Amazon rompería el mercado hotelero si se le ocurre entrar

Jeff Bezos, fundador y dueño de Amazon. Foto: EFE/Archivo

Amazon rompería el mercado hotelero si se le ocurre entrar

Amazon no dio grandes pasos en el turismo online, pero tiene un potencial dormido que podría alterar el mercado

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

13/03/2018 - 04:55h

Amazon simula estar distraído, más preocupado por desarrollar su plataforma de compras online o en potenciar los supermercados sin personal, pero nunca abandonó por completo su intención de pelear por el mercado turístico.

Expedia, Booking, Google, Airbnb y otros gigantes de la tecnología aplicada al turismo siguen peleando por un mercado que continúa su expansión. Pero Amazon mira el combate desde afuera, quizás esperando el momento oportuno para dar su zarpazo.

Potencial dormido

La firma de inversiones Morgan Stanley otorgó calificaciones “altamente positivas” a Amazon y consideró que la plataforma de Jeff Bezos podría tener grandes beneficios si decidiera incursionar en el mercado turístico.

El analista Brian Nowak destacó que Amazon maneja con gran eficacia la selección de productos, la aplicación de precios y un sistema de pagos seguro y amigable, factores que podría reconvertirlos en la venta de viajes, y obtener una gran ventaja sobre los competidores.

Amazon cuenta con una cartera de 300 millones de clientes, y un sistema de ventas que demostró su eficacia

Otro factor clave es la cartera de 300 millones de clientes que tiene Amazon, que periódicamente reciben alertas vinculadas con la compras que haya realizado en otras ocasiones. Esa forma de publicitarse y la eficacia de los algoritmos de la plataforma para sugerir productos es una tentación para las otras compañías online de viajes.

Grandes ganancias en puerta

Grandes actores del sector como Expedia o Booking gastan más de 500 millones de euros anuales en actualizar su inventario de cientos de miles de habitaciones, paquetes y vuelos. Esta es una inversión considerable, sí, pero para Amazon no le supondría ningún problema financiero en su gigantesca estructura.

Además Amazon podría recuperar esa inversión en un año si construye una plataforma de reservas hoteleras que tenga la mitad de la estructura de Expedia, analizó Nowak.

“El sector de viajes online puede decir que ha sido inmune a la llegada de Amazon. Pero eso no significa que no lo pueda volver a intentar. Y debería hacerlo”, dijo Nowak.

El fracaso de 'Destinations'

Las incursiones de Jeff Bezos en este sector han sido escasas. A lo sumo, se recuerda cuando lanzó la plataforma Destinations, que buscó abrirse camino entre las reservas hoteleras. Pero su escaso catálogo de 150 establecimientos, y que se haya centrado sólo en EEUU, ha limitado su expansión y al final terminaría cerrando seis meses después.

Apuesta por los asistentes de voz

En vez de volver a insistir sin tener una estrategia clara, Amazon prefirió centrar sus esfuerzos en desarrollar los asistentes de voz como Alexa, para que se conviertan en los nuevos mayordomos de los establecimientos más exclusivos.

Por medio de órdenes orales, los huéspedes pueden realizar consultas sobre el destino, ordenar servicios al hotel o solicitar taxis.

No en vano grandes compañías como Ryanair, Kayak o Skyscanner desarrollan aplicaciones para Alexa, y así ya están posicionadas para la nueva revolución tecnológica del sector, precisa Smart Travel News.

También las empresas turísticas pueden utilizar estos asistentes por medio de chatbots que interactúen con sus clientes, lo que permite otorgar respuestas más rápidas y sin necesidad de contratar personal adicional.