Cuando la fotografía puede cambiar el mundo

La foto de la pequeña Yanela llorando es la ganadora del World Press Photo 2019. Foto: JPCh.

Cuando la fotografía puede cambiar el mundo

La nueva edición del World Press Photo, que se realiza en Barcelona, permite ver cómo el fotoperiodismo es clave para enseñar lo que muchos no quieren ver

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

27/04/2019 - 13:00h

La intolerancia de las fuerzas de seguridad en la frontera de EEUU, la devastación de las guerras de Siria, Yemen y Afganistán, la supervivencia en Venezuela; pero también la maternidad de las ex guerrilleras de las FARC, la belleza eléctrica de la microscópica leucothea multicornis, la pasión por la moda en Dakar y la lucha entre un puma y un guanaco.

Vida, muerte, dolor, alegría, tensión y éxtasis, estos son los sentimientos que transmiten la nueva edición del World Press Photo 2019.

Barcelona, punto de inicio

Como todos los años, la exposición que premia los mejores trabajos de fotoperiodismo inicia su camino en Barcelona antes de que comience a girar por el mundo y recorra 100 ciudades, para que pueda ser vista por cuatro millones de personas.

[Para leer más: Las exposiciones que brillarán este año en Barcelona]

World Press10
La muestra se podrá ver hasta el 26 de mayo. EFE.

En la capital catalana se podrá ver desde este sábado hasta el 26 de mayo en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, donde se exponen más de 140 imágenes y trabajos multimedia, entre los premiados y los que entraron en la categorías finalistas.

El autor de la foto ganadora estuvo diez años siguiendo la ruta de los inmigrantes que buscan llegar a EEUU

Los números de este concurso dan cuenta de su importancia: se admitieron 78.801 fotografías de 4.738 profesionales. También cabe destacar cómo las mujeres luchan por equilibrar la balanza: en esta edición hubo 14 mujeres ganadoras, el 33% del total (frente al 12% del año pasado).

La imagen que derrotó a Trump

Es posible que hayan visto en los diarios del mundo la imagen ganadora: la pequeña Yanela Sánchez, de dos años, que llora mientras las fuerzas de seguridad en la frontera entre México y EEUU cachean a su madre Sandra.

World Press09
John Moore, autor de la fotografía ganadora. EFE.

El autor de la toma, John Moore, contó en el CCCB que tuvo pocos segundos para realizar la toma. Acompañaba a Sandra y otros inmigrantes hondureños en su cruce de la frontera cuando fueron sorprendidos por las fuerzas de seguridad.

Cuando una agente le pide que deje a Yanela en el piso, la pequeña rompió a llorar. Moore se agachó a la altura de la niña –como para que las cabezas de los adultos queden cortadas- y disparó.

Cambio de políticas

La foto fue portada del New York Times al día siguiente, así como en muchos medios del mundo. Fue tal el impacto que Donald Trump se vio obligado a rectificar la política de separación de padres y niños inmigrantes en centros de internación.

Moore tuvo pocos segundos para su premiada foto, pero por detrás hay un trabajo de diez años siguiendo las rutas de los inmigrantes ilegales, dijo en la presentación en el CCCB.

El fotoperiodismo busca arrojar luz para cambiar las cosas, dijo la directora de la Fundación Photographic Social Vision

Esta es la mejor metáfora para reflejar la importancia del fotoperiodismo. En estos tiempos en que muchos gerentes de medios creen que cualquiera con un móvil puede ser fotógrafo, vale la pena mirar qué el buen profesional no es quien tiene una cámara potente. Tampoco alcanza con pericia técnica. Para ser buen fotógrafo se requiere paciencia, calma, empatía, tenacidad y autocrítica.

 


Presentación del World Press Photo 2019.

Arrojar luz donde hay oscuridad

El profesional que convive con los adictos a la heroína en EEUU, el que pasa semanas siguiendo el rastros de los pumas por los Andes, el que asiste a los entrenamientos de los aspirantes a militares en Rusia, el que esquiva las bombas en Yemen o el que se mezcla en una protesta en Venezuela es el que sabe que para lograr la mejor toma hay que ser parte del mundo que se quiere retratar.

World Press08
En la muestra se pueden ver 140 fotografías ganadoras y trabajos multimedia premiados.

El fotoperiodismo busca arrojar luz para cambiar las cosas, citó Silvia Omedes, directora de la Fundación Photographic Social Vision, entidad que impulsa el World Press Photo.

De eso se trata. Y la foto de la niña llorando de Moore ha logrado cambiar algo en el mundo.