La tarjeta de Airbnb que permite evadir impuestos

Tarjeta de crédito de Payonner para acreditar los pagos a los anfitriones de Airbnb.

La tarjeta de Airbnb que permite evadir impuestos

Airbnb otorga a los anfitriones franceses una tarjeta de crédito recargable emitida en Gibraltar, que les permite compensar los pagos sin pasar por el fisco

Juan Pedro Chuet-Missé

01/12/2017 - 14:30h

La filial francesa de Airbnb entrega tarjetas de crédito recargables a los anfitriones adheridos a la plataforma para transferir los pagos por el alquiler de sus propiedades. El problema es que esta tarjeta es emitida en Gibraltar por la empresa Payoneer, y su uso queda fuera del radar de las autoridades fiscales. Según una investigación de Radio France, esta tarjeta prepaga permite a su titular usarla dentro del límite del monto acreditado por Airbnb. La plataforma firmó un acuerdo en 2014 con la entidad de crédito para emitir estas tarjetas, y además consiguió la autorización del gobierno gibraltareño para operar con dinero electrónico, lo que le permite emitir medios de pago en toda la Unión Europea.

El 90% de los anfitriones franceses suscriptos por Airbnb prefiere cobrar las estadías por medio de transferencias bancarias, pero el restante 10% recurre a esta tarjeta, que presenta el color corporativo y el logotipo de la plataforma en su parte frontal.

Este plástico permite realizar transacciones de dinero al exterior a tarifas mucho más bajas que las internacionales, “una solución apreciada por los propietarios que alquilan un apartamento en Francia y viven en el extranjero”, indica la investigación.

El usuario de la tarjeta Payoneer de Airbnb puede usar su crédito para realizar compras o retirar el efectivo desde cajeros

Las ventajas para los anfitriones

En el caso de que el suscriptor sea un ciudadano francés, el interés es otro: “escapar de los impuestos que teóricamente debe pagar por sus ganancias”, afirma el medio francés. Como no son cuentas bancarias en el sentido clásico, escapan a los controles fiscales que Gibraltar firmó con Francia, dijo a Radio France Eric Vernier, experto en paraísos fiscales.

Para recuperar el dinero de las estadías, los anfitriones tienen dos opciones: usar la tarjeta para compras como si fueran turistas, o extraer el efectivo de cajeros automáticos.

Rechazo de Airbnb

Precisamente, la entidad de crédito Payoneer cuenta con cuatro millones de clientes en el mundo, “y es utilizado por un gran número de empresas, plataformas y compañías de Internet en todo el mundo”, puntualizan en Airbnb Francia. Y este no es el único país en que la plataforma gestiona los pagos, también lo hace en otras naciones como Argentina.

Airbnb deja en manos de los anfitriones el cumplimiento de las obligaciones fiscales, “al recordarles que tienen que seguir las leyes locales, incluidas las fiscales”. Además, indicaron en la delegación francesa, remite al cierre de cada ejercicio fiscal un resumen de las operaciones para que lo presenten al fisco de cada país.

Jean Bernard Falco, presidente de Ahtop –asociación de profesionales de turismo que ha elevado varias protestas contra Airbnb- recordó que la plataforma “eligió una compañía con sede en Gibraltar para permitir a los arrendatarios franceses obtener ingresos escapando de los radares franceses”.

Varios eurodiputados elevaron en el Parlamento comunitario una propuesta para obligar a Airbnb y otras plataformas a que informen automáticamente los ingresos de los inquilinos a las autoridades fiscales de cada país. Pero tras varias negociaciones, el plazo para que se aplique la medida se postergaría hasta 2020, y nada parece asegurar que se vaya a sancionar.