La siesta se apodera de los aeropuertos españoles

En un principio las cápsulas Air Pod estarán ubicadas en aeropuertos, y luego se expandirán a otros espacios públicos.

La siesta se apodera de los aeropuertos españoles

En 2019 se presentarán las primeras cápsulas Air Pod, que permiten descansar o trabajar encerrado en un pequeño habitáculo que aísla los sonidos

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

07/06/2018 - 16:13h

Cuando hay que esperar un par de horas en el aeropuerto, y con el cansancio a cuestas, hay pocas cosas más deseadas que poder echar una cabeceada en paz. Pero los ruidos, la luz, y sobre todo la incomodidad de las sillas, alejan el deseo. A este viajero agotado y con ganas de desconectar del mundo apunta Air Pod, un concepto de cápsulas individuales que en otoño llegará a Europa.

Primero en el Reino Unido

Los principales aeropuertos del Reino Unido serán los primero que verán estas cápsulas, creadas por los emprendedores eslovenos Mihael Meolic y Grega Mrgole.

En España, se espera que los Air Pod lleguen para el 2019, y luego de los aeropuertos, el siguiente paso es ofrecerlos en estaciones de trenes y buses, centros comerciales, universidades y otros espacios públicos.

Cápsula con multitud de servicios

El Air Pod es una habitáculo cerrado recubierto por paneles con vidrios polarizados. En su interior cuenta con un asiento que se convierte en cama y una mesa pequeña.

El uso de los Air Pod será de 15 euros por hora, y se podrá pagar con monedas virtuales

Además se ofrecen los servicios de wifi, aire acondicionado, purificadores de aire, conexiones para carga USB y eléctricos, almacenaje para equipaje y objetos personales y una pequeña pantalla display con información de vuelos.

Air pod interior relax

Financiación con moneda virtual

“La cápsula de descanso Air Pod proporciona un espacio único, para relajarse sin estrés. Ahí se podrá descansar, dormir o trabajar en privado en medio del espacio público. AirPod se convertirá en un pequeño hogar u oficina mientras se espera al autobús, tren o la siguiente reunión”, describe Meolic.

Actualmente el proyecto se encuentra en su última fase de desarrollo, y los emprendedores lanzaron una campaña de financiación pública por medio de monedas virtuales llamadas Apods, que permitirá a los inversores tener un 80% de los beneficios del emprendimiento cada mes.

El coste del uso de los Air Pod estará en 15 euros por hora, pero los Apods también se pueden utilizar como moneda de pago para este servicio, y a un coste más bajo.