China estalla contra Dolce&Gabbana entre críticas de racismo

Uno de los últimos desfiles de Dolce&Gabbana en Milán. EFE.

China estalla contra Dolce&Gabbana entre críticas de racismo

La firma italiana de lujo cancela un desfile en Shanghái tras una protesta en las redes sociales contra una campaña de marketing tachada de racista

Dolce&Gabbana enfrenta su segunda crisis reputacional en menos de 18 meses en un mercado tan importante para el lujo como el chino. La firma canceló el desfile previsto para hoy en Shanghái tras una ola de indignación desatada en las redes sociales como consecuencia de un vídeo promocional tachado de racista por los usuarios.

En el vídeo, publicado el pasado lunes en la plataforma Weibo, una modelo china intentaba comer platos italianos con palillos –entre ellos pizza, pasta y el dulce típico cannoli-, lo que fue tachado de racista.

Los usuarios criticaron que tanto el mensaje como los símbolos y elementos culturales que aparecen en la campaña de Dolce&Gabbana son obsoletos y estereotipados y llamaron al boicot hacia la casa de lujo italiana

Los usuarios criticaron que tanto el mensaje como los símbolos y elementos culturales que aparecen son obsoletos y estereotipados y más bien parece una burla hacia su cultura.

 

La pieza, lanzada como promoción del desfile #DGTheGreatShow en Shanghái de la firma italiana de lujo propiedad de los diseñadores Domenico Dolce y Stefano Gabbana, fue retirada en menos de 24 horas.

Sin embargo, un día es mucho tiempo para las redes sociales, donde el anuncio fue ampliamente compartido, tanto en diferentes plataformas chinas como en Instagram.

La tormenta en las diferentes plataformas empeoró debido a los comentarios despectivos acerca de usuarios chinos aparecidos en las cuentas oficiales de Instagram de Stefano Gabbana y Dolce&Gabbana, que la firma tachó de 'hackeo'

Indignación en redes sociales

La tormenta en las diferentes plataformas empeoró debido a los comentarios despectivos acerca de usuarios chinos aparecidos en las cuentas oficiales de Instagram de Stefano Gabbana y Dolce&Gabbana.

Los comentarios fueron inmediatamente borrados y la firma señaló que había sido víctima de un hackeo, pero las capturas de pantalla circularon a mayor velocidad incluso por las redes sociales, acompañadas del hashtag #BoycottDolce, llamando al boicot a la firma.

 

 

Más de quince personajes chinos influyentes, entre ellos Zhang Ziyi, Li Bingbing, Chen Kun, Wang Xiaoming y Donnie Yen expresaron que no acudirían al evento, que finalmente fue suspendido por la firma.

La controversia supone la segunda crisis reputacional en China para la marca italiana en solo 18 meses

Segunda crisis reputacional

La controversia supone la segunda crisis reputacional en China para la marca italiana en solo 18 meses. Una campaña anterior, denominada #DGLovesChina, fue tachada también de racista al presentar a Beijing de un modo que los usuarios percibieron como ofensivo.

La firma, que no ha hecho declaraciones oficiales al respecto y mantiene en sus perfiles diferentes vídeos etiquetados como ‘tributo a China’ reconoció a través de Weibo la cancelación del evento, del que avisó que será reprogramado, al tiempo que pidió disculpas por los inconvenientes causados.

La firma Dolce&Gabbana atraviesa un buen momento empresarial; la compañía de lujo cerró el último ejercicio fiscal (finalizado el 31 de marzo) con un crecimiento del 2,2%, hasta 1.290 millones de euros

Negocio en buena forma

El mercado chino es determinante para las firmas de lujo europeas y norteamericanas, espoleado por las nuevas fortunas y la creciente clase media, ávida de comprar lujo, tanto en sus visitas al extranjero como en su propio país.

La firma Dolce&Gabbana atraviesa un buen momento empresarial; la compañía de lujo cerró el último ejercicio fiscal (finalizado el 31 de marzo) con un crecimiento del 2,2%, hasta 1.290 millones de euros.

Presente en 43 países, la firma incorporó este año a Antonio Piemonti -ex de firmas como Desigual, Yamamay y Quiksilver- como nuevo director general para pilotar su negocio en la Península Ibérica. En España Dolce&Gabbana cuenta con seis establecimientos propios en Barcelona, Madrid y Marbella, además de tener presencia en tiendas multimarca.