Las carreteras más alucinantes del mundo (y no está la ruta 66)

La carretera del Atlántico en Noruega.

Las carreteras más alucinantes del mundo (y no está la ruta 66)

Curvas trepidantes, rectas interminables y, sobre todo, impresionantes paisajes hacen de estas diez carreteras destinos perfectos para tu próximo road trip

Mar Nuevo

Madrid

08/03/2019 - 18:23h

De la serpenteante costa italiana de Amalfi hasta la enigmática Ruta 40 en Argentina, pasando por la salvaje Garden Route de Sudáfrica o la asombrosa carretera del Atlántico de Noruega, estas son las carreteras más fascinantes para un viaje en coche.

Nos gusta conducir. Enfrentarnos a carreteras interminables disfrutando solo del paisaje que de desliza a través de las ventanillas, cantando nuestras canciones favoritas o reencontrándonos con nosotros mismos, con la libertad de viajar sin horarios ni ataduras y, teniendo por delante una de estas diez increíbles carreteras.

Recorrer la costa de Amalfi en coche es un viaje que todos deberíamos hacer una vez en la vida

[Para leer más: Los cinco mejores cruceros para amantes de la fotografía]

Ruta 40, Argentina

A través de los más de 5.000 km a lo largo de la Cordillera de los Andes, desde La Quiaca hasta Calafate, en la Patagonia, y emulando al Che Guevara, que la recorrió en moto antes de comenzar su periplo como revolucionario, la mítica Ruta 40 ofrece paisajes que son puro espectáculo.

Se trata de un recorrido que permite, además, advertir las diferentes culturas y hasta climas de las tres regiones que atraviesa y que guarda sorpresas como la región de la Puna, la laguna Brava y la Quebrada de Humahuaca.

Road trip. Foto Esudroff Pixabay
Viajes por carretera o la libertad en estado puro. Foto Esudroff | Pixabay.

La Costa Amalfitana, Italia

Más cercano y asequible, recorrer la costa de Amalfi en coche es un viaje que todos deberíamos hacer una vez en la vida. De un lado, las casas y hoteles de colores pastel que se arraciman en las laderas; de otro, el mar Mediterráneo salpicado de embarcaciones.

Y, en medio, el zizagueante discurrir de una carretera que nos acerca a exquisitas localidades como Positano y Ravello, que rodea el Golfo de Salerno y desemboca en Vietri sul Mare.

Un recorrido que pide a gritos un Fiat 500 o una vieja Vespa para recorrer una costa que es, al completo, Patrimonio Mundial por la Unesco.

Costa amalfitana. Foto kirkandmimi Pixabay.
Costa Amalfitana. Foto kirkandmimi | Pixabay.

Pacific Coast Highway, California (EEUU)

La carretera que sedujo a Henry Miller, Jack Kerouac o a Simone de Beauvoir y Jean-Paul Sartre y que une Los Ángeles y San Francisco es una fuente inagotable de inspiración. Escénica y teatral, su belleza es la belleza de la California más auténtica, salpicada de ciudades como Monterrey o atractivos como el castillo de Hearst.

Con razón su sobrenombre es ‘California dream road’.

La Pacific Coast Highway, en California, es la carretera que sedujo a Henry Miller, Jack Kerouac, Simone de Beauvoir y Jean-Paul Sartre

Garden Route, Sudáfrica

Mucho menos conocida, la ruta enlaza Ciudad del Cabo y Puerto Elisabeth a través de una carretera panorámica que nos depara pequeños pueblos costeros, playas de ensueño, lagos y cascadas que componen una frondosa postal natural.

En Hermanus es posible parar para ver ballenas mientras que el Parque el Parque nacional de Addo custodia los ‘cinco grandes de África’ o Big Five y la Reserva natural de De Hoop.

Imprescindibles son también la Table Mountain en Ciudad del Cabo y la bahía de Jeffreys, paraíso de surfistas de todo el mundo.

Garden Route. Foto Pixabay.
Garden Route. Foto Pixabay.

