Los diputados se gastan 850.000 euros en viajes durante el verano

Mariano Rajoy de viaje a Zamora en tren. | EFE

Los diputados se gastan 850.000 euros en viajes durante el verano

Los miembros del congreso gastan sólo 400.000 euros menos que el verano pasado, con el hemiciclo funcionando a pleno rendimiento

CERODOSBÉ

BARCELONA

31/10/2016 - 17:27h

Pese a la falta de gobierno, el grifo del dinero público sigue abierto en el Congreso de los Diputados. De entre todos los gastos contabilizados durante los más de 300 días de interinidad, los diputados han podido deducir sus pagos de viajes durante el verano. Hasta 849.941 han gastado entre julio y septiembre, según los datos del Portal de Transparencia.

Estas particulares vacaciones, justificadas por la "actividad parlamentaria", se deben a la asistencia a los plenos, comisiones y otras reuniones de carácter oficial. Sólo bajo este apartado, los representantes realizaron un dispendio de 580.495 euros en billetes de avión, tren y kilometraje desde Madrid a sus ciudades de residencia.

Mientras, los diputados también han participado en hasta tres viajes internacionales durante el verano: TiflisBratislava Shanghái, los tres en el mes de julio.  

El traslado a la capital de Georgia fue para asistir a la Asamblea Parlamentaria de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) con un coste de 27.107 euros. A Eslovaquia, se viajó para formar parte de la reunión de presidentes de la Conferencia de Comités Parlamentarios para Asuntos Europeos (COSAC) y el dispendio fue de 3.692 euros. El desplazamiento a China llegó motivado por la Asamblea Parlamentaria de la OTAN y todavía está pendiente de facturación.

Si bien el coste de los viajes es de 665.417,11 euros, la suma total alcanza los 849.941 euros por culpa de los gastos de gestión, las cancelaciones y cambios y los pasajes emitidos pendientes de ser utilizados. Aun así, el gasto final es inferior a los 1,2 millones de euros que el Congreso facturó el verano de 2015. Eso sí, funcionando con total normalidad.