El artista que convierte los campos en un tapiz de estrellas

Las obras de Bruce Munro recuerdan al cielo o a un campo de neuronas. Fotos: Bruce Munro.

El artista que convierte los campos en un tapiz de estrellas

El artista Bruce Munro transforma desiertos, viñedos y campiñas en una alfombra de luces, experiencia similar que ahora se puede ver en California

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

18/05/2019 - 11:00h

Paso Robles, en California, parece ser un viñedo como cualquier otro. Pero cuando cae el sol y el cielo se oscurece, el campo se ilumina con miles de bombillas de colores, un arco iris ondulante que dialoga con las estrellas.

[Para leer más: Poblenou estalla de luces y colores]

Esta es uno de los Campos de Luces, una performance del artista británico Bruce Munro, que cuenta con una carrera de 30 años trabajando con la luz como materia prima de su arte.

Bruce Munro18
Longwood Gardens, en Pasadena. Foto: Bruce Munro.

Baja intensidad lumínica

Para llegar a Paso Robles hay que transitar cuatro horas por carretera desde Los Ángeles. La travesía vale la pena, porque al llegar se ve un campo con bulbos traslúcidos, con una coloración muy leve que cambia según la refracción de los rayos solares.

En un viñedo de California Munro montó casi 59.000 luces led que convierte al campo en un lienzo de estrellas

Gracias a las células fotoeléctricas, al atardecer las luces led comienzan a parpadear y encenderse, pero no tienen una intensidad alta.

Bruce Munro21
Las luces tienen una baja intensidad para no interferir con la contemplación del cielo. Foto: Bruce Munro.

Aunque se trata de casi 59.000 lámparas irradian tanta luz “como dos casas que se encuentran apartadas en un terreno de cinco hectáreas”, describe Munro a Travel and Leisure.

Diálogos con las estrellas

Gracias a esta baja intensidad las luces permiten ver las estrellas con total claridad. La distribución caprichosa de los astros contrasta con la simetría de las luces en la tierra, que en sus seis hectáreas presenta retazos de colores conforme se pierde la vista al horizonte.

La idea de Munro es que el arte sea inmersivo, que los asistentes puedan caminar entre los bulbos de luces y sientan como si estuvieran entre un manto de astros.

Bruce Munro20
Antes de que caiga el sol los bulbos parecen chupa-chups de plástico. Foto: Bruce Munro.

“Trabajo con la luz, pero el arte no es sobre la luz, sino sobre las emociones”, describe el artista.

En Australia, Corea y en jardines de EEUU

Esta es la puesta en escena de luces más grande que Munro haya emprendido. Hasta ahora el Campo de Luz más grande era el que había montado en Australia, frente al Uluru, esa gigantesca formación rocosa ubicada en el corazón del desierto de la isla-continente.

El despliegue de hilos de luces entre los bulbos recuerda a las formas de las neuronas

En algunas ocasiones Munro lleva sus plantas luminosas a las ciudades, como las muestras que hizo en los jardines de Discovery Green (Houston), los del Hermitage en Norfolk (Virginia), la plaza de St Andrew (Edimburgo), el parque Franklyn en Columbus (Ohio) y los jardines Longwood en Pasadena.

Bruce Munro14
Puesta en escena en los jardines del museo de Cheekwood, en Nashville. Foto: Bruce Munro.

[Para leer más: El festival de luces que atrapa a Ibiza]

En ocasiones lo que hace Munro es desplegar hilos de led que se entrelazan entre las lámparas, lo que convierte a los campos en una red luminosa que recuerda a las formas de las neuronas, como lo hizo en el jardín botánico del desierto de Arizona, efecto que también se vio en Australia y en el festival de arte y luz Jeju de Corea del Sur.

Otras obras de Munro

El trabajo de Munro va más allá de montar luces en parques y prados. Tambiñen ha construido esculturas usando materiales reciclados, como botellas de plásticos o CDs en desuso.

Pero lo más recomendado es ver sus creaciones con forma de flores, duchas o siluetas abstractas donde la luz es protagonista.

Bruce Munro17
Bruce Munro15
Bruce Munro16
Bruce Munro25
Bruce Munro24