La generación Z ya decide el gasto turístico de las familias

Los jóvenes de la generación Z marcan ya las estrategias de las empresas del sector turístico. Fotografía: Elijah O'Donell, Unsplash.

La generación Z ya decide el gasto turístico de las familias

Mientras la industria se vuelca en conquistar a los milenials, los jóvenes de la generación Z ya ostentan la decisión de gasto

Frente al concepto de ‘adults only’, el turismo familiar cobra importancia para hoteles y agencias que, lejos de ignorar este segmento, ponen el foco en los jóvenes. Los adolescentes de la generación Z están en el centro de las decisiones familiares respecto a los viajes y entrañan un mercado de más de 500.000 millones de dólares, según datos de la organización Family Travel Association.

La generación milenial está a punto de pasar a la historia, superada por la generación Z. Los jóvenes nacidos entre 1994 y 2010 supondrán el 32% de una población mundial de 7.700 millones de personas en 2019, según los datos de la ONU, medio punto más que el grupo generacional anterior.

Con respecto a la industria turística, los jóvenes de la generación Z, nativos digitales, ya protagonizan las decisiones de compra en el ámbito de las familias participando actívamente en proceso de inspiración y decisión

Los jóvenes deciden los viajes familiares

Con respecto a la industria turística, estos jóvenes, nativos digitales, ya protagonizan decisiones de compra, especialmente en el ámbito de los viajes familiares. Y no se trata solo de buscar un destino en el que los más pequeños disfruten, sino que estos jóvenes participan activamente en el proceso de inspiración y decisión.

La agencia de viajes de lujo TCS World Travel ha puesto en marcha un panel asesor integrado por ocho adolescentes para diseñar viajes personalizados para familias con hijos

La estrategia de las agencias más aventajadas pasa por tomar en cuenta sus preferencias. En los Estados Unidos, TCS World Travel, reconocido por organizar exclusivos viajes en jet privado que cuestan más de 73.000 euros por persona, ha diseñado un panel asesor para adolescentes, el primero en la industria.

Se compone de ocho niños de entre 14 y 17 años que han visitado un mínimo de 15 países y cuatro continentes (incluida Norteamérica, donde se encuentran la mayoría de ellos).

Los jóvenes actúan como consultores de TCS y crean pautas para viajar con adolescentes mientras tratan de desacreditar los mitos comúnmente aceptados y fomentar mejores vacaciones familiares.

Viajes multigeneracionales al alza

Según la asesora de viajes de la división Luxury Custom Travel de TCS Elisabeth Nelson, en la agencia cada vez más atienden a menores que, si bien no son quienes finalmente contratan el viaje, sí están en el origen de la etapa de inspiración y decisión.  

En Sustriak Natura, en el País Vasco, los niños aprenden a deslizarse en tirolina. / Foto: Sustriak Natura
Los adolescentes no solo quieren wifi, fiestas y fotos para instagram en sus viajes.

En los últimos cinco años los viajes multigeneracionales se han disparado hasta representar el 50% de los viajes a la carta de TCS, y el sector continúa creciendo. Comprender sus preferencias es un objetivo prioritario para la compañía.

"La mayoría de las personas asume que todos los adolescentes quieren wifi, fiestas y una buena foto de Instagram", dice Anna, miembro del panel asesor de TCS, en declaraciones a Bloomberg.

“Pero eso es un gran error”, añade esta chica de 14 años de Texas, que ha vivido en Perú, Indonesia, Chile y México. "La mayoría de nosotros simplemente quiere aprender sobre las culturas y tradiciones de los países".

Cómo seducir a la generación Z

El dominio de las redes sociales de los adolescentes les proporciona una ventaja natural en la planificación de los viajes. Así, según la presidenta de TCS World Travel, Shelley Cline, según su propia experiencia viajando con su hija de 17 años, “son buenos para encontrar lo nuevo o la próxima tendencia”.

Los niños no consideran el turismo tradicional tan aburrido como cabría esperar. Así, un museo que cuente con personal especializado en visitas que invitan a interactuar funciona especialmente bien con los adolescentes

Además de encontrar lugares que les interesen, escuchar sus voces también facilitará que se integren en el viaje, pues sentirán que sus voces se escuchan y se les toma en serio, como a adultos, recomienda Cline.

Los expertos también aconsejan dejar a los jóvenes su propio espacio mientras se viaja y, en lugar de sobreprotegerlos, dejar que investiguen por su cuenta. Así, Kathy Sudeikis, experta en viajes de Acendas Travel, sugiere “dejar perderse a los adolescentes” ofreciéndoles siempre una tarjeta del hotel que pueda usar para regresar.

Otra buena noticia para los adultos: los niños no consideran el turismo tradicional tan aburrido como cabría esperar. "A veces la gente olvida que los adolescentes disfrutan de las mismas cosas que los adultos", dice Trent, otro de los chicos en el panel.

De hecho, los museos funcionan especialmente bien cuando cuentan con personal que se especializa en giras para adolescentes o que ofrecen visitas que invitan a interactuar, servicios que cada vez son más comunes.

Experiencias activas

Aún tienen más aceptación entre los jóvenes las experiencias activas. Entre las actividades más memorables para la consejera Josie se cuentan dormir una noche en un iceberg en la Antártida y nadar con tiburones en Bora Bora, en la Polinesia Francesa. Otros recordaron paseos en catamarán en Tailandia y avistamiento de orangutanes en Borneo.

Avistamiento de ballenas y delfines en el estrecho de Gibraltar, Tarifa. Foto: Carine Zimmermann/Wikicommons
Incluir experiencias de turismo activo es una garantía de éxito en los viajes con jóvenes.

Además, la flexibilidad y la espontaneidad en la organización del viaje son otros de los puntos fuertes. "Los jóvenes quieren moverse rápido y exprimir mucho los días", dice Sudeikis. "No entender su ritmo es una trampa muy común".

Así, ampliar la jornada más allá de la cena es otra de las claves para tener a los adolescentes contentos. "No queremos sentarnos en una habitación con nuestros teléfonos, queremos explorar la zona", dice Sierra, un joven de 15 años de Washington cuyo pasaporte incluye sellos de 42 países. Visitas nocturnas o locales de música en directo pueden ser buenos planes para los jóvenes.

La Generación Z es el futuro

TCS no es la única compañía que ya piensa más en la generación Z que en los milenials. La compañía de cruceros Holland America ofrece una programación a bordo y excursiones orientada a los adolescentes.

Thompson Family Adventures, de Watertown, Massachusetts, también atiende a jóvenes trotamundos con itinerarios diseñados específicamente para permitir que "los adolescentes compartan una aventura con sus padres". En Costa Rica, por ejemplo, los programas combinan la concienciación medioambiental con actividades de descarga de adrenalina como el rafting en aguas rápidas y el barranquismo.