¿Cómo viajar por negocios durante todo el año y no morir en el intento?

El sector busca que los viajes corporativos sean más placenteros.

¿Cómo viajar por negocios durante todo el año y no morir en el intento?

El sector turístico introduce terapias de wellness y paquetes de ocio dentro de las reservas corporativas para aliviar el jet lag y el exceso de trabajo

Carles Huguet

BARCELONA

02/01/2017 - 06:00h

Son la otra cara del viajero, los que llenan los hoteles durante la temporada baja y reservan los vuelos para el lunes por la mañana. Según la compañía de servicios para empresas Edenred, el 24,8% de los profesionales españoles se trasladan al menos una vez al mes por motivos de trabajo. El porcentaje se dispara al hablar de empresas tecnológicas y multinacionales.

El mercado goza de buena salud, pese a incertidumbres como el brexit, sobre el que los expertos aseguran que golpeará al sector pero que todavía nadie sabe el cuándo ni el cómo. De momento, la patronal de agencias de viajes de negocios Gebta España sostiene que este tipo de viajes ha crecido un 5% en 2016 y ya mueve 14.000 millones de euros.

Si a todo el mundo le gusta olvidarse de la oficina durante un par de días y cambiar de aires, los desplazamientos pueden volverse un infierno cuando se repiten con frecuencia. Jet lag, desconcierto, falta de estabilidad personal y una merma en las relaciones familiares son algunos de los hándicaps contra los que batallan los ejecutivos.

Cada vez hay una voluntad mayor de mezclar el ocio con los negocios

Por ello, hoteles y agencias de viajes se esfuerzan para tratar de sumar calidad de vida y reducir los efectos secundarios de la movilidad. “Cada vez hay una voluntad mayor de mezclar el ocio con los negocios”, celebra Germán Inostroza, director de marketing en la Península Ibérica de Ovation Global DMC.

“Hoy todo el mundo trata de aprovechar los ratos libres para intentar conocer un poco mejor la ciudad que visita”, añade el ejecutivo. Sin embargo, el tiempo no acostumbra a sobrar por lo que no hay posibilidad de experimentos. “La tecnología es un gran aliado, pues hoy todos podemos conocer un buen restaurante con sólo un click”, festeja. Si no, siempre quedan las recomendaciones de los recepcionistas del alojamiento.

Pasarse el año comiendo fuera de casa también supone un desafío para la línea de los viajeros. Para combatir el sobrepeso y mantenerse en forma, algunos hoteles han ido un paso más lejos del tradicional gimnasio. Establecimientos como el Barcelona Princess organizan salidas de running lideradas por el propio director del alojamiento, Santiago Hernández.

Delos Signature es un experto en convertir las peores habitaciones de un hotel en auténticos centros wellness

Pero la mayoría de directivos y profesionales que pasan el año viajando sólo piensan en descansar una vez acabado el maratón de reuniones. Si ya no hay cadena que no apueste por convertir en un spa alguno de los espacios de sus inmuebles y ofrezca un servicio de masajes para sus clientes, existen compañías especializadas en transformar los hoteles en auténticos centros wellness.

Un ejemplo es Delos Signature, una firma especializada en "diseñar espacios para mitigar el malestar del viaje con impactos positivos en la salud, la vitalidad y la sensación de relajación y bienestar". La sociedad ya colabora con siete hoteles en Estados Unidos y pronto se espera su desembarco en Europa. Como explicaba su presidente, Alberto Carvajal, durante 5º Encuentro de Turismo de la escuela de negocios IESE, su misión es convertir las peores habitaciones en el hogar del viajero de negocios.

"Trabajamos en sistemas de purificación de aire, colchones especializados o iluminación circadiana para combatir el jet lag", detallaba el directivo. Sus servicios ya están disponibles de la mano de marcas como Marriott, Holiday Inn o en el mismísimo MGM Grand de Las Vegas. "Cogemos entre 10 y 30 habitaciones, normalmente en la misma planta, a las que damos un lavado de imagen y logramos desbocar su precio", presume.