La crisis en Cataluña dilata la progresión del lujo español

En 2016, Barcelona concentró el 32% del mercado de lujo de España, pero ahora rebajará la cuota al 29%. Foto: Archivo

La crisis en Cataluña dilata la progresión del lujo español

La industria de lujo española crecerá casi un punto menos que en 2016, principalmente por la tensión política en Cataluña

EFE

Madrid

12/11/2017 - 19:00h

El sector de productos y servicios de lujo español cerrará el año con unas ventas de unos 6.300 millones y un aumento interanual del 5%, casi un punto menos que el año pasado, debido, fundamentalmente, a la inestabilidad política en Cataluña, su principal plaza de ingresos con Barcelona a la cabeza.

En esta ocasión, el avance del sector estará apoyado en el consumo nacional, aunque la mayor parte del gasto corresponderá, un año más, a turistas y exportaciones, según datos de la asociación Luxury Spain, que agrupa a más de 80 compañías.

El análisis revela que el 52,5% de la facturación del sector provendrá de exportaciones, medio punto menos que en 2016; mientras que el consumo nacional aportará el 26%, un punto más, y las ventas a turistas el 21,5%, 1,5 puntos menos, a pesar de que se espera un año récord en la llegada de visitantes del extranjero.

El sector crecerá un año más pero su avance no será tan notorio como en años anteriores porque se espera una bajada del turismo en en el último trimestre, ha dicho a Efe la presidenta ejecutiva de Luxury Spain, Cristina Martin. Como razones estarían la inestabilidad política y, en menor medida, los atentados terroristas registrados en agosto.

Este efecto se notará, sobre todo, en Barcelona, ciudad que en los últimos años ha liderado en España el comercio de productos y servicios de alta gama y que en 2017 rebajará su cuota tres puntos, del 32 al 29% con una caída de las ventas a turistas en el tercer trimestre de un 3%.

Por segmentos, los artículos que mayor volumen de ventas concentrarán son los productos "gourmet" y de belleza, con 2.800 y 1.758 millones de euros, respectivamente. Por detrás se situarán el turismo y los servicios de calidad; y moda, accesorios, joyería y marroquinería, sectores que cada vez cobran un mayor peso dentro del lujo "made in Spain".

En todo el mundo, el 20% de las ventas de lujo se harán a través de internet, un canal que en España aún presenta gran recorrido, pues sólo el 33% de las firmas nacionales vende sus productos a través de la red, frente al 64% en el caso de las marcas internacionales.

El 53,2% de las compras corresponderán a hombres y el 46,8% a mujeres, según Luxury Consulting, que en un informe sobre las ventas de lujo en España revela que las renta media anual del comprador de artículos y servicios de alta gama ronda los 150.000 euros.

De media, cada comprador se gastará unos 48.329 euros, principalmente en automóviles (35.200 euros), gastronomía (2.950 euros), arte (2.842 euros), joyería (2.590 euros), moda (2.259 euros) y belleza (2.052 euros).