Brno tiene la clave para disfrutar de las terrazas con seguridad

Desde la República Checa llega una idea para disfrutar de las terrazas sin temor a contagios. Foto: Hua Hua Architects

Brno tiene la clave para disfrutar de las terrazas con seguridad

Las plazas y calles de Brno instalan mesas y asientos organizados en zonas seguras, donde se puede tomar una copa sin temor a contagios

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

14/05/2020 - 12:12h

¿Cómo volver a las terrazas y tomar una copa en familia o con amigos si hay que mantener la distancia social? El estudio Hua Hua Architects tiene una propuesta que se está poniendo a prueba en la ciudad de Brno, en la República Checa: mesas fijas rodeadas de una zona de seguridad.

La Zona Gastro Segura, como la bautizaron, consiste en una mesa circular rodeada por tres bancos sin respaldo ni apoyabrazos, también circulares. A su alrededor se despliega una marca amarilla de cuatro a cinco metros de diámetro, dibujo que garantiza que en el interior se pueda comer y beber sin necesidad de mascarillas.

Ensayo en Brno

La plaza de la Libertad y algunas calles de Brno, en la República Checa, fueron usadas como conejillos de indias por la firma de arquitectos. Allí se instalaron una veintena de mesas, en donde se invitó a los residentes a que soliciten alimentos y comprueben su uso.

[Para leer más: Aviones, hoteles y playas: cómo cambiará el turismo tras el Covid-19]

La idea es que con la desescalada se puedan pedir comidas y bebidas en los bares, que sea paguen con tarjetas o móviles, y que se disfrute en estas zonas seguras, que se pueden distribuir en un diseño de grillas cuadriculadas, hexagonales o círculos, según la urbanización de la zona elegida.

Gastro Safe Zone 1 foto Hua Hua Architects

La Plaza de la Libertad de Brno es el campo de pruebas de la Gastro Safe Zone. Foto Hua Hua Architects

Fácil de instalar

Las mesas y sillas son de una galvanización de cobre, un material donde el coronavirus muere rápidamente, pero que además es muy rápido de desinfectar.

Cada mesa con asientos cuesta 400 euros, y la idea es que sea adquirido por los ayuntamientos pero también por bares y restaurantes

El equipamiento es fijo, pero es muy fácil de instalar, precisan sus creadores. Además se le puede colocar una sombrilla en el centro para frenar al sol en estos meses de primavera y verano.

Diseño de grillas foto Hua Hua Architects

El diseño de grillas permite crear corredores entre las zonsa. Foto Hua Hua Architects

Si se decidió una forma circular es para facilitar la integración entre los comensales, pero también porque significa “vida y coherencia”, dicen sus creadores.

[Para leer más: Brno: el tesoro desconocido de la República Checa]

El precio de cada unidad es de 400 euros, y si bien el estudio de arquitectura está negociando con ayuntamientos y gobiernos regionales para que los coloquen en espacios públicos, también instan a restaurantes y bares a que inviertan en este producto para recuperar a su clientela.

¿Y cuando termine la crisis?

Pero todos esperamos que la pandemia remita y podamos volver a la normalidad. Para cuando llegue ese día las mesas y asientos de la Zona Gastro Segura se pueden quitar y ser readaptados para plazas, escuelas, campings e incluso embarcaciones de recreo.

Gastro Safe Zone

La idea puede ayudar a recuperar al sector gastronómico. Foto Hua Hua Architects

El color amarillo solo está como ejemplo, aunque es un tono que significa precaución y cuidado. De todas maneras Hua Hua Architects sugiere que los artistas locales decoren las mesas y asientos bajo los deseos de sus propietarios.

Porque como dicen en esta firma de arquitectos checos, “el aislamiento es mejor atravesarlo juntos”.