México presenta a su aliado para convencer al español adinerado

Los Cabos es uno de los destinos que México ofrece al turismo de lujo. CDB/CEDIDA

México presenta a su aliado para convencer al español adinerado

México ficha en España a Southern Cross: uno de los tour operadores más reputados dentro del viaje del lujo y experiencial

Ismael García Villarejo

Madrid

16/03/2018 - 04:55h

México tiene nuevo aliado en España para potenciar su turismo. No en vano, los datos desmontan los mitos de la industria y en España hay mucho por hacer: el mayor mercado emisor en Europa es el Reino Unido.

Lo confirma a Cerodosbé la embajadora del país en España, Roberta Lajaus. A pesar de la sintonía cultural, los vínculos económicos, y de la amplia oferta de vuelos directos, apenas 300.000 españoles cruzan el Atlántico para visitar destinos mexicanos sobre 38 millones de turistas que acuden allí al año.

“El viajero español piensa en México como un destino de sol y playa y, por tanto, competimos con la propia España: Baleares, Canarias y la costa del Mediterráneo”. Es más, “cuando viaja se concentra en Cancún y la Riviera Maya: es hora de plantear alternativas”, explica la diplomática, y buscar nuevos clientes.

La nueva oferta que México plantea al español adinerado está diseñada a partir de Ciudad de México

México intenta convencer a turistas sensibles a las “alternativas” que aflora Lajaus. Para esta misión, contará con la ayuda en España de Southern Cross. El tour operador es uno de los agentes más reputados dentro del segmento del viaje de lujo y personalizado.

La nueva oferta que México plantea al español adinerado está diseñada a partir de Ciudad de México. “La concurrencia de asientos en business class es más elevada que hacia otros aeropuertos como Cancún”, destaca la embajadora. Desde la capital parten las extensiones hacia diferentes puntos del país.

Los precios base parten de los 2.440 euros por persona y remontan con facilidad hasta los 6.000

Puebla, Tepoztlán, Cuernavaca, Taxco, San Miguel de Allende, Guajanato, Los Cabos… las combinaciones son múltiples bajo cuatro intereses principales: cultura, arqueología, naturaleza y playas alternativas. Los precios base parten de los 2.440 euros por persona y remontan con facilidad hasta los 6.000.

“La apuesta por la diversificación ha sido intensa desde siempre, pero ha sido mucho más fácil para México lograr éxitos en este campo con los Estados Unidos”. “Hoy hay vuelos directos desde España y el resto de Europa que nos hacen muy competitivos y los problemas de seguridad en el Mediterráneo son una oportunidad”.

“Nos damos cuenta de que estamos perdiendo potencial como destino ante determinados viajeros”

El Caribe se beneficia de la inestabilidad en la cuenca sur mediterránea y México forma parte de ese mercado. El país está en condiciones de aprovechar la oportunidad.

“Estamos muy encasillados en el sol y playa, sobre todo en el Caribe”, apunta la directora para España y Oriente Medio del Consejo de Promoción Turística de México, Mireya Gil. “Nos damos cuenta de que estamos perdiendo potencial como destino ante determinados viajeros”. “El país lo tiene todo para satisfacer a clientes de primer nivel”.

“Me encantaría que mucha gente que suele ir al sudeste asiático dé una oportunidad a México”

“La alianza con Southern Cross es un foco de oportunidad”. “Cumplimos con lo más importante, que es tener un producto claro, que permita conocerlo todo antes de subir al avión: desde las distancias hasta los hoteles”, remarca Gil. “En México hay estancias de primerísima línea por todo el país”, sostiene el director general de Southern Cross, Ernesto García.

El tour operador ha activado una campaña de promoción extra para “desviar” viajeros de otros destinos mundiales. “Me encantaría que mucha gente que suele ir al sudeste asiático dé una oportunidad a México: ¿Por qué no ofrecerles una alternativa en un país que prácticamente es un continente en sí mismo. De punta a punta es como viajar de Madrid a Moscú”.

Ernesto García, de Southern Cross, y Mireya Gil, de  Turismo de México. CDB

Deberes pendientes

México admite que hay asignaturas pendientes para atraer al español adinerado. Entre ellas la percepción de seguridad. “La mismas ventajas que nos da ser un país tan grande genera desventajas”. “Muchas de las noticias que llegan a España alimentan el miedo”, reconoce Gil. El Consejo de Promoción Turística del país considera que el problema es de comunicación.

“Estamos haciendo un esfuerzo importante para que el turista se sienta seguro, pero tenemos que trabajar en comunicación para ser más específicos sobre los problemas que tiene México, que son los mismos que afectan a otros grandes países”. “En las zonas turísticas la sensación es la opuesta: ser percibe la hospitalidad”.