Airbnb busca cinco voluntarios para explorar la Antártida

Un mes en la Antártida te cambiará la vida. Foto: Airbnb.

Airbnb busca cinco voluntarios para explorar la Antártida

La plataforma selecciona a cinco personas para formar parte de una misión científica en el continente helado

Mar Nuevo

Madrid

24/09/2019 - 12:09h

La Antártida, antes el fin del mundo, un destino reservado a científicos y exploradores pero que ahora, también, Airbnb pone a disposición de cualquier viajero. Solo hace falta tener espíritu aventurero, pasión por el medioambiente y muchas ganas de dar el salto al continente helado (y lograr ser uno de los cinco seleccionados).

La iniciativa, que lleva por nombre ‘Un tiempo sabático en la Antártida’, está organizada por la plataforma de intercambio de casas junto a Ocean Conservancy.

[Para leer más: El crucero que te lleva al fin del mundo]

Se llevará a cabo en noviembre y diciembre y promete convertirse en una “misión de investigación científica sin precedentes”, en la que los voluntarios acompañarán a la científica Kirstie Jones-William en un viaje al destino más remoto de la Tierra.

La científica Kirstie Jones-William liderará esta misión de investigación sobre microplásticos en la Antártida 

Un tiempo para ayudar al planeta

Los cinco voluntarios que sean seleccionados, y a los que no se exige ninguna titulación o preparación concretas, recogerán muestras de nieve y estudiarán en qué medida los microplásticos se han abierto camino hasta el interior de la Antártida.

Airbnb Antarctic Sabbatical. Foto: Airbnb.
La experiencia se ha llamado Un tiempo sabático en la Antártida. Foto: Airbnb.

El objetivo del programa pasa por concienciar a la población sobre el impacto del ser humano en el clima en uno de los ecosistemas menos estudiados y más aislados del mundo con la finalidad última de entender mejor cómo podemos proteger la Antártida y el planeta.

 “La mayoría de la gente piensa que la Antártida es un continente aislado e impoluto, pero los hallazgos recientes demuestran que incluso las zonas más remotas se ven afectadas por la contaminación plástica”, apunta la científica Jones-Williams.

Los científicos consideran que hasta las zonas más remotas e inaccesibles del planeta se ven ya afectadas por la contaminación de microplásticos

Un mes en la Antártida

La expedición tendrá un mes de duración -de noviembre a diciembre de 2019- y, según sus promotores, “no va a ser fácil: un gran rigor científico en unas condiciones invernales muy duras”.

Por eso, señalan, buscan personas “a quienes les apasione lo que hacen, que se sientan ciudadanas del mundo y a quienes les entusiasme la idea de unirse a este equipo y regresar con nuevos hallazgos que compartir con el resto del planeta”.

Los voluntarios seleccionados -la inscripción se hace a través de su plataforma- asistirán a una formación intensiva en Punta Arenas (Chile) donde se prepararán con cursos de glaciología y muestreo de campo, así como de tareas de laboratorio y prácticas con el equipamiento.

Airbnb Antarctic Sabbatical. Foto: Airbnb.
La expedición se desarrollará en Chile y la Antártida. Foto: Airbnb.

Después, volarán a la Antártida donde aterrizarán en una pista natural de hielo azul ubicada en lo más profundo del continente, donde se iniciará la investigación.

En qué consiste la investigación

Entre sus labores está la recogida de muestras de nieve del interior de la Antártida que se estudiarán en busca de microfibras extrañas para determinar hasta qué punto los desechos y la contaminación viajan por todo el planeta.

Tendrán además la oportunidad de visitar el Polo Sur, donde podrán dar la vuelta al mundo con solo unos pasos.

También podrán explorar la belleza de lugares emblemáticos de la Antártida, como Drake Icefall, Charles Peak Windscoop y Elephant's Head, para descubrir la geografía del continente.

Además de las labores de investigación, los miembros de la expedición recorrerán algunos de los lugares emblemáticos de la Antártida como el Polo Sur, Drake Icefall, Charles Peak Windscoop y Elephant's Head

Posteriormente, regresarán a Chile, donde continuarán estudiando sus hallazgos y colaborando con Ocean Conservancy para promover la protección de los océanos y hacer recomendaciones a la comunidad de Airbnb y otros colectivos para ayudar a minimizar la huella plástica global, sirviendo así de apoyo a la misión de Ocean Conservancy.

Airbnb busca voluntarios para ir a la Antártida. Foto: Airbnb.

[Para leer más: ¿Se puede viajar sin dañar el planeta?]

Viajes más sostenibles

La iniciativa se enmarca en un programa de Airbnb que ya desarrolló un proyecto de regeneración urbana en la localidad de Grottole, al sur de Italia, e incluye también una evaluación para medir y comprender el impacto ambiental de su actividad y averiguar qué puede hacer para reducir su huella en adelante, en línea con su objetivo de convertirse en "líder de los viajes sostenibles”, apunta la plataforma.

Según sus datos, un 64% de huéspedes eligió Airbnb en 2018 porque valora que sea una opción de viaje sostenible desde el punto de vista medioambiental, que aprovecha al máximo el espacio disponible en las viviendas.

El 88% de sus anfitriones de todo el mundo, además, “lleva a cabo prácticas respetuosas con el medioambiente en sus alojamientos, como el uso de productos de limpieza ecológicos, el reciclaje, el fomento del transporte público y la instalación de paneles solares”.

Y otro dato: las experiencias sostenibles y respetuosas con el medioambiente se dispararon en 2018 un 196% con respecto al año anterior.