Google puede reservar en un restaurante mejor que un humano

Las reservas en los restaurantes y otros servicios se pueden dejar en manos de Google.

Google puede reservar en un restaurante mejor que un humano

El nuevo servicio Google Duplex permite realizar reservas en restaurante o gestionar citas en otros servicios con comandos de voz similares a los de un humano

En la conferencia para desarrolladores de Google, el consejero delegado Sundar Pichai mostró un adelanto de una herramienta de inteligencia artificial que es capaz de realizar llamadas telefónicas como si fuera una persona. Esta aplicación podría agilizar las reservas para un restaurante o un hotel, y sin necesidad de usar recursos como los chatbots.

Pichai manifestó que el objetivo de la división de inteligencia artificial pasa por facilitar la vida de los usuarios. La prueba que realizó el directivo con Google Duplex fue llamar a una peluquería para pedir cita, un trámite que suele consumir varios minutos pero que para la herramienta es en una tarea de rápida ejecución en manos de la inteligencia artificial.

El mismo comportamiento que un humano

Los usuarios pueden solicitar al asistente virtual que hagan sus reservas en el comercio, con lo que el asistente envía una señal a Duplex, que asume su tarea de llamar al negocio y actuar como un ser humano, incluso titubeando y marcando el tipo de pausas que las personas solemos tomar al realizar este tipo de consultas.

Google trabajó durante años para conseguir que su inteligencia artificial sea capaz de dialogar ajustándose a los matices de las conversaciones humanas

"Hola. Estoy llamando para programar un corte de cabello femenino para una cliente. Busco algo para el 3 de mayo", dice el robot al comienzo de la llamada. Cuando la dependiente contesta y pide un momento para buscar la agenda, el robot incluso dice "hummm", como haría cualquier persona que espera que le respondan en un comercio.

Cuando en la peluquería le preguntan a qué hora desea la cita, el robot dice que a mediodía, y cuando desde el salón le indican que a esa hora no hay campos disponibles y le ofrece uno más tarde, Duplex recuerda que el comando que recibió era conseguir una cita entre las 10:00 y 12:00 horas, y así lo solicita.

Al final de la llamada, el robot consigue una reserva para las 10:00 horas y avisa que ya cumplió con su tarea con una notificación: "Tu reserva está lista".

Nuevos paradigmas

Pichai explicó que Google ha trabajado durante varios años para que el asistente se adapte a los matices de la comunicación. Hace no muchos años las posibilidades de que un robot pudiera ejercer labores manuales a la perfección pero fuera totalmente incompetente a la hora de comunicarse eran altas, y con Duplex Google ayudará a romper ese paradigma.

"El sistema permite que las personas hablen normalmente como lo harían con otra persona, sin tener que adaptarse a una máquina"

Durante la conferencia, Pichai mostró otro ejercicio más complicado. El robot llama a un restaurante para hacer una reserva, y cuando la secretaria tiene problemas para entenderle encuentra la manera de explicarse mejor.

En el momento en que desde el restaurante le indican que no es necesario hacer una reserva para grupos de menos de cinco personas, el asistente le pregunta si hay mucha cola los miércoles en la noche y luego le explica toda esa información al cliente.

Para todo tipo de situaciones

"Queremos que la herramienta funcione en todo tipo de situaciones, como por ejemplo para que un padre ocupado en la mañana cuyo hijo está enfermo pueda pedir una cita al médico", contó el consejero delegado de la tecnológica.

"El sistema hace que la experiencia conversacional sea lo más natural posible y permite que las personas hablen normalmente como lo harían con otra persona, sin tener que adaptarse a una máquina", agregó.

Pichai adelantó que Google empezará a utilizar Duplex para su buscador, que es utilizado diariamente por millones de personas que consultan los horarios de establecimientos comerciales.

En lugar de que los negocios reciban cientos de llamadas de clientes buscando esa información (especialmente en festivos y fechas especiales), el robot de Google puede comunicarse con esos establecimientos y actualizar los horarios en el buscador para que estén al alcance de todos.