La NASA en casa: ahora es más fácil que nunca viajar al espacio

Aprovechemos estos días para explorar el universo. Foto NASA Unsplash

La NASA en casa: ahora es más fácil que nunca viajar al espacio

Vídeos, visitas virtuales, vistas de 360º, podcast, libros electrónicos y hasta manualidades para explorar el universo desde nuestro propio hogar

Mar Nuevo

Madrid

07/04/2020 - 12:32h

Justamente estos días que debemos estar en casa resulta más fácil que nunca salir de nuestro planeta y explorar el universo gracias a los recorridos de realidad virtual y aumentada que ofrecen la NASA y que nos permiten mirar por el telescopio Hubble, pasear por la Estación Espacial Internacional o sentarnos en el asiento del piloto de un avión en misión espacial.

En este sentido, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) de los EEUU ha lanzado ‘La NASA en casa’ que aglutina diferentes y apasionantes iniciativas relacionados con el descubrimiento, la investigación y la exploración de la agencia en todo el universo.

Por qué no emplear estos días para saciar el deseo de conocer qué hay más allá de nuestra galaxia

El proyecto reúne vídeos, podcast, recorridos de realidad virtual y aumentada, libros electrónicos y hasta manualidades, pero también retos a ‘científicos caseros’ en los que se emplaza a contribuir a rastrear cambios en fenómenos atmosféricos y cómo impactan en el agua, las plantas y otras formas de vida. Y, todo, para despertar (o saciar) la curiosidad que la mayoría sentimos por el universo y los astros.

[Para leer más: ¿Miedo al coronavirus? Viaja a la Estación Espacial Internacional]

Go for Flight

En 2018 la NASA lanzó su primera iniciativa de visita virtual conocido como Go for flight. Por primera vez se podía recorrer su Centro de Investigaciones de Vuelo Armstrong en California.

Go for Flight. Foto NASA

Go for Flight. Foto: NASA.

Gracias a Google Expeditions, los visitantes digitales pueden recorrer un hangar de aviones, la sala de control donde se encuentra el simulador de vuelo, el laboratorio y el área de la rampa trasera donde comienzan los preparativos finales del avión -se pueden ver incluso los aviones F/A-18- para el vuelo.

Próxima parada: la estratosfera

Otro tour virtual de la agencia espacial nos permite subirnos a SOFIA, un avión Boeing 747SP modificado para transportar un telescopio de 106 pulgadas de diámetro a una altura de entre 11.580 y 13.700 m de altura. El recorrido permite ver el exterior de la aeronave y la puerta que cubre la cavidad donde se aloja el telescopio, que se abre en pleno vuelo.

Dentro del avión se puede explorar el centro de control de la misión, donde trabajan los operadores del telescopio y los científicos, así como el personal a cargo de la misión. Escaleras arriba esperan los pilotos, que conducen cuidadosamente el avión para que el telescopio esté en el lugar correcto en todo momento.

SOFIA

Dentro del B747 que transporta el telescopio SOFIA. Foto: NASA.

SOFIA realiza vuelos de unas diez horas para estudiar el sistema solar. Desde su altura, los astrónomos pueden observar el cosmos y estudiar galaxias cercanas, analizar cómo se formas las estrellas o las atmósferas de otros planetas y lunas, además de agujeros negros y cometas, entre otros.

Está disponible a través de la app Google Expeditions.

Telescopio Espacial Hubble

Otra visita que encantará a los aficionados al cosmos es la del Telescopio Espacial Hubble, ahora accesible en un recorrido virtual 360º.

Ubicado en el Centro de Vuelo Espacial Goddard en Greenbelt (Maryland), el Centro de Control de Operaciones del Telescopio Espacial (STOCC) se abre también a una visita virtual a través de diferentes vídeos que nos sitúan en el vestíbulo, la sala de operaciones de la misión, desde donde se monitoriza el telescopio, la sala de mantenimiento, el pasillo de exposición para ver el hardware que una vez voló en el espacio a bordo del Hubble, así como las herramientas que los astronautas usaron para reparar y actualizar el observatorio.

 

De excursión a un exoplaneta

Pero para salir definitivamente de este planeta tenemos que optar por una de las excursiones que propone la NASA a los exoplanetas. Este en concreto, a través de tecnología VR (Oculus o Steam), nos conduce a través del sistema estelar TRAPIST-1, conocido como el hogar de siete exoplanetas del tamaño de La Tierra que orbitan una estrella del tamaño de Júpiter.

La experiencia permite comprender cómo podrían ser estos mundos dados sus tamaños, densidades y proximidad a su estrella. Aunque las imágenes planetarias son “extrapolaciones artísticas” según la agencia, “los tamaños y las posiciones relativas se representan con precisión”.

Después de verlo tal vez tengas una nueva opinión sobre esa vieja pregunta de si estaremos solos en el universo.

Exoplanet travel bureau

Un paso más allá, la NASA cuenta con una particular ‘agencia de viajes’ a diferentes exoplanetas que permite investigar a través de visitas virtuales y 360º fuera del Sistema Solar, a exoplanetas como Kepler 186f, 55 Cancri e, TRAPPIST-1d o PSO J318.

Mezclando ciencia y creatividad, el portal ofrece también recursos como posters para descargar e imprimir.

La NASA ofrece materiales tan chulos para descargar como estos pósters.

La NASA ofrece materiales tan chulos para descargar como estos pósters.

Estación Espacial Internacional

Mientras coquetea con la idea de transformar parte de sus instalaciones en un exótico alojamiento turístico, la Estación Espacial Internacional ofrece diferentes recorridos de la mano de astronautas como Suni Williams, a la que vemos flotar en el espacio y descubrirnos algunos de los secretos de este gran laboratorio espacial.

 

Centro de Investigación Langley

Nunca seremos expertos en la NASA si no conocemos su centro de investigación más antiguo, el Langley Research Center (LaRC) ubicado en Virginia. Allí se han planificado y diseñado importantes misiones espaciales y también allí se ensayó el módulo lunar del Apolo.

Esta visita virtual permite conocer túneles del viento (el centro cuenta con más de 40 en los que se estudian los diseños de aviones y naves espaciales para hacerlos más seguros, con mejor respuesta y eficiencia), entre otras de sus instalaciones.