Los hoteles españoles rechazan a los turistas de Natalie Tours

Natalie Tours era el tercer emisor de viajeros rusos a España.

Los hoteles españoles rechazan a los turistas de Natalie Tours

Natalie Tours, el tercer operador de Rusia, cancela las reservas en los hoteles españoles y otros destinos del mundo

El mayorista de viajes ruso Natalie Tours está en la UCI. El turoperador anuló sus reservas en España y otros países ante la negativa de los hoteles a alojar a sus pasajeros, que temen una inminente caída por la falta de liquidez de la empresa.

Según precisó el director y cofundador Vladímir Vorobiov a medios rusos, la empresa impide volar a los clientes que habían comprado paquetes “porque no controlamos la situación con los socios”. O sea, no pueden garantizar que tengan dónde dormir al llegar a destino.

Rechazos en España y el resto del mundo

En los últimos dos días diversos hoteles rechazaron alojar a los turistas que habían contratado el alojamiento por medio de Natalie Tours, confirmó Maya Lomidze, presidenta de la Asociación de Turoperadores de Rusia (ATR).

Además de los hoteleros españoles, la situación se expande entre los establecimientos de Turquía, Emiratos Árabes, Chipre y Cuba.

Primeros síntomas de la crisis

Los primeros vendavales de la tormenta de Natalie Tours llegaron el viernes 29 de junio, cuando la empresa canceló todos sus vuelos chárter a Barcelona, Rimini, Catania, Nápoles, Antalia y Heraklion, bajo el argumento de que no eran rentables.

Hasta hace tres años Natalie Tours era el principal emisor de turistas rusos a España

Casi al instante, el fundador Vorobiov avisó por las redes sociales que cancelaba el acuerdo comercial con su socio español W2Meet, y que anulaba las reservas a este país.

Como suele suceder en estos casos, los directivos pidieron “paciencia” a sus agencias asociadas y prometieron a los clientes de que los recolocarán con otros operadores o les reintegrarán el dinero.

La caída de un gigante

Natalie Tours era, hasta el 2017, el tercer operador ruso en volumen de turistas que aportaban a España. El año pasado gestionó 16.099 visados, sólo superado por Anex Tour, con 38.278 permisos y Biblio Globus con 16.876.

Inclusive llegó a ser la empresa líder en turismo ruso en España, pero en los últimos tres años no pudo superar los problemas derivados de la crisis de 2014, originada por el desplome del rublo y del petróleo, sumados a las sanciones de Occidente contra Rusia.

En su país también ha perdido su posición entre los diez operadores más importantes del mercado local. “Es que debe mucho dinero a sus socios”, describió Lomidze.

El turismo ruso sigue activo

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, en el 2017 1,14 millones de turistas llegaron desde Rusia, lo que representa un crecimiento el 14,1%. 

Uno de los atractivos de los visitantes rusos es que son uno de los que más gastan por estadía: 1.608 euros por persona, con una estadía media de 10,7 noches, entre las más altas de los que llegan a España.