La exposición que lleva las obras de Rafael al lugar menos pensado

La escuela de Atenas. Foto: Guido Calamosca | Aeropuerto de Las Marcas.

La exposición que lleva las obras de Rafael al lugar menos pensado

El aeropuerto Rafaello Sanzio de Ancona (Italia) homenajea los 500 años de la muerte del pintor con una gran muestra de 45 de sus obras

Mar Nuevo

Madrid

13/12/2019 - 14:02h

Aunque existen algunas -y notables- excepciones de aeropuertos ideados como lugares particularmente hermosos, lo cierto es que estas infraestructuras no se caracterizan por su belleza. Y, sin embargo, tienen un enorme potencial, como demuestra la exposición sobre Rafael que puede verse en el aeropuerto de Ancona.

El 500 aniversario de la muerte de genial artista italiano del Renacimiento que se celebrará el próximo 2020 está detrás de la organización de ‘Rafael, una muestra imposible’ y que convertirá el aeropuerto de Ancona, que lleva precisamente el nombre del pintor de Urbino, en un museo inesperado.

[Para leer más: Una base de submarinos nazi se reinventa como centro de arte digital]

Una exposición imposible

En colaboración con el ente turísticos de Las Marcas y la Agencia de Turismo Italiana (Enit), la exposición acercará a los pasajeros que se acerquen al principal aeropuerto de la región de Las Marcas, una de las menos conocidas de Italia, las obras maestras del conocido como ‘príncipe de las artes’.

Exposición Rafael. Foto: Guido Calamosca | Aeropuerto de Las Marcas.

Exposición Rafael. Foto: Guido Calamosca | Aeropuerto de Las Marcas.

A escala real y meticulosamente precisas, las reproducciones de las obras de Rafael -o Raphael de Urbino, como le gustaba firmarlas- se expondrán hasta el próximo 19 de enero para después viajar a otras cinco ciudades europeas, comenzando por París.

Para realizarlas se utilizó una técnica que permite imprimirlas en tela, que se retroilumina ligeramente para permitir apreciar hasta el último detalle de los exquisitos trazos.

Grandes obras de Rafael

Entre las obras, cuyos originales se exhiben en 17 de los museos de arte más importantes del mundo, entre ellos los Uffizi, la Galería Borghese, el Louvre o El Prado, se cuentan, por ejemplo, La escuela de Atenas, pintada al fresco en las habitaciones que hoy se conocen como estancias de Rafael, en el Palacio Apostólico de la Ciudad del Vaticano.

También se podrá disfrutar de la Madonna Connestabile, un pequeño óleo sobre tabla pintado entre 1502 y 1503 y que se conserva en el Museo del Hermitage de San Petersburgo.

La Madona Sixtina, Los desposorios de la Virgen, La bella jardinera, Las Gracias, La Madona de Terranova o El triunfo de la Galatea son otras de las grandes obras que ya pueden verse entre los pasillos del aeropuerto.

Quinto centenario de Rafael. Foto Guido Calamosca | Aeropuerto de Las Marcas

En 2020 se ceñebra el quinto centenario de la muerte de Rafael. Foto Guido Calamosca | Aeropuerto de Las Marcas.

¿Un nuevo tipo de museo?

Según los responsables de la muestra, que inaugura el ciclo de eventos en conmemoración con el quinto aniversario de la muerte del artista nacido en Urbino, el objetivo pasa por celebrar la corta e intensa vida de Rafael -murió con tan solo 37 años- pero también para acercar su obra a la mayor cantidad posible de personas, tanto italianos como visitantes -muchos de los cuales no entran en museos de forma habitual- e, incluso, presentársela por primera vez.

Según explicó el presidente de la región de Las Marcas, Luca Ceriscioli, “No es solo una exposición, sino un nuevo tipo de museo y una nueva forma de crear cultura”.

Otro de sus atractivos, por supuesto, es el factor sorpresa: “descubrir maravillas en un lugar donde no esperarías encontrarlas, como un aeropuerto” es una representación perfecta de lo que espera al visitante en la región de Las Marcas, añadió el responsable  de Turismo y Cultura, Moreno Pieroni.

La idea de organizar este tipo de ‘exposiciones imposibles’ surge de la idea de que en la era de reproductibilidad digital de una obra de arte, la reproducción debe protegerse y valorarse dada su capacidad para alcanzar una difusión generalizada y masiva y en una suerte de democratización de la cultura, según teóricos como Paul Valéry, Walter Benjamin y André Malraux.

En este caso, la exposición de Rafael está comisariada por Renato Parascandolo y cuenta con la dirección científica de Ferdinando Bologna, recientemente fallecido.