Ciudades poscoronavirus: ¿la hora de bicicletas y peatones?

París apuesta decididamente por la bici en su movilidad urbana. Foto Unsplash

Ciudades poscoronavirus: ¿la hora de bicicletas y peatones?

Grandes urbes como París, Milán y Berlín redibujan sus espacios públicos para reservar cada vez más zonas para bicicletas y peatones

Mar Nuevo

Madrid

05/05/2020 - 15:24h

Cuando los parisinos vuelvan a salir a la calle, el próximo 11 de mayo, encontrarán cientos de km de nuevas ciclovías en su ciudad. El escenario posconfinamiento contempla hasta 650 km de carriles para bicicletas, a costa del espacio tradicionalmente ocupado por los automóviles. No es la única: Milán o Berlín son otras de las que animan a caminar o moverse en bici.

Facilita la distancia social, no contamina y contribuye a mantenernos activos y cuidar de la salud. La Organización Mundial de la Salud recomendó el pasado 21 de abril, en una guía técnica sobre cómo moverse durante el brote de COVID-19, su uso prioritario. ¿Habrá llegado la hora de la bicicleta como reina de la movilidad urbana?

[Para leer más: Seis rutas perfectas para descubrir Europa en bicicleta]

París: Plan Velo

Ya antes de la llegada del coronavirus la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, tenía un plan para hacer ‘amigables’ a bicicletas y peatones todas las calles de París. El horizonte se fijó en 2024. La llegada del Covid-19 y el confinamiento de los parisinos -y también el temor de que se dispare el uso del vehículo privado después- sirvió para acelerar las actuaciones.

Un ciclista delante de las galerías Lafayette. Foto EFE EPA IAN LANGSDON

Un ciclista delante de las galerías Lafayette. Foto Ian Langsdon | EFE | EPA.

Bautizado como Plan Vélo, las actuaciones se orientan a reutilizar calzadas y eliminar aparcamientos en superficie (hasta un 72%), así como vetar a los automóviles de algunas calles, como la Rue de Rivoli, que quedará reservada para bicis, transporte público y vehículos de emergencia.

También se contemplan incentivos para cambiar coches por bicis, facilitar las reparaciones, marcando precios económicos en una red de talleres en la ciudad o que las empresas gratifiquen con hasta 400 euros mensuales a los empleados que acudan en bici al trabajo.

Se destinarán hasta 300 millones de euros para conseguirlo.

Las autoridades están convencidas: es la hora de repensar la ciudad.

Milán: Plan Srade Aperte

En esta misma línea, Milán trabaja con el llamado plan Strade Aperte o calles abiertas, por el que se crearán nuevas áreas peatonales y ciclovías, así como 30 nuevas áreas y espacios públicos.

Hasta 35 km de la ciudad serán reasignados para la circulación de ciclistas y peatones, se aumentará la cantidad de carreteras de velocidad moderada (30 km/h) y el número de calles residenciales que excluye la circulación de coches, se ensancharán aceras y se peatonalizarán temporalmente zonas para permitir los juegos infantiles y la actividad física.

Cada vez más bicis y menos coches es el plan de Milán. Foto Chris Barbalis Unsplash

Cada vez más bicis y menos coches es el plan de Milán. Foto: Chris Barbalis | Unsplash.

Las actuaciones, ideadas para el escenario de desconfinamiento de los próximos meses que permita garantizar la seguridad y la distancia social, convergen con una visión de la ciudad a largo plazo más sostenible y habitable.

Berlín: carriles temporales

En Berlín también se han implementado carriles temporales para incentivar la movilidad en bicicletas y así mantener una correcta distancia social en la calle (y evitar el uso del transporte público), al menos mientras dure la pandemia.

Otras ciudades como Budapest, Auckland, Bogotá -100 km para la implementación de carriles bici temporales- o Nueva York -que habilitará 64,3 km de nuevos carriles- también han utilizado carriles antes reservados a los vehículos privados para establecer carriles bici temporales.

Da igual las veces que vayamos: hay lugares por los que siempre hay que pasar en Berlín.
 

Barcelona: impulso al transporte no contaminante

El reinado -aunque sea provisional- de la bicicleta y los peatones llegará también a España. Barcelona anunció ayer varias actuaciones en sus espacios públicos que incluyen la creación de 21 nuevos km de corredores bici en 10 calles de la ciudad, además de la reserva de 30.000 m2 para peatones y mejoras en carriles bus.

Las medidas, que buscan facilitar los desplazamientos a pie, en bici y transporte público, contarán con un presupuesto de 4,4 millones de euros.

Madrid: BiciMad vuelve a la actividad

En Madrid, y después de un mes clausurado, se recuperó el servicio de bicicletas públicas, BiciMad, el pasado 22 de abril. Frente al transporte público, el Ayuntamiento recomendó el uso del vehículo privado pero también la bicicleta como alternativa de movilidad en la situación actual. Según el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, “entendemos que es un medio de transporte responsable y adecuado en estos momentos para poder moverse por la ciudad”.

BiciMad. Foto Ayuntamiento de Madrid

BiciMad está de nuevo operativo. Foto: Ayuntamiento de Madrid.

Aunque sí que estudia peatonalizar algunas calles, no habilitará, sin embargo, carriles bici provisionales y se centrará en la construcción de los ya proyectados.

Otras ciudades como Sevilla, Zaragoza, Valencia, Valladolid, Vigo, A Coruña o Pamplona también peatonalizarán ciertas vías de forma provisional para facilitar la práctica deportiva y garantizar la seguridad mientras dure la pandemia.