Barceló absorbe el negocio de turismo de Serhs

Ávoris sigue creciendo a golpe de talonario.

Barceló absorbe el negocio de turismo de Serhs

Ávoris incorpora el negocio de turismo receptivo de Serhs, lo que le permite expandir sus operaciones con turoperadores del centro y este de Europa

Ávoris sigue creciendo a golpe de talonario. La nueva incorporación a su cartera es la llegada de Serhs Tourism, el negocio de intermediación turística del grupo catalán homónimo; operación en la que se incluye a la agencia mayorista Rhodasol.

La filial de viajes del grupo Barceló absorbe el 100% de esta agencia de turismo receptivo, proveedora de servicios de viaje tales como alojamiento, servicios de handling, transfers, excursiones y tours.

Estos servicios se ofrecen tanto para clientes nacionales como internacionales, entre los que se encuentran turoperadores, plataformas online y agencias de viaje, a los principales destinos turísticos españoles.

Serhs se concentra en otros sectores

Con esta venta, el grupo Serhs puede continuar con su plan estratégico, “basado en la concentración de sus actividades clave”, indicó.

En cuanto a Ávoris, suma una estructura de contratación vacacional con los cerca de 5.000 hoteles que posee Serhs.

Expansión de Ávoris

La incorporación de este producto será clave para los canales de venta de Ávoris tanto en España como en Portugal, “además de suponer una importante cartera de turoperadores europeos sobre todo en los países del centro de Europa, del este, nórdicos y Rusia, donde Serhs constituye un actor importante del sector”, indicó el grupo catalán en un comunicado.

Serhs conserva la marca

La marca Serhs se mantendrá aunque ahora pertenezca al universo del Grupo Barceló. Es la misma estrategia que hace el grupo balear con la adquisición de nuevas empresas, como los turoperadores Catai y Special Tours o el receptivo Turavia.

Esta semana Globalia había dicho que no piensa fusionar sus filiales Halcón Viajes y Ecuador Viajes con el Grupo Barceló, pero ya en noviembre la empresa de los Hidalgo había vendido a Ávoris su red de agencias desplegadas en Portugal y la mayorista Latitudes.