El brexit agrava el desinterés de los británicos por Europa

Los británicos son el colectivo de turistas más numeroso en España pero en lo que va de 2018 protagonizó las mayores caídas.

El brexit agrava el desinterés de los británicos por Europa

Las reservas aéreas a países de fuera de la Unión Europea crecen un 28,5% para el verano de 2019, frente al incremento del 5,7% a los países europeos

El comportamiento de los turistas británicos y, especialmente, su elección de destinos, se ve alterado por el brexit. Así, y mientras sigue la negociación política que determinará si la salida del país de la UE se realiza con o sin acuerdo, los viajeros se están decantando por destinos de fuera de la UE, donde las reservas aéreas crecen casi un 28,5%.

La tasa es manifiestamente superior al crecimiento registrado el pasado año, que se encontraba cercano al 4,3%, según un estudio elaborado por Forwardkeys y dado a conocer con motivo de la celebración de la World Travel Market (WTM) de Londres.

Las reservas aéreas de los británicos para el verano de 2019 crecen un 28,5% en destinos de fuera de la UE frente al incremento del 3,2% en el presente ejercicio

Las reservas a Europa suben un 5,7%

Las reservas aéreas adelantadas de los británicos para el verano de 2019 –encuadradas entre abril y septiembre- también crecerán a los países de la UE, según este informe, aunque en este caso el incremento será de un 5,7% respecto a 2018.

Los datos profundizarían la tendencia emprendida en 2018, si bien -según los propios datos del estudio- solo un 28% de los viajeros británicos a la UE reservó con más de seis meses de antelación, por lo que habrá que esperar a los dos primeros trimestres de 2019, donde se realizará más del 70% de las reservas, para ver cómo evolucionan sus preferencias.

Para el vicepresidente de Forwardkeys, Olivier Ponti, enero es el mes clave ya que es un periodo “tradicionalmente muy importante para las reservas de vacaciones por lo que, si aún no hay un acuerdo para el brexit y los consumidores comienzan a entrar en pánico, las perspectivas podrían resultar muy diferentes”.

Entre los destinos que más crecieron entre los británicos el pasado verano destacan Rusia, por la celebración del Mundial y, especialmente, los competidores españoles: Túnez, Turquía y Egipto

Reputan los competidores españoles

Así, hasta el pasado octubre, los viajes al extranjero desde el Reino Unido crecieron un 3,2%. Entre los destinos con mayor proyección destacó Rusia, con motivo de la celebración de la Copa del Mundo, que atrajo a muchos aficionados británicos a este deporte.

Sin embargo, los destinos que experimentaron mayores incrementos son los del Mediterráneo oriental y norte de África, según los datos de Forwardkeys, todos ellos no pertenecientes a la UE.

El repunte de destinos abandonados por motivos de seguridad y ataques terroristas es el causante de este cambio de preferencias de los británicos, que se ha dejado sentir principalmente en España, con caídas generalizadas en las llegadas de estos viajeros en lo que va de año y que el estudio cifra en un 1,8%.

Los principales perjudicados por el descenso de turistas británicos el pasado verano fueron España (-1,8%) y Portugal (-0,7%) 

En el extremo opuesto, países como Túnez incrementaron su demanda un 461,9%, Turquía lo hizo un 57,5% y Egipto un 42,3%.

Los principales perjudicados, además de España, que encabezó las caídas, fueron Portugal, con un descenso del 0,7% en las llegadas de británicos e Italia, que ganó un 2,2% de estos visitantes.

Temporada de invierno

El comportamiento de los turistas británicos en la actual temporada de invierno también puede arrojar luz sobre el futuro. Así, el total de asientos disponibles en vuelos programados entre el Reino Unido y la UE es, según Fordwardkays, un 3,4% superior respecto a la temporada anterior.

En la actual temporada de invierno se ha programado un 3,4% más de vuelos entre el Reino Unido y la UE, lo que es visto por el sector como un "voto de confianza"

La cifra es analizada por el responsable de la compañía como un “voto de confianza” del mercado, especialmente atendiendo a que la capacidad durante el pasado verano fue, por el contrario, de un 0,5% inferior a la del verano de 2017.

“En cuanto al próximo verano, la capacidad de asientos no ofrece una imagen clara todavía”, añadió Ponti, que explicó que al menos dos de las principales aerolíneas que operan entre el Reino Unido y la UE aún no han compartido sus programaciones con la industria.