'La ronda nocturna': la obra maestra de Rembrandt como nunca se la vio

El Museo Nacional de Ámsterdam permite ver 'La ronda nocturna' de Rembrandt con detalles increíbles. Foto: Rijkmuseum

'La ronda nocturna': la obra maestra de Rembrandt como nunca se la vio

El Rijksmuseum de Ámsterdam presenta una fotografía de 44,8 gigapixeles de 'La ronda nocturna', uno de los trabajos más emblemáticos de Rembrandt

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

15/05/2020 - 12:43h

Una de las opciones más interesantes de las aperturas virtuales de los museos es poder verlas con una precisión de detalles imposibles de captar a simple vista. Eso lo hizo hace pocos días el Museo Reina Sofía con el Guernica y otras obras, y ahora también lo pone en práctica el Museo Nacional de Ámsterdam.

El Rijksmuseum realizó una fotografía de “hiper resolución” de La ronda nocturna, una de las obras más famosas de Rembrandt.

[Para leer más: Ahora puedes descubrir todos los detalles ocultos del Guernica]

La imagen se confeccionó con la suma de 528 imágenes individuales que se unieron por medio de un sofisticado programa con inteligencia artificial, y que totaliza 44,8 gigapixeles, o sea 44,800 millones de pixeles.

La ronda nocturna era diurna

El cuadro en realidad se llama La compañía militar del capitán Frans Banninck Cocq y el teniente Willem van Ruytenburgh, nombre que se descubrió más tarde gracias a un boceto que dejó el pintor neerlandés.

Cuando se acerca la visión a los detalles del cuadro se descubren las manchas de pigmento de la pintura, imposible de captar a simple vista

El nombre de La ronda nocturna se asumió por equivocación, porque el cuadro estaba tan deteriorado en el siglo XIX que se pensó que la escena transcurría por la noche. Pero la restauración de 1947 devolvió el brillo original y se descubrió, con sorpresa, que los militares estaban en pleno día.

Restauracion de La ronda nocturna Foto Rijksmuseum

Restauración de 'La ronda nocturna' en el museo de Ámsterdam. Foto: Rijksmuseum

Homenaje a los arcabuceros de Ámsterdam

La obra de gran formato, de 359 por 458 centímetros, es una de las creaciones cumbres no solo de Rembrandt sino del siglo de oro de la escuela flamenca. Bajo los cánones del barroco, fue pintado entre 1640 y 1642 para decorar el salón principal de la Corporación de Arcabuceros de Ámsterdam.

En primer plano está el jefe de la milicia Frans Banninck Cocq, quien también era el alcalde de Ámsterdam. Como era el que pagaba la factura, era lógico que su lugar sea el de protagonista.

La restauración postergada

La fotografía fue realizada para emprender una nueva restauración de la obra, una de las más importantes que se puede ver en el Rijksmuseum. Pero el coronavirus paralizó el calendario de los curadores, y los trabajos fueron pospuestos para principios del 2021, momentos en que se podrán seguir en tiempo real por Internet.

[Para leer más: No hace falta viajar a Ámsterdam para descubrir al mejor Rembrandt]

La ronda nocturna recortada Foto Rijksmuseum

La obra era tan grande que tuvo que ser recortada para que pueda pasar por las puertas. Foto: Rijksmuseum

Con esta imagen de hiper resolución es posible ver detalles imposibles de percibir para el ojo humano. Cuando se acerca la visión a un rostro, objeto o al resto del cuadro se perciben las pinceladas y los pigmentos hasta un punto en que parece más un paisaje lunar antes que una obra maestra de Rembrandt.

La imagen de hiper resolución será de gran ayuda para los conservadores, que el año que viene harán una precisa restauración de la obra

Además de estar disponible para el gran público, esta sofisticada fotografía permitirá que los restauradores puedan comparar su trabajo con el estado anterior de la obra. Y también sirve para que los investigadores de todo el mundo puedan explorar los secretos de uno de los trabajos más emblemáticos de la escuela flamenca.