Diez secretos del Titanic que aún sorprenden al mundo

Recreacion del hundimiento del Titanic en el film de James Cameron.

Diez secretos del Titanic que aún sorprenden al mundo

Más de un siglo después de su trágico hundimiento el Titanic sigue emergiendo secretos, curiosidades y enigmas

Business Insider España

Barcelona

10/05/2020 - 11:00h

Hace casi 108 años, tuvo lugar uno de los desastres más famosos y trágicos de la historia reciente: el Titanic. El 15 de abril de 1912, a las 2:20 uno de los barcos más lujosos y seguros jamás construidos chocó contra un iceberg y se hundió frente a la costa de Terranova, cobrándose más de 1.500 vidas.

La nave de pasajeros más grande del mundo en ese momento, celebraba su viaje inaugural, dirigiéndose desde Southampton a la ciudad de Nueva York.

[Para leer más: La historia secreta detrás del descubrimiento del Titanic]

Pasaron 73 años hasta encontrar los restos del Titanic. El Dr. Robert Ballard y el científico Jean-Louis Miche localizaron la nave el 1 de septiembre de 1985.

Aunque la tragedia ha inspirado innumerables películas, libros y artículos, el barco y sus pasajeros aún guardan secretos y hechos poco conocidos que podrían sorprenderte.

Sigue leyendo para conocer los 10 secretos y curiosidades mejor guardados.

Sobrevivir y filmar el desastre

La actriz americana de cine mudo Dorothy Gibson fue una de los 700 supervivientes del accidente.

foto publicitaria gibson

La actriz Dorothy Gibson. Foto: Wikipedia

Al llegar a la ciudad de Nueva York ilesa, inmediatamente comenzó a filmar Salvados del Titanic, la primera película que describe los hechos del hundimiento. Se estrenó en mayo de 1912, un mes después del accidente.

La actriz, además, usó la misma ropa y zapatos en la película que los que llevaba en el momento de la colisión.

Aunque el largometraje tuvo éxito, ahora sólo pervive en los recuerdos. La única copia conocida de la cinta fue destruida en un incendio.

Vigías sin prismáticos

Los vigías de la nave, Frederick Fleet y Reginald Lee, no tuvieron acceso a prismáticos durante el viaje, y por lo tanto no pudieron ver muy lejos.

El segundo oficial de a bordo fue reemplazado en el último minuto antes de partir, y se olvidó de entregar la llave del casillero que contenía los prismáticos del barco.

Por un infortunado olvido los vigías del Titanic no tenían prismáticos: el oficial encargado los había guardado bajo llave

La llave reapareció en una subasta en 2010, donde se vendió por más de 130.000 dólares.

Durante la investigación del suceso se debatió acerca de si eran decisivos o no. A día de hoy se sigue desaconsejando usar prismáticos porque quitan campo de visión. Por la noche se recomienda ir sin prismáticos, y más en una noche gélida.

¿Sin muertos?

En la carrera por publicar un titular sobre el desastre, numerosos periódicos dieron a las familias y seres queridos falsas esperanzas sobre el hundimiento del Titanic.

Titanic newspaper boy

El hundimiento del Titanic impacto al mundo. Foto: Wikipedia

 

The World no reportó ninguna fatalidad, el Daily Mail declaró "no hay vidas perdidas", y el Belfast Telegraph afirmó "no hay indicios de que haya víctimas".

[Para leer más: El Titanic al alcance de la mano]

Los periódicos estadounidenses pudieron aprovechar la diferencia horaria y sus noticas fueron más precisas. El New York Times, por ejemplo, publicó el siguiente titular: "El Titanic se hunde cuatro horas después de golpear un iceberg; 866 rescatados por Carpathia, probablemente 1.250 muertos; Ismay Safe, la Sra. Astor tal vez, podrían estar entre las víctimas".

Sobrevivió al Titanic y a otros naufragios

Dependiendo de cómo se mire, la azafata y enfermera Violet Jessop es la mujer más afortunada o desafortunada del mundo. Sobrevivió al hundimiento de tres grandes barcos.

Contratada por la compañía White Star Line, fue destinada al RMS Olympic, que el 20 de septiembre de 1911 colisionó contra el HMS Hawke, pero no hubo víctimas.

Violet jessop titanic

Violet Jessop, sobreviviente de tres naufragios. Foto: Wikipedia

Jessop tenía sólo 25 años cuando sobrevivió al hundimiento del Titanic. Se le ordenó que se subiera a un bote salvavidas mientras el barco se hundía para mostrar a las mujeres que los barcos eran seguros.

Sin dejarse intimidar por esta tragedia marítima, Jessop comenzó a trabajar en el Britannic (apodado el Titanic 2 por los medios de comunicación), hasta que se encontró con una mina que había sido arrojada por un submarino alemán en 1916.

