Las bibliotecas más espectaculares que podemos visitar desde casa

Biblioteca de la Abadia de Admont, Austria. Foto: Wikipedia.

Las bibliotecas más espectaculares que podemos visitar desde casa

De Dublín a Baltimore pasando por Praga o Malta: recorremos siete bibliotecas emblemáticas que se pueden explorar con tours virtuales desde el sofá

Mar Nuevo

Madrid

30/04/2020 - 13:38h

Hay bibliotecas que huelen a papel añejo, las que nos encandilan con su arquitectura audaz y las que ofrecen actividades donde es imposible aburrirse. Hay incluso, bibliotecas que no tienen libros. Como los museos o los teatros, las bibliotecas más bonitas del mundo han tenido que cerrar sus puertas, pero han abierto ventanas virtuales para seguir disfrutando de sus tesoros.

De Praga a Cambridge y de Austria a Baltimore, pasando por Dublín y Malta, recorremos los siete templos de libros más fascinantes que podemos curiosear a través de tours interactivos sin movernos del sofá.

[Para leer más: Bienvenido a la librería más fascinante del mundo]

Biblioteca del Trinity College, Dublín

Una de las bibliotecas más imponentes del mundo nos espera en Dublín. Espectacular, icónica… los adjetivos se quedan cortos para describir el Trinity College por donde han desfilado personajes ilustres como Oscar Wilde, Samuel Beckett o Bram Stoker.

La biblioteca, que puede visitarse ahora con esta ruta panorámica de Google Arts & Culture cuenta con la mayor colección de manuscritos y libros impresos de Irlanda, de alrededor de 3 millones de volúmenes, ya que desde 1801 recibe un ejemplar de todas las obras publicadas en Irlanda y Gran Bretaña.

Si es el país con mayor cantidad de literatos por algo será. Foto Turismo de Irlanda.

Biblioteca del Trinity College, Dublín. Foto: Turismo de Irlanda.

La sala principal, conocida como Long Room, fue construida entre 1712 y 1732 y guarda más de 200.000 de los libros, entre ellos los más antiguos de la biblioteca. Decenas de bustos de mármol de reconocidos pensadores y literatos vigilan la estancia y sus fondos, entre los que sobresale el Libro de Kells, probablemente el manuscrito medieval más famoso del mundo, y que contiene escritos en latín los cuatro evangelios del Nuevo Testamento.

Biblioteca Widener, Massachusetts

La joya de la corona de la Universidad de Harvard es la Biblioteca Memorial Harry Elkins Widener, con fondos de 3,5 millones de libros repartidos en sus grandes y armoniosas salas de estilo neoclásico ubicadas en Cambridge (Massachusetts).

La biblioteca Widener suma 92 km de estantes en 8 km de pasillos distribuidos en diez pisos

Estos días está de estreno: acaba de inaugurar un tour virtual 360º que permite acceder a sus fondos y así aliviar el confinamiento.

Además de deambular entre sus instalaciones, abiertas desde 1912 y que llevan el nombre del estudioso y coleccionista de libros Harry Elkins Widener, fallecido en el hundimiento del Titanic, se puede obtener información adicional del edificio y también de sus fondos, con obras en más de 100 idiomas.

Widener Library

Widener Library.

Cuenta con 92 km de estantes y ocho km de pasillos en diez niveles: todo un laberinto que incluye libros raros, entre ellos un ejemplar de la biblia de Gutenberg que fue objeto de un intento de robo en 1969 en un rocambolesco episodio.

La visita virtual cuenta con tecnología Matterport, la misma que nos permite recorrer, 5.000 años después de su muerte, la tumba de la reina Meresankh III en Egipto.

Clementinum, Praga

Más que una biblioteca, Clementinum es una obra de arte en sí misma. De estilo barroco y construida en 1722 cuenta con frescos originales de Josef Hiebel que representan las ciencias y las artes y un fondo de 20.000 volúmenes, entre ellos incunables y obras maestras de la literatura de los últimos siglos.

Se encuentra dentro del complejo jesuita del mismo nombre, el segundo más grande de Praga después de su castillo, e incluye un colegio y una iglesia, entre otros edificios de carácter religioso y educativo.

La biblioteca formaba parte de la antigua universidad jesuita de Praga. Foto Biblioteca Clementinum

La biblioteca formaba parte de la antigua universidad jesuita de Praga. Foto: Biblioteca Clementinum.

