La exposición que bucea en el talento de García Márquez

Experiencias, personas, lugares e hitos que forjaron el éxito global de 'Cien años de soledad'. Foto: EFE.

La exposición que bucea en el talento de García Márquez

Texas acoge la primera exposición del archivo de Gabriel García Márquez que ahonda en el proceso creativo (y el éxito) tras ‘Cien años de soledad’

Mar Nuevo

Madrid

24/02/2020 - 14:30h

¿Cómo pasa un escritor de ser prácticamente desconocido a traducir su obra a 45 idiomas y vender 50 millones de copias? La exposición ‘Gabriel García Márquez: la creación de un escritor global’, en la Universidad de Texas, bucea en los archivos personales del Nobel de literatura para descubrir cómo se forjó el éxito.

Su novela Cien años de soledad marcó, sin duda, un antes y un después en la trayectoria de este escritor nacido en Colombia y afincado en Ciudad de México, donde, por cierto, recalará también la muestra a finales de año.

García Márquez recorrió el mundo trabajando como periodista, se impregnó del talento de grandes escritores y, por fin, escribió la obra que lo cambió todo

Por eso esta obra es la pieza central de la exposición, que incluye más de 200 objetos del archivo de García Márquez, adquirido en 2014 por el Harry Ransom Center de la Universidad de Texas en Austin.

[Para leer más: Montevideo tras las huellas de Mario Benedetti]

Un escritor global

Nacido en 1927 en Aracataca, a pesar de empezar a publicar cuentos en 1947 no fue hasta dos décadas después, en 1967, cuando le llegaría el reconocimiento literario. Sucedió, claro, tras la publicación de su novela más internacional, la misma que le encumbró al podio de los mejores escritores del siglo XX.

A través de documentos anteriores y posteriores a esa fecha, la exposición recorre su vida así como sus trabajos como periodista o guionista, y las novelas, cuentos y otros escritos que aún perviven.

La muestra contiene documentos nunca vistos. Foto Universidad de Texas en Austin

La muestra contiene documentos nunca vistos. Foto: Universidad de Texas.

Según el comisario de la exposición y profesor del Whitman College, Álvaro Santana-Acuña, “García Márquez es un escritor 'global' porque sus historias continúan entrando en las vidas de millones de lectores en todo el mundo cada año”.

“Una generación tras otra”, añade, los lectores encuentran en sus obras personajes, situaciones, eventos, sentimientos, recuerdos que son significativos para ellos”.

Es por eso también que sus obras han sido capaces de atraer a todo tipo de lectores y en todo el mundo, desde Marlon Brando a Bill Clinton, pasando por Fidel Castro, Jorge Luis Borges y Oprah Winfrey.

“Una de las cosas que hacen que esta novela de García Márquez sea tan famosa es el hecho de que no solamente tenga millones de aficionados por todo el mundo, sino también muchos críticos", dijo Santana-Acuña. “Los clásicos son clásicos porque también son un objeto preferido de los críticos y Cien años de soledad continúa recibiendo tanto alabanzas como críticas que le dan visibilidad generación tras generación en todo el mundo”.

Santana-Acuña es autor de libro libro Ascenso a la gloria: cómo Cien años de soledad se escribió y se convirtió en un clásico mundial, publicado por Columbia University Press.

Expo Gabriel Garcia Marquez. Foto Univesidad de Texas en Austin

Entre los documentos, borradores con anotaciones del escritor. Foto: Univesidad de Texas.

Cómo se forja un escritor global

Cartagena, Barranquilla, Bogotá, París, Nueva York, Barcelona o Ciudad de México son algunas de las ciudades en las que vivió y trabajó García Márquez, Gabo.

Todas ellas marcaron de algún modo sus novelas, entre ellas El coronel no tiene quien le escriba (1961), Crónica de una muerte anunciada (1981) o El amor en los tiempos del cólera (1985), entre otras.

También sus amigos y las relaciones profesionales que estableció a lo largo de su vida ayudaron a dar forma a su escritura. De hecho, la exposición pone de relieve cómo ayudaron a la transformación del autor en una estrella literaria global. Para ello se muestran manuscritos, fotografías, videos, audios y correspondencia que aborda el impacto de su vida personal en sus obras más importantes.

Muchos de estos documentos, que se exponen en 6 salas, nunca han sido mostrados al público y ofrecerán una nueva perspectiva para acercarse al escritor. “Como demuestra esta exposición, Gabriel García Márquez hizo de lo local algo universal y, al hacerlo, se convirtió en el ciudadano de una república de las letras más grande que su Colombia natal, más grande que su hogar adoptivo en México, y aún más grande que las Américas del norte y del sur”, dijo el director del Ransom Center, Stephen Enniss.

En esos archivos se cuentan los manuscritos originales y primeras ediciones de sus obras como El coronel no tiene quien le escribaCien años de soledad, Crónica de una muerte anunciadaEl amor en los tiempos del cólera y Memoria de mis putas tristes, entre otras.

Gabriel García Márquez recogió su Nobel en 1982. Foto EFE.

Gabriel García Márquez fue galardonado con el Nobel en 1982. Foto: EFE.

También más de 2.000 cartas, borradores de su discurso para recibir el Premio Nobel de 1982, más de 40 álbumes de fotografías que ilustran casi nueve décadas de vida, vídeos, audios, máquinas de escribir ordenadores en los que escribió algunas de sus obras más famosas y álbumes con recortes de periódicos de todo el mundo que documentan meticulosamente cómo fue su carrera.

La exposición, subrayan sus responsables, sorprenderá incluso a los lectores qué más conocen a García Márquez, que descubrirán influencias de otros grandes clásicos en la obra de Gabo, como Jorge Luis Borges, William Faulkner, Ernest Hemingway, Virginia Woolf y James Joyce, así como Julio Cortázar, cuyo manuscrito de Rayuela está en la Benson Collection y forma parte de la exposición.

La exposición se nutre, además, de objetos de instituciones como la Biblioteca Luis Ángel Arango y la Biblioteca Nacional de Colombia. Puede visitarse en (libremente y con visitas guiadas, ambos gratuitos) en Texas hasta el 19 de julio. El próximo otoño viajará al Museo de Arte Moderno de Ciudad de México.