El cambio climático fastidia el negocio de Thomas Cook

El cambio climático impulsa a miles de británicos a veranear en su país.

El cambio climático fastidia el negocio de Thomas Cook

La ola de calor frena las reservas de turistas británicos a España, Turquía y Egipto

El clima puede ser un aliado o el peor enemigo para el turismo. Thomas Cook siempre exprimió las bondades del tiempo en España y el resto del Mediterráneo, un bálsamo para los miles de británicos que contratan sus servicios para alejarse de las lluvias, el viento y el frío que azota a las islas en buena parte del año.

Pero el cambio climático puede jugar una mala pasada una temporada, y es una alerta para el futuro. El turoperador reconoció que la ola de calor de las últimas semanas está frenando las reservas a España, Túnez, Turquía y Egipto, tradicionales mecas del turismo británico.

En la presentación de resultados trimestrales, el consejero delegado Peter Fankhauser reconoció que los beneficios anuales serán menores a los esperados, en torno a los 363 millones de euros. No será el desastre que vaticinaban los analistas financieros, pero serán más bajos de lo que esperaba la compañía, analiza Skift.

El golpe de calor en Thomas Cook

El directivo admitió que las reservas han sufrido el impacto “del excepcional clima cálido de los últimos meses en Europa”.

La razón es muy simple: ¿para qué viajar al Mediterráneo si en Londres la temperatura llegará a los 30 grados?, dijo

Los turoperadores británicos entran en una guerra de precios para compensar las plazas sin vender en el Mediterráneo

La caída en las reservas preocupa a Thomas Cook y a otros importantes turoperadores, que se encuentran con un parque de habitaciones sin reservar en los destinos turísticos y que deriva una guerra de precios para no caer en pérdidas.

España es un bocado más duro

“Esta presión en el mercado afecta nuestros márgenes de rendimiento”, apunta Fankhauser. Además, por lo que dice, el mercado español no termina de dar las satisfacciones esperadas.

El consejero delegado de Thomas Cook precisó que en España se desató una campaña agresiva de precios por parte de la competencia, que se suma a un aumento de las tarifas por parte de los hoteleros. O sea que Baleares y Canarias no aportan el margen de ganancias que el turoperador espera.

Además el crecimiento de Egipto y Turquía, que es visto con temor por los hoteleros españoles, no termina de aportar los beneficios esperados para compensar los exiguos resultados en España.

Por otra parte, Fankhauser negó que Thomas Cook tenga planes de vender su aerolínea. The Sunday Times había deslizado que la compañía de viajes pensaba desprenderse de su empresa aeronáutica para pagar sus abultadas deudas, pero el CEO dijo que sólo aceptarían aquellos negocios que les servirían para mejorar a su grupo turístico.