia variedad de locales fusión o internacionales.

Lasarte (Mallorca 259): con tres estrellas Michelin, el chef Martín Berasategui propone una cocina de autor con platos como gamba roja templada sobre fondo marino, pichón a la brasa o el risotto de cítricos, berberechos y erizos.

Roca Moo (Roselló 265): con el asesoramiento de los hermanos Roca, el chef Juan Petrel presenta platos como la terrina de pollo de pagés a la catalana, las vieiras con pesto de salicornia o el cochinillo con endivias a la brasa.

Moments (Paseo de Gràcia 38-40): Carme Ruscadella y su hijo Raül Balam avalan las dos estrellas Michelin de este restaurante inspirado en la cocina catalana, con una marcada presencia de los productos de temporada.

Xerta (Córsega 289): El chef Fran López, con una estrella Michelin, ofrece una carta donde los productos marinos, sobre todo los del Delta del Ebro, sorprenden al comensal.

9 Reinas (Valencia 267): restaurante argentino cuyas carnes como el entrecot o el solomillo de buey parecen traídas directamente de un asador del Río de la Plata.

Exhibición de Juan Luis Moraza, en la galería Estrany-De la Mota
Exhibición de Juan Luis Moraza, en la galería Estrany-De la Mota

Galerías y fundaciones de arte

A lo largo de la elegante calle Enric Granados, pero también en algunas laterales, se concentra la mayor oferta privada de cultura de la ciudad.

ADN Galería (Enric Granados 49): con una gran proyección internacional, este espacio de arte se enlaza con ADN Platform, en Sant Cugat del Vallès.

Estrany-De la Mota (Passatge Mercader 18): fundada por Àngels de la Mota y Antoni Estrany, combinan las presentaciones de artistas consolidados en todo el mundo con el apoyo a nuevos valores del arte.

Galería Marlborough (Enric Granados 68): fundada en Londres en 1946, estas galerías se encuentran en las principales plazas del mundo, y en Barcelona abrieron su local en 2006.

Fundación Suñol (Paseo de Gràcia 98): en su amplio catálogo de 1.200 obras de arte, cuentan con trabajos de Warhol, Picasso, Miró, Dalí, Tàpies, Man Ray y Gargalló, entre otros.

Fundaciò Tápies (Aragó 255): Además de las 300 obras de Antoni Tàpies, uno de los artistas catalanes más importantes del siglo XX, realizan exposiciones sobre los principales exponentes del arte contemporáneo.

the outpost
The Outpost, especializado en moda masculina

Tiendas de moda

No hace falta concentrarse en las grandes tienda de marca del Paseo de Gràcia y Plaza Catalunya: en las calles de la Dreta se concentran diversas tiendas exclusivas.

The Outpost (Rosselló 281): vanguardista tienda de tendencias en moda masculina, con marcas como Martin Margiela, zapatos de Neil Barret o sombreros de Maquedano.

Llobet Óptics (Consell de Cent 352): tienda con 70 años de vida, “es ideal para los que buscan un diseño personalizado en gafas”, precisa Ana Laguna.

Noténom (Pau Claris 159): Esther Verdú, alma mater de esta tienda de ropa femenina y masculina, apuesta por el trato cercano como la mejor forma de descubrir los deseos del cliente.

Brussosa (Provença 292): Bolsos de piel, artesanales, y en su mayoría de prestigiosas firmas italianas capitalizan el muestrario de esta tienda. Y mucha atención a sus diseños propios.

Serra Claret (Provença, 278): herederas de una tienda abierta en Manresa en 1933, este local presenta una selecta colección de perfumes y accesorios para mujer elegidas por Cristina y Judith Serra.