La Estatua de la Libertad planta cara a la masificación turística

La Estatua de la Libertad es uno de los símbolos de Nueva York. Foto Justin Lane |EFE.

La Estatua de la Libertad planta cara a la masificación turística

La más famosa atracción de Nueva York prohíbe los tours comerciales y las visitas guiadas para evitar la congestión

Mar Nuevo

Madrid

09/05/2019 - 13:19h

Mientras el crecimiento del turismo parece no tener límites, generando ingresos millonarios en todo el mundo, se disparan también sus efectos menos positivos, especialmente la masificación que amenaza a destinos y monumentos. Para hacer frente al este fenómeno, la Estatua de la Libertad de Nueva York prohibirá, a partir del 16 de mayo, los tours comerciales y las visitas guiadas.

La medida, que afectará también al Museo Nacional de la Inmigración de la Isla Ellis, está impulsada por el Sistema de Parques Nacionales de los EEUU, que gestiona el monumento y coincide con la apertura del nuevo Museo de la Estatua de la Libertad.

Alrededor de 4,5 millones de personas visitan anualmente la Estatua de la Libertad y el Museo de la Inmigración

[Para leer más: La antorcha de la Estatua de la Libertad tiene nuevo hogar]

Veto al turismo masivo

Alrededor de 4,5 millones de personas visitan anualmente estas atracciones y, según las autoridades, las visitas guiadas comerciales aumentan la congestión en estas áreas e impiden el libre flujo de visitantes, lo que afecta a la experiencia final de los viajeros.

La antorcha original de la Estatua de la Libertad ocupará una de las salas del futuro museo.
La antorcha original de la Estatua de la Libertad ocupará una de las salas del futuro museo.

La medida incluye la plataforma de observación de la Estatua de la Libertad, en la sexta planta, desde donde se observan panorámicas únicas de la isla y la ciudad.

El Servicio de Parques Nacionales ofrece sus propias visitas guiadas, que seguirán ofreciéndose de forma habitual (solo en inglés)

Aunque solo alrededor del 4% de quienes acuden optan por este tipo de guías privados, en los últimos diez años las visitas se dispararon un 600%.

El Servicio de Parques Nacionales ofrece sus propias visitas guiadas, que seguirán ofreciéndose de forma habitual (solo en inglés). Si no se entiende el idioma, se puede contratar el recorrido con una audioguía disponible en 12 lenguas, entre ellas el español.

[Para leer más: The Shed, una burbuja de cultura sobre ruedas se abre en Manhattan]

Oposición de los guías

Las nuevas restricciones “no son diferentes a las políticas vigentes en instituciones culturales muy visitadas en la ciudad de Nueva York y sus alrededores, como el Memorial y Museo del 11-S”, señalaron los responsables del Sistema Nacional de Parques.

La Asociación de Guías de la Ciudad de Nueva York rechazó las restricciones y señaló que costarán a los guías turísticos 1,8 millones de euros en ingresos anuales así como más de 100 empleos

También son similares a los implementados en otros puntos del país, como el Parque Histórico Nacional de la Independencia en Filadelfia y el Golden Gate (incluyendo Alcatraz) en San Francisco".

Sin embargo, la Asociación de Guías de la Ciudad de Nueva York (GANYC) rechazó las restricciones y señaló que costarán a los guías turísticos 1,8 millones de euros en ingresos anuales así como más de 100 empleos.

Denunciaron, además, que tendrá un impacto negativo en negativo en la experiencia y la seguridad de los visitantes en estos lugares emblemáticos.

Nuevo museo para la Estatua de la Libertad

La medida no es casual. Este mes de mayo se abre el nuevo Museo de la Estatua de la Libertad, que será el hogar de la antorcha original de la estatua (que no se exhibe al público desde la década de los 80).

Las restricciones coinciden con la inauguración del nuevo Museo de la Estatua de la Libertad, previsto para el 16 de mayo

Se trata de la mayor actuación en la Isla de la Libertad desde la colocación de la propia estatua, declarada Patrimonio Mundial por la Unesco en 1984.

El edificio, de 2.400 m2, está ubicado detrás del gigantesco monumento y está construido con materiales sostenibles, ideado para ahorrar energía y resistir hipotéticos fenómenos como terremotos o aumentos del nivel de las aguas.

Se caracterizará por presentar la historia de la mítica figura de una manera interactiva gracia a la inclusión de todo tipo de tecnologías multimedia.