El turismo wellness crece en España. Y estas son las tendencias

Las técnicas de meditación y desconexión ganan popularidad entre clientes corporativos.

El turismo wellness crece en España. Y estas son las tendencias

La desconexión digital, el coaching empresarial y la meditación son algunos de los factores que impulsan el crecimiento del turismo de bienestar

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

08/12/2018 - 17:00h

El turismo de bienestar es uno de los sectores que más está creciendo en España. El país se encuentra entre los 20 primeros destinos del mundo que reciben viajeros en búsqueda de tratamientos de relajación.

Aunque España no tiene la cultura de meditación, masajes y tratamientos de Oriente, según la escuela de turismo Ostelea más de 540.000 personas cada año llegan al país para participar en talleres de bienestar, tener estancias en hoteles con spas y recibir terapias en centros especializados, entre otras opciones.

La expansión del wellness se podría leer como una búsqueda del bienestar en todos los ámbitos: “el consumidor moderno no se contenta con trabajar y vivir en entornos poco saludables y luego buscar reductos de bienestar en su tiempo libre. Las personas esperan sentirse bien donde quieran que vayan, en su casa, el trabajo o cuando viajan”, indica a Cerodosbé Jeremy McCarthy, director de Spa y Bienestar de Mandarin Oriental Hotel Group.

MOPAR SPA RELAXATION FINAL 01A
El cliente corporativo es uno de los que más demandan los servicios de terapias de relajación.

La búsqueda de un ámbito diferente

“Hay una tendencia cada vez más importante de personas que buscan la necesidad de encontrarse a si mismo, en un ámbito diferente al de su casa”, indica Raquel Jiménez, fundadora del Bali Spirit Spa Lounge, en el centro de Barcelona.

Esta experta en terapias orientales abrió este local decorado al estilo indonesio hace ocho años, donde un staff de once terapeutas ofrecen tratamientos inspirados en la cultura balinesa, aunque también se extienden a técnicas ayurveda y a medicinas tradicionales chinas.

tokyo spa harmony suite 01
Spa en el Mandarin Oriental de Tokio.

Terapias más que masajes

Jiménez prefiere hablar de terapias más que de masajes, porque estos últimos se limitan a una recuperación física, mientras que el primero engloba un concepto más holístico, que –indica- también llega al plano espiritual. “Las profesoras de ayurveda tocan el cuerpo y llegan al alma”, precisa.

En este centro, indica su creadora, ya detectan cuál será el tratamiento adecuado para el cliente al verlo entrar, ya sea por la forma de vestir, caminar o tras escucharlo hablar.

Entre las terapias que ganan lugar están las relacionadas con la desintoxicación digital

“En España falta una cultura de terapias”, indica Jiménez, “estamos desconectados de Oriente, que tienen miles de años” con la cultura de la meditación.

bali
Terapias en el Bali Spirit Spa Lounge, de Barcelona.

Frenar la dependencia digital

Entre las terapias de wellness que ganan presencia están las relacionadas con la desintoxicación digital. Según precisan los expertos consultados, las consecuencias de la dependencia de las tecnologías alcanzan a varios ámbitos: en un incremento del estrés, estar pendiente del trabajo tras haber terminado la jornada laboral, distracción en momentos de reuniones familiares, de pareja o amistad, y hasta dolencias físicas.

“El problema con la tecnología no es que sea mala, es que es demasiado buena. Pero las personas están tan inmersas en ella que no se dan cuenta de las cosas que sacrifican cada día”, señala McCarthy.

Programas de desconexión

Los spas de la cadena Mandarin Oriental cuentan una serie de programas de desconexión, centradas para cortar la dependencia digital, que es solicitado tanto por los pasajeros de sus hoteles como por los residentes en las ciudades donde tienen presencia: en Hong Kong, Londres o Nueva York el 70% de los clientes son miembros de la comunidad local.

Uno de estos programas es el Digital Wellness, donde los móviles se dejan en la entrada y durante varias horas se realizan actividades de distracción y meditación, desde aprender a respirar hasta pintar dibujos.

london 2017 luxury spa yoga private
Sesiones privadas de yoga.

Otra variante es aprender a disfrutar del silencio. El próximo 12 de diciembre los spas del grupo hotelero realizan la Silent Night, en la que los clientes se encuentran solos o acompañados sin escuchar nada, ni música ni conversaciones.

Al público corporativo

En los Mandarin, que tienen una alta proporción de clientes corporativos, organizan mindful meetings, encuentros que buscan dinamizar las reuniones de trabajo “con soluciones de bienestar inspiradas en el método del mindfulness”, técnicas de concentración basadas en la meditación budista.

Los encuentros de meditación y relajación ganan popularidad entre los clientes corporativos

Esta aplicación de técnicas orientales dirigidas a clientes occidentales es implementada por el Bali, donde además de las terapias relajantes se realizan talleres de coaching.

“Con la meditación es posible dejar de escuchar esa radio que está encendida a todas horas”, compara Jiménez.