La carretera del Atlántico, Noruega

La carretera, atlanterhavsveien en noruego, es una de las vías más espectaculares de mundo –no exenta de peligro- que conecta la isla de Averøy con el continente en un recorrido fantástico a través de ocho puentes que se elevan y se retuercen sobre el mar. El más largo, el puente de Storseisundet, desafía literalmente a los elementos con una curva espectacular.

Muy afamado entre los visitantes y una auténtica proeza de la ingeniería, nos regala increíbles paisajes costeros sobre decenas de pequeñas islas e islotes en sus poco más de ocho km.

Carretera del Atlántico. Foto Pinterest.
Carretera del Atlántico. Foto Pinterest.

Great Ocean Road, Australia

Una de las rutas por carretera más seductoras del mundo que va indisolublemente unida a la imagen de furgonetas Volkswagen cargadas de surfistas curtidos por el sol y el mar.

La ruta arranca en la ciudad de Torquay (Melbourne) y recorre 250 km repletos de alicientes, como Port Campbell y sus famosos Doce Apóstoles, Kennet River y su colonia de koalas o Anglesea, donde ver canguros de cerca.

Cabot Trail, Canadá

En Cabo Breton, una de las islas más hermosas del mundo, Cabot Trail es una espectacular carretera de alrededor de 300 km que bordea impresionantes acantilados y cañones, bosques milenarios, montañas y aldeas de pescadores.  

En paralelo a la costa, el recorrido, lleno de sube y bajas y curvas, nos depara caídas verticales de hasta 30 m, por lo que los conductores con vértigo deberían abstenerse.

Cabot Trail, Canadá.
Cabot Trail, Canadá.

La isla es además un destino ideal para practicar deportes como vela, pesca o kayak, así como senderismo en el parque nacional Cape Breton Highlands, con 948 km cuadrados que engloban diferentes hábitats –también osos-. Con vistas al Atlántico norte, permite también observar ballenas, delfines o focas.

Carretera de Grossglockner, Austria

Alrededor de la que es posiblemente la montaña más impresionante de Austria, la Grossglockner, de 3.798 m de altitud, se extiende la carretera más famosa del país. En sus 48 km de longitud supera un desnivel de 1.500 m y atraviesa diferentes zonas climáticas y paisajes, desde prados y bosques hasta glaciares de nieves perennes.

Coches clásicos, motos y bicicletas recorren las 36 curvas que ascienden hasta la Kaiser-Franz-Josef Höhe a una altitud de 2.369 metros, donde hay un centro de información sobre las rutas panorámicas que llevan a la boca del glaciar. La carretera está abierta solo entre mayo y octubre, y por la noche el acceso queda cerrado.

Grossglockner Hochalpenstrasse
Carretera de Grossglockner, Austria

Historic Columbia River Highway, Oregon

La primera carretera panorámica de los EEUU (cuenta con la distinción de Monumento Histórico Nacional) se diseñó en 1913 para mostrar las cataratas de la zona y representa una gran hazaña de la ingeniería, pues está suspendida sobre un lado de la garganta del río.

Desde su inauguración en 1922 ha experimentado pocos cambios, lo que garantiza una experiencia fascinante a través de los 24 km que separan Corbett y Fodson, la parte más popular, y que abarca seis parques estatales, siete cascadas y vistas a picos montañosos, incluido el de Santa Helena.

Con solo dos carriles, es el equivalente de viajar atrás en el tiempo. Durante el invierno, las famosas cascadas se congelan, mientras que en primavera y otoño explota de colores al ritmo que marcan árboles y flores.

Historic Columbia River Highway. Foto Flickr.
Historic Columbia River Highway. Foto Flickr.

Túnel de Guoliang, China

No tanto un road trip como una experiencia para poner a prueba nuestras dotes de conductor, el túnel de Guoliang fue esculpido en las montañas de Taihang en 1972 por los lugareños tras siglos de aislamiento.

En el noroeste de China, en la provincia de Henan, el túnel, de apenas seis metros de ancho y cuatro de alto, está en curva y ofrece una suerte de ventanas excavadas en la propia roca de las montañas Taihang con vistas espectaculares (y también una caída de cientos de metros).

Se tardaron seis años en excavar el túnel, que tiene 1,6 km de largo.

Tunel de Guoliang. Foto Flickr.
Tunel de Guoliang. Foto Flickr.