Ese barco también se hundió, y Jessop escapó de nuevo, pero esta vez con una grave lesión en la cabeza que le afectaría toda su vida.

Nació en Argentina y hablaba español. Sacó una autobiografía.

La novela que anticipó el desastre

Futility, una novela escrita por el autor estadounidense Morgan Robertson, fue publicada en 1898, 14 años antes de que el Titanic zarpara. Se centraba en el hundimiento de un barco ficticio llamado Titán.

De acuerdo con Time hay un número inquietante de similitudes entre el hundimiento del barco en Futility y la realidad.

14 años antes del Titanic una novela describió con una inquietante similitud la tragedia del transatlántico llamado Titán

Los nombres de los barcos están a sólo dos letras de distancia (Titán vs. Titanic). También se dice que son casi del mismo tamaño, y ambos se hundieron en abril, debido a un iceberg.

Ambos barcos habían sido descritos como insumergibles, y, tristemente, ambos tenían poco más de la cantidad legalmente requerida de botes salvavidas, que no estaban ni cerca de ser suficientes.

El autor fue acusado de ser un adivino, pero explicó que las extrañas similitudes eran simplemente un producto de sus amplios conocimientos, diciendo "Sé lo que estoy escribiendo, eso es todo".

La película fue más cara que el barco

La película de James Cameron terminó costando más de lo que costó construir el Titanic, que era el barco más grande y lujoso de la época, incluso ajustado a la inflación.

[Para leer más: El Titanic al alcance de la mano]

Se estima que el Titanic costó alrededor de 7,5 millones de dólares en 1912, lo que, según la calculadora de inflación del Departamento de Trabajo de EE.UU., sería alrededor de 190 millones de dólares.

titanic film

Leonardo Di Caprio y Kate Winslet en el film de James Cameron.

El presupuesto de la película de 1997 era de 200 millones de dólares, que en 2018 ascendería a 360 millones de dólares en la actualidad.

73 años para hallarlo

Aunque era la nave más grande del mundo, se tardaron 73 años en encontrar sus restos.

La proa del Titanic fue descubierta en 1985, supuestamente durante una misión secreta de la Armada en medio de la Guerra Fría.

Cuando se encontró el barco, finalmente se confirmaron los informes de que la nave se había partido en dos. Este fue un tema muy discutido.

Hubo al menos 15 testigos que juraron en el registro que habían visto al barco romperse en dos partes antes de hundirse completamente bajo las olas. Pero fueron ignorados, ya que la investigación oficial de EE.UU. declaró que la nave se hundió intacta.

titanic restos

El Titanic yace a 4.000 metros de profundidad

La forma en la que se hundió fue discutida durante 73 años hasta que finalmente fue encontrado en el fondo del océano, partido en dos.

Las cifras del Titanic

El barco transportaba 15.000 botellas de cerveza, 1.000 botellas de vino, 850 botellas de licor y 8.000 cigarros.

Además de todo ese alcohol y tabaco había 75.000 kilos de carne fresca, 7.500 kilos de tocino, 36.000 naranjas, 1.000 barras de pan y 40.000 huevos frescos a bordo.

Una chimenea que no servía

El perfil de la nave, con cuatro chimeneas, la convierte en una de las embarcaciones más reconocibles de la historia.

titanic 2

Una de las chimeneas era decorativa

La silueta del Titanic es fácil de identificar por sus cuatro chimeneas, pero una de ellas no servía para nada. A lo sumo, para aportar ventilación al interior del barco

Pero la cuarta chimenea no sirvió para nada más que para la estética y ventilación.

La versión nazi del hundimiento

Titanic de James Cameron no es la única película sobre el barco. Se rodó una película de propaganda nazi que muestra los sucesos desde una perspectiva alemana.

El relato nazi del hundimiento de la famosa embarcación intentó culpar a los británicos por el hundimiento del Titanic empujando el barco a continuar a toda velocidad, a pesar de las advertencias de un (ficticio) primer oficial alemán que aparentemente era la única persona a bordo que se preocupaba por la vida humana.

[Para leer más: El Titanic vuelve a navegar (pero con más seguridad)]

El escándalo que causó esta película es casi increíble. Antes de ser asesinado en prisión por hablar en contra del régimen nazi, el director exigió un transatlántico de tamaño natural en el que pudiera filmar, y los nazis proporcionaron el SS Cap Arcona (su versión de un transatlántico de lujo).

Trágicamente, el Cap Arcona terminó siendo usado como un campo de concentración flotante, y fue hundido, causando 2.750 muertes.

 

Noticia original de Business Insider. Autor: Gabbi Shaw