Hacienda obliga a Globalia a pagar 17 millones por el IVA

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, en una imagen de archivo. | EFE

Hacienda obliga a Globalia a pagar 17 millones por el IVA

Una inspección en Travelplan e Iberotours revela que el grupo Globalia debe pagar 16,8 millones por las declaraciones del IVA

Los beneficios netos que el grupo Globalia había conseguido en 2017 se evaporarán de las manos de la familia Hidalgo. Una inspección de Hacienda obliga al conglomerado empresarial a pagar 16,8 millones por irregularidades en el IVA de los años 2012 a 2015.

En concreto, en febrero de 2016 la Agencia Tributaria inició una investigación en los libros de Globalia Travel Club Spain (comercialmente conocida como Travelplan) e Iberotours para dilucidar cómo fue la rendición del pago del IVA en esos años.

Según precisa lainformacion.com, el año pasado terminó la investigación y su resultado quedó transcripto en la memoria del grupo turístico presentada en el Registro Mercantil, en la que se indica que firmaron un acuerdo de pago por 16,8 millones de euros.

Este monto supera por poco a los beneficios obtenidos en el último ejercicio fiscal, que fue de 16,5 millones de euros, impulsado por el crecimiento de Air Europa y de Be Live Hotels.

Cuatro inspecciones en siete años

No es la primera vez que las investigaciones de los inspectores de la Agencia Tributaria impactan en la salud financiera del grupo presidido por Juan José Hidalgo. Esta es la cuarta inspección de los hombres y mujeres de Hacienda en sus empresas, que implicaron el compromiso de pagar 50 millones de euros entre liquidaciones, sanciones e intereses por demoras.

El pago por el IVA atrasado supera a los beneficios alcanzados por Globalia en 2017

En varias ocasiones los abogados de Globalia recurrieron a los tribunales para ganar oxígeno frente a la presión impositiva. Por ejemplo, cita el medio, un pago de 17 millones de euros ejecutado contra Travelplan fue recurrido en la Audiencia Nacional.

Ganar tiempo frente a la Justicia

El argumento de los letrados era que el grupo turístico no podía hacer frente a los elevados pagos, que llegaban hasta los 59 millones de euros.

De ese monto, Globalia pudo pagar 10,3 millones y demorar el resto, pero el tribunal señalo que las reservas de 127 millones funcionaban como garantía de que tarde o temprano tendrían que afrontar los compromisos fiscales.

La Justicia no dejó pasar por alto de que Globalia había distribuido dividendos en 2014 y 2015, pero ya no lo pudo hacer en los ejercicios 2016 y 2017. El superávit del año pasado se había logrado tras un déficit de 17,3 millones registrado el año anterior, sobre todo por el impacto financiero de la crisis de Venezuela en las empresas del grupo.