De las calles de Dublín a Zoom: celebra el ‘Bloomsday’ desde el sofá

Tomar un sandwich de gorgonzola en el pub Davy Byrne de Dublín es un clásico del Bloomsday. Foto: Bloomsday Festival Dublin

De las calles de Dublín a Zoom: celebra el ‘Bloomsday’ desde el sofá

Cada 16 de junio las calles de Dublín se llenaban de seguidores de James Joyce y su 'Ulises' celebrando el Bloomsday. La cita, este año, tiene lugar online

Mar Nuevo

Madrid

16/06/2020 - 16:32h

Solo un día, una jornada cualquiera de Leopold Bloom por las calles de Dublín, fue suficiente para construir una de las más grandes novelas del siglo XX. Resultó que su autor, James Joyce, escogió el 16 de junio de 1904 para concentrar las aventuras de su protagonista, una fecha que desde 1954 se celebra como Bloomsday y que sirve para celebrar esta gran obra de la literatura universal.

Durante el Bloomsday -juego de palabras entre la expresión inglesa Doomsday, el Día del Juicio, y el nombre del personaje- los seguidores suelen recorrer ávidos el mismo itinerario que Bloom, comer o cenar los mismos alimentos -por ejemplo, un sándwich de queso gorgonzola y un vaso de vino en el pub Davy Byrnes- o realizar actos que encuentran paralelismo en la obra.

Por supuesto, nada les frenará para hacerlo este año y seguir así los pasos de Bloom, ni siquiera las restricciones impuestas por la pandemia. De Canadá a Brasil y de Noruega a Argentina, el Bloomsday se celebra hoy de forma virtual.

Estatua de James Joyce en Dublín. Foto Turismo de Irlanda.

Estatua de James Joyce en Dublín. Foto Turismo de Irlanda.

[Para leer más: De premios Nobel a bestsellers: la literatura se enamora de Irlanda]

Bloomsday virtual

Puede que en esta ocasión los fans no puedan acudir a los lugares míticos ataviados como los personajes o a abarrotados pubs a escuchar lecturas de fragmentos de la obra. Pero nada impide hacerlo desde otros lugares, concretamente desde sus casas o puestos de trabajo, y ahora en todo el mundo.

Desayunos a lo Bloom, encuentros en Zoom, lecturas dramatizadas desde diferentes Embajadas de Irlanda en el mundo, actuaciones en vivo, entrevistas con expertos o un taller para aprender a fabricar el típico sombrero de paja que, junto a las gafas de cristales redondos, es un complemento indispensable del atuendo de la época son algunas de las actividades propuestas.

Bloomsday Festival reúne todas las iniciativas en torno a la celebración, que arranca con el famoso desayuno de Bloom, aficionado a platos como la sopa espesa de menudillos, las mollejas, el corazón asado relleno, el hígado frito o los riñones de cordero a la parrilla.

Foto Bloomsday Festival

Vestir y comer como Leopold Bloom es un clásico del Bloomsday. Foto: Bloomsday Festival.

El Centro James Joyce de Dublín, encargado de difundir el legado del escritor, es el mayor impulsor de la cita. Actualmente cerrado por la COVID-19, también ha trasladado sus actividades al entorno virtual y aconseja disfrutar de este día desde el hogar, eso sí, ataviado con ropa de época, ya sea un camisón hasta el suelo y manga larga para hacer de la esposa de Bloom, Molly, que pasa ese día en la cama, o con pajarita celeste y una flor roja en el ojal para hacer de Hugh 'Blazes' Boylan, con quien Molly tiene un romance en la novela.

Desde casa se podrán seguir además las lecturas de fragmentos de la obra, conferencias, descargar actividades para niños, recetas, consejos de moda o acceder a música, teatro y poesía vinculados a este día.

A las 19.00, los artistas que deberían participar en un evento en Dublín lo harán virtualmente con una retransmisión online en Youtube que podrá seguirse desde el canal del Centro James Joyce que contará, entre otros, con el escritor irlandés Colum McCann y los actores Aidan Gillen y Caitriona Balfe.

La famosa farmacia Sweny en la capital irlandesa, que Bloom visita para comprar jabón para él y crema para Molly, celebra también su propio homenaje: una lectura retransmitida por Zoom. La corporación de radiotelevisión pública irlandesa RTÉ también está transmitiendo una dramatización de la obra que, se espera, se extenderá unas 30 horas.

Celebración del Bloomsday. Foto Bloomsday Festival

Celebración del Bloomsday. Foto: Bloomsday Festival.

En Trieste, donde residió Joyce, hay una agenda propia de actividades organizadas a partir del Museo Joyce.

Y es que, según explica a The Guardian la gerente del Centro James Joyce, Darina Gallagher, precisamente de la dificultad de celebrar este día de forma tradicional surgirá algo más “democrático” ya que permitirá participar a más personas en diferentes lugares del mundo y convertir así “una celebración de Dublín en un evento mundial maravilloso”. Algo así como una transformación del Bloomsday en ‘Zoomsday’ -por la aplicación de videollamadas Zoom-.

Una película sobre este Bloomsday

Por su parte, el Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio de Irlanda junto al Museo de Literatura de Irlanda (MoLI) han creado un cortometraje para conmemorar este día.

A New Day Will Be: A Short Film for Bloomsday 2020 utiliza las palabras atemporales de Joyce en su Ulises para ofrecer una versión contemporánea de la obra en la que participan artistas desde más de 40 lugares diferentes de los seis continentes.

 

 

El silencio, el aislamiento, el deseo de contacto humano, el recuerdo o la resistencia, así como el amor y la esperanza, son algunos de los temas centrales de la película, que rinde homenaje a los luchadores contra la pandemia de COVID-19.

Grabada en diferentes escenarios de Irlanda, la película se articula sobre las intervenciones de los actores Olwen Fouéré y Tom Vaughan-Lawlor; los ex candidatos presidenciales demócratas de Estados Unidos, Pete Buttigieg y Beto O'Rourke; el novelista Colum McCann; artistas como Yiannis Panagopoulos, Peter Bárnai de Budapest, Robert Roth, Ada Gales, Üllar Saaremäe, Dalip Tahil, Daniel Browning; la diseñadora japonesa de kimonos Satoko Baba; y la artista de performance Amanda Coogan sobre una banda sonora compuesta e interpretada por el violinista irlandés Caoimhín Ó Raghallaigh.