El art decó resucita con fuerza en su primer centenario

El Paradiso Ibiza Art Hotel propone un viaje al glamour del art decó. Foto: Paradiso Ibiza.

El art decó resucita con fuerza en su primer centenario

El estilo de arquitectura creado en Francia hace un siglo pero de gran influencia en EEUU vuelve de la mano de estos proyectos fascinantes

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

11/06/2019 - 18:55h

El art decó cumplirá un siglo de vida en el 2020, y para celebrarlo varios edificios abrirán sus puertas bajo los elegantes patrones de este estilo nacido en Francia, para certificar que sus líneas curvas y colores pastel siguen más vivos que nunca.

Art decó proviene de la abreviatura de arts decoratifs, presentada en la Exposición Internacional de Artes Decorativas e Industriales Modernas de París, donde además de plasmar sus líneas en la moda, la pintura, el diseño gráfico y fabril, se hizo famoso en el  mundo entero por su influencia en la arquitectura.

[Para leer más: Seis maravillas de la arquitectura que verán la luz en 2019]

Desde edificios emblemáticos como el Chrysler o el Empire State a calles enteras como la avenida Collins en Miami Beach, al art decó se lo identifica por sus formas geométricas, sus tipografías modernas y sus colores suaves.

Ibiza, punto de partida

Entre los nuevos proyectos que revindican a este movimiento se encuentra el Paradiso Ibiza Art Hotel, regenteado por Concept Hotel Group. Esta firma se inspiró en la arquitectura de Miami y su estilo de vida para crear este alojamiento donde impera el color rosado en sus paredes y detalles de decoración.

web suites palas grand suite

El Paradiso Ibiza Art Hotel de Ibiza parece un establecimiento importado de Miami Beach

El estudio español Ilmiodesign fue responsable de balancear el típico blanco ibicenco con luces de colores, interrumpido con tonos acaramelados. Como una escala cromática, las habitaciones están decoradas en colores rosa, amarillo y verde según sus plantas.

El banco que es centro comercial

En París, donde nació este movimiento, las famosas Galerías Lafayette abrirán un nuevo establecimiento en un antiguo banco de 1930, ubicado sobre los fastuosos Campos Elíseos.

Allí puso su sello la firma Bjarke Ingels, BIG, que se encargó de mantener el estilo art decó con nuevos detalles ornamentales en un espacio híbrido, porque además de la tradicional faceta comercial también acogerá desfiles de moda y eventos de la industria textil.

[Para leer más: Por qué Río de Janeiro merece ser Capital Mundial de la Arquitectura]

Los trabajos de renovación consistieron en quitar los paneles de yeso negro que oscurecían los interiores del edificio, y así las miradas convergen en un atrio central lleno de luz rodeado por una secuencia de columnas de mármol macizo.

lafayete

La rica paleta de materiales continúa con los zócalos de exhibición en forma de anillo que envuelven las columnas, hechas de láminas de metal perforado en tonos dorados.

También en casas de suburbios

En Melbourne, las firmas Cera Stribley y The Stella Collective diseñaron ocho casas adosadas para un suburbio de Melbourne, que siguen las huellas de las casas de época construidas entre los años 20 y 30 del siglo pasado.

Los detalles en el exterior incluyen paredes curvas de ladrillo blanco y azulejos estampados, mientras que las características interiores de latón, terrazo (material de construcción compuesto por guijarros de piedra conglomerados con cemento) y formas geométricas aluden al estilo creado en Francia.

pine hero

Conservando el aire aristocrático

Un edificio de Londres que había sido diseñado como art decó recuperó su legado tras la ambiciosa renovación encarada por AvroKO, que lo convirtió en un moderno club privado donde el relax se combinan con los negocios y con espacios para el coworking.

La Casa Mortimer, en Londres, se reinventa como club privado con una decoración clásica con bonitos toques de art decó

La Casa Mortimer, en el aristocrático barrio de Fitzrovia, recuperó sus suelos de madera en el bar y el salón, así como también dieron nueva vida al terrazo de la escalera central, donde se restauró la barandilla original. En el vestíbulo de entrada se ha remodelado un intrincado y bonito mosaico.

mortimerhouse01

Los interiores también cuenta con mostradores de mármol, paredes con paneles de roble, techos de terracota a la vista, accesorios de iluminación de latón y puertas de caña. Las paredes están pintadas en tonos verdes y azules tenues, que siguen los colores de la época.

Homenaje a las torres de Nueva York

En Nueva York, sobre la calle 88, se levantará un edificio de 156 metros de altura donde el art decó se reflejará en los arcos de la entrada y de la estructura que rodea a los balcones de la última planta.

Es un homenaje a los rascacielos construidos entre 1920 y 1940, cuando Manhattan cambió su skyline con gigantescas torres que conquistaron los cielos.

DDG

La nueva torre estará revestida con casi 600.000 ladrillos, fabricados a mano en moldes de madera y que cocinarán a diferentes temperaturas para lograr diversos tonos de gris.

Una torre con el exterior de líneas art decó será el segundo rascacielos más alto del lower Manhattan

Los interiores mantiene la línea estética del período de entreguerras, con detalles como revestimientos de madera y baños revestidos en plata travertino y latón.

El vestíbulo se rematará con techos abovedados y un piso que combina travertino y roble austríaco en diferentes diseños.

Rascacielos art decó

También en Nueva York, más exactamente en el lower Manhattan. se levantará el segundo rascacielos más alto de la zona, después del One World Trade Center.

El rascacielos residencial 45 Broad Street está siendo diseñado por el estudio Cetra Ruddy y proyecta alcanzar los 340 metros.

El edificio tendrá un elegante diseño art decó reflejado en finas líneas de bronce que recubren las fachadas de vidrio.

45 board

El inmueble contará con 64 plantas, que albergarán 150 condominios, así como oficinas y espacios de servicios en los niveles inferiores.

Minimalismo clásico

Otro edificio histórico que cobra nueva vida es el Hotel Tilden de San Francisco, un sitio histórico que tuvo su momento de fama poco recomendada cuando la cantante de blues Billie Holiday fue arrestada por posesión de drogas.

La renovación estuvo a cargo de Studio Tack, que apostó por el minimalismo con toques modernistas, en un juego de líneas limpias mezcladas con texturas orgánicas. Es una combinación que recuerda a la filosofía japonesa de wabi-sabi de celebrar la imperfección.

[Para leer más: Así sería Nueva York (si estas insólitas obras se hubieran construido)]

Las 118 habitaciones cuentan entre 30 y 42 metros cuadrados, que mantienen la herencia art decó del edificio con un tema monocromático que emplea detalles en negro y cromo de brillo intenso.

tilden

Las ventanas blancas rodeadas por las plantaciones brindan una sensación de zen urbano frente al bullicio cercano de Union Square.

Studio Tack brinda toques de calidez y relax a través del mostrador de recepción y los paneles de pared de madera de cerezo, así como los sencillos muebles de teca creados por el diseñador Christopher Naefke.