El más especial, su biblioteca, puede visitarse a través de un tour virtual que permite casi caminar entre los miles de libros, maravillarse con sus detalles arquitectónicos como la galería con balcón de hierro forjado, los suelos de mármol y las molduras de la columnas espiraladas. pero también descubrir su colección de globos terrestres, visitar su sala de lectura y el observatorio en la Torre Astronómica de 52 m de altura y con magníficas vistas sobre Praga aunque estas, en la visita virtual, no están disponibles.

King’s College, Cambridge

Ni siquiera en condiciones normales está abierta al público, lo que hace de esta visita virtual a la biblioteca del King’s College en Cambrdige (Reino Unido) más atractiva si cabe.

En funcionamiento desde la segunda mitad del siglo XV cuenta entre sus vastos fondos con valiosas colecciones de libros raros, manuscritos y documentos mediavales e incunables, así como algunos de los primeros volúmenes impresos.

King's College Library

Imagen del tour virtual a la King's College Library.

Al pasear entre sus estanterías de madera que conforman un laberinto de pasillos podremos también obtener información de algunos de los académicos más ilustres que dejaron su huella en la universidad.

Si te apasiona la música (y si no también) no dejes de echar un vistazo a la Biblioteca de Música Rowe, en el segundo piso, que acoge una fantástica colección de partituras (con obras especialente señaladas de la música inglesa del siglo XVIII).

Biblioteca de la Abadía de Admont

El monasterio más antiguo de Estiria, en Austria, fundado en 1074 por el Arzobispo Gebhard de Salzburgo y perteneciente a la orden benedictina se encuentra a unos 75 km al sur de Link.

Gracias a su escuela de escritura, el monasterio de Admont se convirtió en uno de los centros culturales y espirituales de la Edad Media, no solo en Austria y Alemania, sino en toda Europa.

Su biblioteca data de 1776 y es obra de Josef Hueber. Incluye frescos en el techo del artista Martino Altomonte y obras en madera de Josef Stammler. Fue la única parte de la abadía que se salvó de un incendio que en 1865 arrasó casi por completo el complejo.

Biblioteca de la Abadía de Admont. Foto Zdenek Machacek Unsplash

Biblioteca de la Abadía de Admont. Foto: Zdenek Machacek | Unsplash.

Con fondos que proceden desde la propia fundación de la abadía, su colección total de libros consta de 200.000 volúmenes, entre ellos 1.400 manuscritos del siglo VIII y 530 libros impresos antes de 1500.

La biblioteca monástica más grande del mundo se puede visitar ahora con este tour virtual que tiene un coste, eso sí, de 0,99 euros.

Biblioteca George Peabody, Baltimore

Ubicada dentro de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, en el histórico barrio cultural de Mount Vernon-Belvedere al norte de la ciudad, frente al famoso monumento a Washington, fue financiada por el comerciantes, banquero y filántropo local George Peabody con el fin de crear una biblioteca de uso gratuito para todas las personas que desearan utilizarla.

Sus primeras instalaciones se abrieron en 1866, completadas en 1878 con el ala que diseñó el arquitecto Edmund G. Lind.

Cuenta con alrededor de 300.000 volúmenes, especialmente potente en religión, arte británico, arquitectura, topografía e historia, biografía y literatura, entre otras.

Biblioteca de George Peabody. Foto: Patrick Gillespie | Flickr.

Biblioteca de George Peabody. Foto: Patrick Gillespie | Flickr.

Se considera además una de las bibliotecas más hermosas del mundo con su estilo neoclásico, monumental y visualmente impresionante, con un atrio que se eleva sobre un suelo de mármol blanco y negro y termina en una cúpula de vidrio.

Biblioteca Nacional de Malta

Situada en el centro de Valletta, la Biblioteca Nacional de Malta es uno de los grandes tesoros que guardan las islas maltesas. Un lugar de referencia e investigación que preserva la memoria del país con obras que abarcan desde la Edad Media hasta la era digital.

Entre sus colecciones más destacadas se encuentran el archivo de la Orden de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta que abarca casi 7.000 volúmenes y 900 años de historia (desde 1101 hasta 1798) o el poema maltés más antiguo de la historia llamado Il-Kantilena escrito por Pietru Caxaro hacia el 1458. Ahora podemos curiosear tanto interiores como exteriores del lugar sin salir de casa.

Biblioteca Nacional de Malta. Foto Turismo de Malta.

Biblioteca Nacional de Malta. Foto: Turismo de Malta.