Irlanda se convierte en tierra de dragones y vikingos

El castillo de Ward, en Irlanda del Norte, se convirtió en Invernalia, una de las fortalezas de Juego de Tronos. Fotos: Turismo de Irlanda.

Irlanda se convierte en tierra de dragones y vikingos

Irlanda aprovecha el éxito de Juego de Tronos para organizar exposiciones y rutas temáticas. También Vikingos se suma como reclamo turístico en la isla

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

26/03/2019 - 19:03h

El éxito de Juego de Tronos es aprovechado por Irlanda para promocionar a la isla como uno de los escenarios principales de la serie de HBO. En Irlanda del Norte se organizó una ruta por 26 localizaciones de la saga, en paralelo al montaje de una exposición en Belfast y la muestra de un tapiz temático de estética medieval.

La producción de HBO se filmó en buena parte de Europa, con sets de filmación en España (desde Sevilla y Extremadura hasta Girona y el País Vasco), Croacia, Noruega, Islandia y Malta, entre otros parajes.

Irlanda del Norte se convierte en Poniente

Pero uno de los mayores protagonistas son los cuatro condados de Irlanda del Norte, país que –según se rumorea- será escenario de gran importancia en la nueva temporada.

[Para leer más: Juego de tronos se apodera de Belfast]

Varios bosques, acantilados, bahías y planicies fueron adaptadas como las agrestes tierras de Poniente. También algunas construcciones, como el castillo de Ward, que en la ficción es Invernalia, el hogar de la casa Stark.

32816 Games of Thrones  Door 7   Gracehill House
Diez puertas decoradas con motivos de Juego de Tronos se descubren en Irlanda del Norte.

Unos 26 paisajes de Irlanda del Norte fueron escenarios de las ocho temporadas de Juego de Tronos

Ubicado cerca del lago Strangford, en las cercanías está el Campo de Audley (donde se filmó la batalla de Oxcross), la Bahía de Quintin (transformada en Stokeworth) y el Río Quoile (convertida en la Tierra de los Ríos).

La ruta de las puertas

Los bosques de Invernalia se encuentra en Tollymor, mientras que el denso Camino Real es el bosque de Dark Hedges, que en realidad es una bonita avenida de hayas que conduce a la mansión Gracehill House.

 


Recorrido por los escenarios de Juego de Tronos

Los árboles caídos de esta antigua residencia fueron utilizados como materia prima para tallar 10 gigantescas puertas, que fueron repartidas por Irlanda del Norte, donde cada una describe un episodio de sexta temporada.

El falso tapiz medieval

En Bayeaux hay un famoso tapiz medieval de que narra los hechos previos a la conquista normanda de Inglaterra, que culminó con la batalla de Hastings.

33406 Ulster Museum   Game of Thrones  Tapestry Exhibition
Tapiz de Juego de Tronos.

La misma estética se despliega en el tapiz de Juego de Tronos, una confección artesanal de 77 metros de largo que cuenta los sucesos relacionados con la lucha por el trono de hierro.

La pieza se extiende por las paredes del Museo de Ulster, en Belfast, y mientras se emita la última temporada por cada capítulo se agregará una nueva sección a la tela.

Muestra gigantesca de la saga

También en Belfast, más exactamente en el centro de convenciones TEC, el 11 de abril abrirá sus puertas una exposición dedicada a la famosa saga.

Las armaduras de los Inmaculados y el vestido de Daenerys, en la muestra de Juego de Tronos. Fotos: Mahala Nuuk.
Las armaduras de los Inmaculados y el vestido de Daenerys, en la muestra de Juego de Tronos.

The Touring Exhibition es la misma muestra que pasó por Barcelona y otras ciudades, 5.000 metros cuadrados con vestuarios, armaduras, espadas, cráneos de dragones, un falso muro de hielo, carruajes y, por supuesto, el famoso trono elaborado con las espadas de los reyes y príncipes derrotados.

También los vikingos

Pero Juego de Tronos no es la única ficción que aprovechó los paisajes de Irlanda para convertirse en una fantasía épica.

Gran parte de la serie Vikingos fue filmada en la isla esmeralda, que disfrazó sus costas, acantilados y bosques de Escandinavia e Inglaterra.

small Powerscourt Waterfall, Co Wicklow
Cascada de Powerscourt, usada en la serie Vikingos.

Uno de los puntos usado de localizaciones es Powerscourt, conocida ahora ‘la cascada de los vikingos’. Esta caída de agua se encuentra a media hora de Dublín, cerca de en unos jardines espectaculares de 19 hectáreas ubicados en Powerscourt, en el condado de Wicklow.

[Para leer más: Siete rincones secretos para descubrir una nueva cara de Irlanda]

La cascada, de 121 metros de altura, es la más alta del país y está a seis kilómetros de una fastuosa mansión de 68 habitaciones, que data del siglo XIII.

Otras localizaciones vikingas

El poblado de Kattegat fue construido en las costas del lago Tay, también llamado lago Guinness (si se lo mira desde el aire, recuerda a una pinta de cerveza).

medium Lough Tay, Wicklow  3
El Lago Tay, usado para ubicar al pueblo de Kattegat.

Cerca está Luggula Estate, en el condado de Wicklow, otro de los paisajes usados como los alrededores  del pueblo de donde surgió el protagonista Ragnar Lothbrok.

El río Sena donde estaba el París medieval en realidad es el río Boyne (en el condado de Meath), mientras que las playas de Northumbria son las costas de Nuns, en el condado de Kerry.

Por lo visto, Irlanda es especialista en disfrazarse de otros países, ya sea de fantasía o realidad.