El cine vuelve a la pantalla grande

Para finales de junio se prevé que todas las salas de cine españolas estén abiertas. Foto: David Fernández | EFE.

El cine vuelve a la pantalla grande

Pequeñas salas y grandes grupos encienden sus proyectores tras tres meses de apagón: así será ir al cine en la nueva normalidad

Mar Nuevo

Madrid

12/06/2020 - 16:20h

En 2019 los cines españoles registraron más de 105 millones de espectadores y recaudaron 624 millones de euros, la mejor cifra en diez años. Les duró poco la alegría: la crisis del coronavirus cerró durante más de 100 días las salas y normalizó las películas -incluso los estrenos- en las plataformas digitales. Ahora el cine vuelve a las pantallas grandes entre medidas de higiene y distanciamiento social y obligado a repensar su modelo de negocio.

Los efectos del cierre de los cines no se limitarán al confinamiento y la desescalada sino que tendrá recorrido a corto, medio y largo plazo. Según la profesora de Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC Elena Neira “la industria cinematográfica ha tenido que aceptar que el cine e internet, al que hasta ahora se miraba como enemigo, están condenados a entenderse”. Por otro lado, ha servido “por una cuestión de necesidad, para eliminar los prejuicios de ver cine en casa”.

[Para leer más: El autocine más grande de Europa abre sus puertas en Alicante]

De hecho, gigantes del sector como Universal y Disney se decantaron por estrenos en vídeo bajo demanda en el caso de las cintas Troll’s World Tour y Artemis Fowl.

¿Significará la muerte del cine? No lo cree Jordi Sánchez Navarro, director de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC, quien anticipa una polarización entre los grandes acontecimientos cinematográficos, “que seguirán llenando las salas esporádicamente, y las pequeñas y medianas producciones, que puede que sí queden relegadas a un consumo en pantalla doméstica vía streaming”.

Tampoco parece indicarlo el entusiasmo con el que los primeros aficionados están volviendo a las salas. "La respuesta está siendo extraordinaria, la gente tiene muchas ganas", asegura a Efe el director general de la Fundación SGAE y responsable de la Sala Berlanga de Madrid, Rubén Gutiérrez, quien indica que el recinto ha vendido todas las entradas disponibles -50- para sus primeras sesiones.

Las medidas de higiene y seguridad marcan la vuelta al cine. Foto David Fernández EFE

Las medidas de higiene y seguridad marcan la vuelta al cine. Foto: David Fernández | EFE.

Una percepción que comparte el encargado del Renoir Plaza de España, también en Madrid, Isidro Alonso: “La gente ya nos preguntaba que cuándo abríamos, y hemos querido hacerlo lo antes posible”. La venta, señala, “de momento va bastante bien, hay una buena aceptación”.

Para la presidenta de la Federación de Distribuidores Cinematográficos (Fedicine), Estela Artacho, “la reapertura de las salas de cine va a ser un gesto muy positivo que mostrará cómo estamos volviendo a la normalidad”. Y es que, señala, desde que el cine se inventó como espectáculo a finales del siglo XIX, “solo esta pandemia ha obligado a cerrar las salas”.

Nueva normalidad en el cine

La ‘nueva normalidad’ en los cines trae medidas que ya estamos viendo en otros lugares públicos: vinilos en los suelos para marcar las distancias, dispensadores de gel hidroalcohólico por doquier, validación de entradas exclusivamente por código de barras y carteles que recuerdan la obligatoriedad de llevar mascarilla.

La Federación de Cines de España (FECE), que representa a más del 80% de las salas de España, ha elaborado un protocolo de actuación para dotar a los cines de los mecanismos necesarios para garantizar la seguridad de los trabajadores y espectadores.

Además del consabido gel higienizante, las mamparas para reforzar la distancia física entre trabajadores y público y los carteles informativos se diseñarán recorridos preferentes, se espaciarán los pases de películas y se escalonarán los horarios de acceso, además de incrementar la frecuencia de la limpieza y desinfección de las zonas más sensibles.

Para el presidente de FECE, Juan Ramón Gomez Fabra, la vuelta al cine para la población “marcará un hito” y contribuirá “a superar el estrés social sufrido durante la etapa de confinamiento".

Ir al cine más que a ver una película

¿Y en qué se traduce todo esto para el espectador? Algunos espacios, como el Cine Berlanga de Madrid, permiten ahora por primera vez primera el pago con tarjeta, mientras que el Renoir Plaza de España ha reforzado la limpieza y ha ampliado el margen de tiempo entre pase y pase.

