Thomas Cook tropieza en España (y mira con cariño a Turquía)

Thomas Cook vuelve a presentar pérdidas en el semestre, pero menores a los del ejercicio pasado.

Thomas Cook tropieza en España (y mira con cariño a Turquía)

El turoperador Thomas Cook pierde 255 millones de euros en su último semestre por el crecimiento de los costes en España

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

18/05/2018 - 13:33h

Thomas Cook perdió 257,7 millones de euros en el último semestre fiscal, aunque sus ingresos aumentaron el 5,3%, y totalizaron 3.227 millones de euros. Entre las razones por haber alcanzado estos números es la reducción de los márgenes de negocio en España, sobre todo en Canarias, lo que lleva al turoperadora a desviar clientes a sitios como Turquía.

Aunque el grupo volvió a presentar pérdidas, el déficit fue un 7,9% menor a los números rojos que tuvo en el ejercicio anterior, que fueron de 317,3 millones de euros.

España golpea los resultados

El consejero delegado Peter Fankhauser reconoció que Thomas Cook sufre una reducción de los márgenes del negocio por la devaluación de la libra esterlina y el aumento de los precios de las estancias.

Thomas Cook logra mejores márgenes de negocio en sus operaciones en Turquía y otros países del Mediterráneo Oriental

En términos concretos, el directivo detalló que las operaciones en Canarias –el principal mercado receptor para el invierno- tuvieron menores beneficios por un aumento de los costes y por la mayor competencia de otros destinos.

Desvío a Turquía

Mientras que los destinos de sol y playa españoles fastidian los resultados de Thomas Cook, el turoperador mira con cariño al Mediterráneo Oriental, región donde sus mejores márgenes de negocio –junto con el aumento de las ventas por internet- “ayudaron a mitigar el impacto” de los resultados negativos.

Para mejorar sus números, el grupo turístico anunció que redirigirá a sus clientes a los destinos emergentes, sobre todo Turquía, Egipto y Grecia. También Croacia, Italia y Túnez son otros nichos de negocio –aunque minoritarios- que Thomas Cook piensa sacar partido en desmedro de los destinos mediterráneos españoles.

Apertura en Ibiza

Pero estos anuncios no significan que abandonará a España de un día para el otro. El lanzamiento de su fondo de inversión hotelera con LMEY en marzo permitirá al touroperador británico acelerar el crecimiento de su cartera de hoteles de marca propia, con tres nuevos proyectos, además de la primera Casa Cook en España, en Ibiza, que presenta una versión más competitiva en precio.