Amadeus mueve sus fichas al negocio hotelero

Luis Maroto, consejero delegado de Amadeus. La tecnológica se expande al sector hotelero.

Amadeus mueve sus fichas al negocio hotelero

Amadeus diversifica sus servicios a las reservas hoteleras, un sector al que calcula un potencial de 6.000 millones de euros

Amadeus sabe que la estrategia para mantenerse como una de las tecnológicas líderes es diversificar su negocio. Mientras refuerza su presencia en el sector aeronáutico (donde tiene 270 clientes), anunció que el mercado hotelero es su apuesta más fuerte para buscar nuevos nichos de negocio.

Según detalló su consejero delegado Luis Maroto, Amadeus replicará el modelo de negocio que aplicó entre las aerolíneas entre los hoteles, pero también en el mercado de los ferrocarriles y los medios de pago.

Todos estos mercados, dijo el directivo en la junta de accionistas, tienen un potencial de mercado de 30.000 millones, de los que 11.000 millones corresponden al sector aéreo y 6.000 al hotelero.

IHG da el primer paso

InterContinental Hotel Group (IHG) se convirtió en el primer cliente de Amadeus para la creación de un sistema de reserva de huéspedes de última generación.

Además del sector aeronáutico, Amadeus quiere expandir sus servicios al mercado hotelero y ferroviario

Esta solución se ha implementado en más de 1.000 hoteles del grupo británico, y lo estará en su totalidad a comienzos del 2019. En paralelo ha desarrollado un sistema de gestión de propiedades de última generación que opera completamente en la nube.

El desafío del mercado ferroviario

En el mercado de los ferrocarriles trabaja con el gestor BeNe para la creación de una plataforma, que permitirá la oferta de servicios a los pasajeros desde el principio de su viaje hasta el final.

También ha lanzado con Deutsche Bahn una plataforma multi-proveedor, que permite a los ferrocarriles alemanes vender billetes de otros gestores ferroviarios.

Maroto consideró que la liberalización del mercado ferroviario en Europa dará más oportunidades, al impulsar la internacionalización del sector y la aparición de nuevos operadores.

No obstante, reconoció que es un sector más complicado, dado que los grandes operadores ferroviarios públicos como Renfe o Deutsche Bahn tienen equipos y medios propios para desarrollar sus sistemas internos.

Preparado ante la expansión de las aerolíneas

La compañía también continuará apostando con fuerza en las soluciones tecnológicas para aerolíneas teniendo en cuenta que las previsiones son que el tráfico aéreo mundial continúe al alza, lo que derivará en una mayor necesidad tecnológica.

En 2018, embarcaron 1.656 millones de pasajeros gracias a sus sistemas Altea y New Skies, casi un 20% más que en 2017 superando sus expectativas. "Por ello creemos que el gasto del inversión en tecnología seguirá creciendo en los próximos años", justificó Maroto.

Aumento de los ingresos

El consejero delegado de la tecnológica espera que 2018 sea un buen año para Amadeus, por lo que mantiene sus previsiones de un crecimiento de los ingresos de entre el 5 % y el 10 % y un repunte del ebitda del 10 %.

La compañía prevé inversiones de capital de entre el 12 % y el 15 % de los ingresos y una generación de caja de entre los 950 y 1.000 millones de euros.

Amadeus logró en 2017 un beneficio neto ajustado de 1.166 millones de euros, un 22,5% más que en 2016, superando por primera vez la barrera de los 1.000 millones de euros. Sus ingresos aumentaron un 8,5%, hasta los 4.853 millones de euros, a pesar del impacto negativo de los tipos de cambio.