Hasta las palomitas se pueden comprar online. Foto David Fernández EFE

Hasta las palomitas se pueden comprar online. Foto: David Fernández | EFE.

En los Cines Yelmo, que abren sus puertas en algunas ciudades este fin de semana, se animará a comprar la entrada e incluso las palomitas por internet, aunque en las salas hay máquinas donde hacer todo el proceso, y sin tocar nada. Los trabajadores, protegidos, controlarán desde lejos mientras que las butacas estarán ordenadas “con espacio suficiente”.

“La gente podrá jugar con la proximidad de sus entradas y luego, cada uno es responsable de mantener las distancias”, explica el máximo responsable de Yelmo, Fernando Évole, que añade que “es tan fácil y cómodo el proceso que solo hay que querer ir al cine”.

La vuelta de las pantallas grandes

En Madrid reabría el pasado lunes el Artistic Metropol, mientras que el jueves empezó a recibir espectadores la Sala Berlanga y hoy viernes es el Renoir Plaza de España el que abre de nuevo sus cinco salas a un aforo restringido al 33% de su capacidad, mientras que los Capitol lo harán con un aforo del 20%.

La Sala Berlanga ha retomado su programación con un ciclo de cine español compuesto, explica Rubén Gutiérrez, por películas “cuya distribución quedó paralizada” a causa de la pandemia.

El Renoir Plaza de España, por su parte, enciende los focos con un estreno, Little Joe, y una selección de cintas que estaban en proyección al declararse el estado de alarma o estuvieron entre las más demandadas en los meses previos, como 1917, Parásitos, The Gentlemen o Jojo Rabbit.

A partir del 19 abrirán los cines Renoir Floridablanca de Barcelona y Retiro de Madrid, mientras que los madrileños Princesa lo harán el 26 de junio. El grupo apostará por el cine de autor y en versión original, con cintas como Matthias & Maxime de Xavier Dolan, la mexicana Los lobos, de Samuel Kishi o el documental palestino La familia Samuni.

Ya habían abierto salas independientes como el Cine Almenara en Lorca (Murcia), el Gran Cinema Zugoza de Durango o el Cinema Montgrí en Girona, además de los autocines, que pudieron operar desde la fase 1 al estar al aire libre.

Autocine de Getxo, en Vizcaya. Foto EFE

Autocine de Getxo, en Vizcaya. Foto: EFE.

Grandes distribuidoras

El lunes pasado, Cinesa, el principal grupo de exhibición cinematográfica en España, reabrió alguna de sus salas, en Valencia, Santiago de Compostela y Zaragoza. Hoy 12 de junio lo hacen las de Vizcaya, Sevilla, Cádiz, Gran Canaria, Fuerteventura y Tenerife.

Si todo va bien, el viernes 19 de junio abrirán más salas, y así cada semana hasta la primera de julio, para cuando confían en tener operativos sus 45 cines (con 535 pantallas) en España.

Kinépolis tomó la delantera y levantó la semana pasada el telón en su sede de Valencia. Aunque no ha concretado las fechas de sus otros seis complejos, prevé tenerlos todos en funcionamiento para el 26 de junio.

Yelmo por su parte, que también supera las 500 pantallas en el país, abre este fin de semana sus primeros cines en Vizcaya, Sevilla, Cádiz, Gran Canaria, Fuerteventura y Tenerife.

El arranque, eso sí, se hará mayoritariamente con proyecciones de grandes éxitos del cine y películas que estaban en cartelera cuando se produjo el cierre, a mediados de marzo, a causa de la declaración del estado de alarma.

Cuándo veremos estrenos

Los estrenos se harán esperar un poco más. Universal será el primer estudio de Hollywood que se lanzará el 26 de junio con Personal Assistant, una comedia protagonizada por Dakota Johnson. Ese mismo viernes llegará también el primer estreno español, La cinta de Álex, de Irene Zoe Alameda.

El 3 de julio llegará la española La lista de los deseos, de Álvaro Díaz Lorenzo, con Victoria Abril, María León y Silvia Alonso. Para la primera semana de julio, la federación de cines FECE espera que prácticamente todos los cines de España estén funcionando de nuevo.

Entre las citas internacionales, el 17 llega la esperada Tenet, de Christopher Nolan, y otra española, Superagente Makey, dirigida por Alfonso Sánchez, con Silvia Abril y Leo Harlem. Le seguirá Disney con Mulan, el viernes 24 de julio, y así irán llegando los estrenos veraniegos: de Wonder Woman 1984, a Uno para todos, de David Ilundain.