No será como dormir en Marte, pero se le parece

El proyecto Ebios reproducirá las condiciones extremas de Marte en el desierto de Mojave, en California. Foto: Interstellar Lab.

No será como dormir en Marte, pero se le parece

El complejo Ebios reproducirá, en el desierto de California, las condiciones de vida de Marte, aunque con mejores comodidades que una estación espacial

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

26/12/2019 - 11:53h

La carrera por el turismo espacial se desarrolla por tres caminos: los hoteles en estaciones orbitales, los viajes más allá de la estratósfera y los alojamientos que reproducen las condiciones de vida de una hipotética base terrícola en otros planetas.

En esta última tendencia se suma el proyecto EBIOS, acrónimo de Estación espacial bio-regenerativa. Se trata de una serie de módulos autosuficientes y sostenibles, que permitirán a los científicos y participantes de proyectos de la NASA entrenarse para la conquista de Marte y una posible colonización de la Luna.

[Para leer más: Así será el primer hotel espacial de cinco estrellas]

Pero el centro no estará limitado a misiones científicas, sino que durante seis meses al año estará abierto a los huéspedes que quieran tener una experiencia de turismo espacial sin salir de la Tierra.

Como en Marte pero en la Tierra

El complejo EBIOS se construirá en el desierto del Mojave, en California, a partir de 2021. La compañía impulsora del proyecto es la francesa Interstellar Lab, que trabaja codo a codo con la NASA en crear esta colonia terrícola.

Cada módulo tendrá áreas destinadas la investigación científica y zonas para el relax, el arte y el entretenimiento

Los módulos serán una serie de domos que permitirán alojar a 100 personas en un medio ambiente autosostenible. Esto significa que todos los recursos serán reciclados y reutilizados, ya sea el agua como la comida y las fuentes de energía.

Interior de los domos Foto Interstellar Lab

El interior de los domos presumirá de elegancia. Foto: Interstellar Lab.

Tecnologías de vanguardia

El centro futurista contará con tecnologías para el crecimiento de plantas en entornos cerrados, sistemas de impresoras 3D y herramientas para analizar el comportamiento humano en un ambiente de estas características.

[Para leer más: Viaja a Marte sin salir de Cantabria (y por solo 6.000 euros)]

Cada uno de los módulos estará equipado con un alojamiento que estará lejos de las incomodidades de las estaciones espaciales, un espacio para las investigaciones científicas y un centro de arte y música para entretener a los visitantes.

Interior de los domos2 Foto Interstellar Lab

Los visitantes tendrán comodidades como las de un hotel. Foto: Interstellar Lab.

Abierto a turistas

Cada huésped que no sea científico puede pasar una semana en el complejo, en donde podrá aprender sobre los avances para una futura conquista de la Luna y Marte, así como sobre las tecnologías del reciclaje de residuos, la administración del agua en entornos sin recursos naturales y la obtención de energía por nuevas fuentes.

El proyecto de Interstellar Lab recuerda al que se promueve en Arredondo (Cantabria), donde la compañía Astroland reprodujo en unas cuevas las condiciones que les esperan a los astronautas que pongan un pie en Marte, con una experiencia de convivencia en un hábitat extremo que se podía contratar por Tripadvisor.