La cocina de Arzak se convierte en arte

San Sebastián rinde homenaje a la cocina de Arzak. Foto Juan Herrero | EFE

La cocina de Arzak se convierte en arte

Una doble exposición en el Museo San Telmo y el centro Tabakalera de San Sebastián indaga en la nueva cocina vasca y su vertiente más artística

Mar Nuevo

Madrid

27/03/2019 - 14:08h

Arzak no es solo un cocinero, es también –y quizás a su pesar- un símbolo, el del movimiento gastronómico conocido como la nueva cocina vasca, que supo hundir sus raíces en la tradición culinaria de siempre y abrir los brazos a las revoluciones que llegaban de todo el mundo. Su historia salta ahora al Museo San Telmo y el centro Tabakalera de San Sebastián en nuevo reconocimiento al cocinero, esta vez en forma de arte.

Comisariadas por Luisa López Tellería, las muestras se podrán visitar gratuitamente hasta el próximo 16 de junio (San Telmo) y 14 de abril (Tabakalera), en una propuesta que se acompaña de actividades como visitas guiadas, degustaciones de pintxos, proyecciones, talleres de cocina y catas de vino.

'Arzak en su salsa’ es el título de la exposición en el museo San Telmo, donde se han dispuesto catorce mesas que proponen un viaje por la historia de la cocina de Arzak

[Para leer más: Dónde comer los mejores pintxos de San Sebastián]

Arzak en su salsa

‘Arzak bere saltsan (Arzak en su salsa)’ es el título de la exposición en el museo San Telmo, concretamente en la sala Laboratorio, donde se han dispuesto catorce mesas que proponen un viaje por la historia de un restaurante centenario y la cocina de Arzak.

Elementos de la cocina de Arzak. Museo San Telmo. Foto Iñigo Royo
Elementos de la cocina de Arzak. Museo San Telmo. Foto Iñigo Royo.

Las propias mesas se presentan como símbolos puesto que, además de muebles alrededor de los cuales comemos y bebemos, son también lugares donde nos juntamos, trabamos y convivimos.

Relatando historias alrededor de la mesa encontramos también a las mujeres que han enseñado, cuidado, guiado, acompañado e inspirado a Juan Mari: su abuela, su madre, su mujer, sus hijas, y también sus jefas de sala, de partida y de cocina en una original combinación de mesas y musas que incluso da lugar a un documental.

Relatando historias alrededor de la mesa encontramos también a las mujeres que han enseñado e inspirado a Juan Mari: su abuela, su madre, su mujer, sus hijas, y también sus jefas de sala, de partida y de cocina en una original combinación de mesas y musas

Mobiliario, utillaje, documentos, testimonios y recuerdos conforman el contenido de estas mesas, que van desde el restaurante Alto Vinagres de 1897 a la actual, en el restaurante Arzak, en un viaje que nos lleva también del siglo XX al XXI a través de la gastronomía.

[Para leer más: Noruega, la revolución gastronómica que viene del norte]

El mundo en cuatro colores

Por su parte, Tabakalera expone ‘El mundo entero pintado en cuatro colores’, título que hace referencia a las salsas roja, verde, blanca y negra que, según Arzak, es lo único que diferencia a la cocina vasca del resto del mundo.

Exposición Arkaz en el museo San Telmo. Foto Juan Herrero EFE
Exposición Arkaz en el museo San Telmo. Foto Juan Herrero EFE.

Así lo contaba el periodista Hasier Etxeberria, fallecido hace dos años, cuyos textos acompañan a las creaciones del chef en esta exposición. “Casi todo lo demás que tenemos en nuestra cocina es lo mismo que podemos encontrar con pequeñas diferencias y matices en otros lugares del mundo. Pero hay cuatro salsas que aquí y solo entre nosotros, se pueden encontrar”.

Según Arzak, lo único que diferencia a la cocina vasca del resto del mundo son cuatro salas: roja, verde, blanca y negra 

Así, a través de los cinco sentidos, más el sentido del humor, se plantea una reflexión en torno a la cocina de vanguardia desde su vertiente más artística.

La muestra se compone de imágenes, objetos, obras de arte, audiovisuales, textos y testimonios que, siguiendo esas líneas maestras, nos introducen en el universo de Arzak y nos ayudan a comprender el fenómeno de la gastronomía vasca y promueven la reflexión en torno a los valores que lo han hecho posible.

Mesa Arzak en San Telmo. Foto Iñigo Royo
Mesa Arzak en el Museo San Telmo. Foto Iñigo Royo.

Agenda de actividades

Con motivo de estas exposiciones, se ha organizado también una agenda de actividades que incluye visitas guiadas que concluirán con una degustación en el restaurante del museo, proyecciones, talleres y catas de vino.

En el Basque Culinary Center se ofrecerán varios talleres de cocina para aprender a preparar los platos más conocidos de Arzak y Pedro Subijana

De forma paralela, en el Basque Culinary Center se ofrecerán varios talleres de cocina para aprender a preparar los platos más conocidos de Arzak y Pedro Subijana.

Además, en las calles de Donostia se realizarán recorridos (31 de marzo, 7 y 14 de abril) con varios puestos entre San Telmo y Tabakalera para degustar los pintxos favoritos de Juan Mari -con huevo frito y pimientos de piquillo- en apoyo a la ONG Zaporeak, que trabaja con refugiados.