Veremonte cae del proyecto de BCN World

Veremonte cae del proyecto de BCN World

La promotora de Enrique Bañuelos sale del proyecto de resort turísticos que impulsó

Redacción

Barcelona

29/05/2015 - 10:37h

Vista de los terrenos de BCN World, con Port Aventura al fondo

Sacudida al proyecto de BCN World en Salou (Tarragona). Veremonte, el grupo promotor inmobiliario presidido por Enrique Bañuelos, saldrá del proyecto para construir un resort turístico con casinos en la Costa Dorada.

El impulsor inicial del complejo junto a la Generalitat se ha alejado gradualmente del mismo, informa El País. La pasada semana, el instituto catalán del suelo confirmó que los gestores de salas de juego Melco, Hard Rock y Grupo Peralada serían el puntal del proyecto

"La clave son esos tres operadores de casinos, que aportan solvencia técnica y financiera y tienen un compromiso con el proyecto", avisó Damià Calvet, director del Incasòl, el sábado.

Terrenos

La sociedad del constructor valenciano ya asestó un duro golpe al proyecto en diciembre. Aquel mes, Veremonte renunció a ejercer su derecho de compra sobre los terrenos en los que se construirá el complejo, que colindan con el parque temático Port Aventura.

Image and video hosting by TinyPic

Entonces, la Generalitat echó un capote a la promotora del constructor valenciano y selló un pacto sobre 150 hectáreas de las 500 inicialmente  señaladas para elevar el resort. Para ello, el gobierno catalán firmó un acuerdo con La Caixa de un año y medio de duración.

Dudas

De hecho, la capacidad del impulsor de completar el proyecto se había puesto en duda varias veces. El grupo ya pidió una prórroga a La Caixa en julio de 2014 para reunir los 390 millones de euros necesarios para adquirir los terrenos al banco catalán.

Así las cosas, BCN World dependerá ahora de los gestores de casinos y de la atracción de otros inversores al proyecto. Antes, no obstante, Veremonte ha conseguido que la Generalitat apruebe una rebaja de los impuestos al juego del 55% al 10%. La modificación de la ley autonómica del juego también alteró los límities para poder construir un complejo de ocio.

Ninguna de las dos medidas ha sido suficiente para retener al impulsor inicial del sustituto de Eurovegas.