Globalia se quita del medio a un directivo condenado

Globalia se quita del medio a un directivo condenado

El grupo turístico de los Hidalgo rescinde la relación laboral con el anterior responsable de compras, Miguel Ángel Ferrero, y todo su equipo

Miguel Ángel Ferrero ya no forma parte de la plantilla de Globalia, el grupo empresarial controlado por la familia Hidalgo. El contrato del hasta ahora director de compras de la compañía turística –que ha sido condenado a más de tres años de prisión por manipular órdenes de compra mientras trabajó para Asian Pioneer-- fue rescindido por la empresa el pasado julio. Con él, los Hidalgo han prescindido de todo su equipo de colaboradores.

Los delitos de estafa y apropiación indebida fueron detectados cuando trabajó para su anterior empresa en 2009, según la sentencia del juzgado de lo penal número 18 de Madrid.

Ruedan más cabezas

Después de intensos debates en el seno de Globalia respecto a la continuidad del directivo, muy cuestionado tras conocerse sus actividades delictivas, la compañía mallorquina ha invitado a tomar la puerta a su empleado. Cuando 02B desveló la información, la cúpula directiva del grupo mantenía serias dudas sobre el futuro del directivo.

Ferrero mantenía a cinco personas a su cargo. La “pérdida de confianza” de la empresa para que continúe al frente del departamento de compras ha provocado que no sólo el controvertido ejecutivo, sino todos sus colaboradores directos, se hayan visto obligados a abandonar el servicio de compras a bordo y comercio exterior.

Motivos de la acusación


Ferrero falsificó una orden de compra de Vueling --una de las aerolíneas que era cliente de Asian Pioneer-- hace tres años con la intención, según la juez María Nieves Bayo, de cobrar la comisión de este tipo de negocios, que sí logró, aunque sólo de manera parcial.

Sin embargo, el empleado se defendió durante la vista con la jueza de las acusaciones. Alegó que los argumentos eran “falsos” y que sus antiguos empleadores de Asian Pioneer habían orquestado esta maniobra para desacreditarle profesionalmente.

Relató que de este modo, la compañía --que se dedica a respaldar a las aerolíneas mediante la externalización de servicios a bordo-- lograría que le despidieran de Globalia, propietaria de Air Europa, para recuperarla como cliente.

La magistrada optó, no obstante, por condenar a Ferrero. El grupo turístico mallorquín rescindió los contratos con Asian Pioneer al fichar a Ferrero como director de compras, explican fuentes del sector conocedoras de los hechos.