Expedia lanza descuentos agresivos

Expedia se suma a la tendencia de descuentos sorpresa en hoteles.

Expedia lanza descuentos agresivos

Expedia ofrece descuentos superiores al 40% a los clientes que reserven hoteles o alquilen coches dentro de su plataforma

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

14/06/2018 - 15:55h

Expedia está decidido a atrapar a sus clientes aunque sea a golpe de descuentos. La plataforma de reservas online ofrece tarifas de hasta un 43% más baratas para los viajeros que reserven un hotel en los portales del grupo, tras haber contratado un vuelo.

El gran problema de Expedia, así como de las grandes agencias de viajes de internet, es la dispersión de sus clientes: casi todos los viajeros buscan dónde se encuentra el precio más bajo por un hotel o un vuelo, y salta de plataforma en plataforma para dar con las mejores tarifas.

Según Expedia, el 46% de los usuarios en EEUU prefieren reservar hoteles y vuelos por separado. Los viajeros huyen de los paquetes porque creen que las compras individuales les pueden traer más beneficios, cuando en términos económicos suele ser al revés.

Armar paquetes a medida

Como Expedia no puede evitar que sus potenciales clientes busquen mejores ofertas en otras plataformas, ofrece descuentos que superan el 40% para evitar que reserven en otro sitio.

Con descuentos del 43% Expedia busca evitar la dispersión de sus clientes al buscar precios en otras plataformas

Cuando un usuario reserva un vuelo, entra en el sistema Expedia Add-On Advantage, que permite armar un paquete a medida, y que se puede organizar en cualquier momento antes de la partida del avión. El descuento queda bloqueado, como una recompensa por la fidelidad del cliente por quedarse en el entorno de la central de reservas.

“Queremos aliviar al cliente la carga de tener que comparar precios, ubicaciones y amenities de los hoteles, además de analizar las opiniones de otros huéspedes”, dijo Aaron Price, vicepresidente del grupo Expedia a Travel Weekly.

Las alternativas para los independientes

Expedia sabe que por más búsquedas que se hagan, el cliente se decide más por cansancio que por un rastreo efectivo de los precios.

La carta que juega es que muchas tarifas bajas no permiten realizar cambios. Si un viajero quiere sacar el máximo partido a sus ahorros debería tener un alerta para cuando los billetes de avión sean más baratos y luego comprobar que haya disponibilidad en los hoteles del destino y reservar tarifas que permitan cancelaciones. Y no siempre le sale más barato.