Las tiendas Apple donde más disfrutarás comprando un iPhone

La tienda Apple bajo el icónico cubo de cristal en la Quinta Avenida reabre sus puertas (y es mejor que nunca). Foto Partner + Foster.

Las tiendas Apple donde más disfrutarás comprando un iPhone

Con diseño del estudio Foster + Partners, las nuevas tiendas de Apple en Tokio y Manhattan garantizan un plus de emoción en la experiencia de compra

Mar Nuevo

Madrid

01/10/2019 - 13:22h

Si las compañías buscan hoy establecer vínculos emocionales con sus clientes -o fans- está claro que Apple es una de las que lo logra con creces. Las recientes aperturas de Apple Marunouchi, en el distrito central de Tokio, y Apple Fifth Avenue, en Manhattan, trascienden el concepto tienda para crear nuevos templos donde los amantes de la firma tecnológica desearán pasar horas y horas.

Aluminio, cristal y mucha luz son los elementos comunes a estos proyectos que cuentan con la firma del estudio de arquitectura Foster + Partners y que apuestan por elementos propios de las culturas japonesa y estadounidense para crear proyectos únicos y que conecten con sus respectivos públicos.

Apple Marunouchi se ideó como un oasis de paz frente al bullicioso distrito de Tokio en el que se inserta

[Para leer más: Diez edificios que han revolucionado la arquitectura moderna]

Apple Marunouchi

Ubicado en el edificio Mitsubishi de 1973 y adyacente a la concurrida estación de Tokio se alza Apple Marunouchi. Inspirada en la estructura original del edificio su estética sobria y refinada destaca por las inmensas cristaleras enmarcadas en aluminio que integran interior y exterior.

Apple Marunouchi, Tokio. Foto Foster Partners.
Apple Marunouchi, Tokio. Foto: Foster Partners.

Con un proyecto de Foster + Partners y el diseñador Jonathan Ive, destaca el protagonismo de los grandes tallos de bambú que ocupan los escaparates que cubren las dos alturas del espacio y que aportan al conjunto la sensación de luz, pero también de vida, y contribuyen a crear un oasis frente al incesante ajetreo de sus alrededores.

Precisamente el objetivo de sus creadores era generar un remanso de paz en medio del bullicio de Tokio. Según Stefan Behling, jefe del estudio, “las vitrinas de aluminio bellamente elaboradas definen el límite de la tienda y la presencia de Apple, ofreciendo una visión previa de la tienda a todos los que entran”.

Un interior que, sin embargo, también se cubre y se protege con el bambú presente en todos los escaparates.

Una vez en el interior, el yeso blanco y la madera cobran todo el protagonismo, así como una gran pared cubierta de pantallas y una escultórica escalera a la derecha de la tienda.

Apple Marunouchi 1
El bambú enmarca las fachadas de Apple Marunouchi. Foto: Foster Partners.

Revestida con aluminio pintado de blanco y peldaños de terrazo, la escalera, que fue directamente ensamblada in situ, combina con el interior lleno de luz.

La tienda de Apple en la Quinta Avenida, abierta en 2006, ha recibido un total de 57 millones de visitas, más que atracciones como el Empire State Building o la Estatua de la Libertad

Apple Fifth Avenue

Por su parte, la tienda Apple de la Quinta Avenida de Nueva York, conocida por el ya icónico cubo de cristal que marca su entrada en la esquina sureste de Central Park -y más visitada que atracciones como el Empire State Building o la Estatua de la Libertad- ha reabierto también sus puertas tras la renovación a cargo también de Foster + Partners.

Ubicada frente al rascacielos de oficinas de General Motors proyectado por el arquitecto Edward Durell Stone, se trata de una tienda subterránea a la que ahora se han añadido una teatral escalera de caracol y tragaluces a la plaza que se abre justo encima.

Apple en la Quinta Avenida. Foto: Foster Partners.
La espectacular escalera de caracol bajo el cubo de cristal. Foto: Foster Partners.

[Para leer más: El Empire State se renueva. Y no podrás dejar de visitarlo]

Un símbolo de Apple

A través de una delicada restauración del cubo de cristal que marca su ubicación, Apple Fifth Avenue buscó revivir la plaza haciéndola más atractiva y accesible y reforzando el espíritu moderno e innovador que fue sello personal de su creador, Steve Jobs -que inauguró personalmente esta tienda-, y también de la empresa.

La tienda de la Quinta Avenida se reinauguró  a tiempo para el lanzamiento más importante del año para la firma, el del iPhone 11

En la obra repitieron el equipo de diseño de Jonathan Ive y el estudio de Foster + Partners. Precisamente el primero señaló que el objetivo del proyecto pasaba por contribuir a construir la ciudad, como si de un regalo se tratase, a la vez que “una celebración de la vida urbana, la diversidad y la creatividad”.

El resultado es un establecimiento con el doble de espacio que el original, con techos más altos y más luz natural que, según la firma, será el “escenario perfecto” para que los clientes descubran y prueben sus nuevos productos.

Apple Store Quinta Avenida. Foto: Foster Partners
Apple Store Quinta Avenida. Foto: Foster Partners.

La tienda es la única de Apple que abre las 24 horas del día los 365 días del año se abrió justo para los lanzamientos más importantes de 2019: los iPhone 11, iPhone 11 Pro, iPhone 11 Pro Max y Apple Watch Series 5.

La tienda bajo el cubo de cristal

Las pasiones de Apple -fotografía, música, arte o diseño- se dan cita en este espacio, que en su exterior invitan a sentarse en bancos de piedra bajo la sombra de los árboles y adornados por fuentes, generando así un espacio tranquilo y amable para descansar.

Sobre la plaza se han instalado nueve claraboyas con diseño espejado y superficies curvas que ofrecen espacios adicionales para sentarse y reflejan los volúmenes de los edificios adyacentes mientras proporcionan una gran cantidad de luz natural al interior.

Apple Store Quinta Avenida. Foto: Foster Partners.
El interior de la tienda cuenta con abundante luz natural. Foto: Foster Partners.

Un nuevo ascensor circular y una espectacular escalera de acero inoxidable permiten el acceso a un vasto espacio central bajo la plaza con un techo retroiluminado que potencia la sensación de luz natural y resalta los productos en exhibición.