Llegar, sonreír y tener listo el ‘check-in’ del hotel

Singapur prueba en sus hoteles el check-in mediante reconocimiento facial.

Llegar, sonreír y tener listo el ‘check-in’ del hotel

La tecnología biométrica toma el relevo a los recepcionistas en los hoteles de Singapur para acelerar el proceso de check-in de los huéspedes

Mar Nuevo

Madrid

07/11/2019 - 11:31h

El futuro del turismo será tecnológico o no será. Aunque hay elementos dentro de la hotelería o los transportes que nunca podrán ser realizados por un robot, existe un amplio margen de avance en otras tareas en las que las máquinas pueden mejorar servicios. O eso es lo que opinan en Singapur, que han implementado la tecnología de reconocimiento facial para agilizar el check-in en sus hoteles.

Similar a las que desarrollan ya diferentes aeropuertos en el mundo, también en España, la iniciativa, que responde a un acuerdo entre las autoridades de inmigración de la ciudad-estado, el organismo de promoción turística y los hoteles, apuntan, no va tanto a sustituir al personal como a mejorar su productividad.

El nuevo sistema de verificación (EVA) se prueba ya en tres hoteles de la ciudad y permite reducir de 5 a 1 minuto el tiempo necesario para realizar el check-in

[Para leer más: Iberia y Vueling te dejarán embarcar por la cara]

Check-in en un minuto

De este modo, el sistema, en pruebas desde la semana pasada, permite a los usuarios utilizar un quiosco o un simple teléfono móvil para verificar su identidad, lo que elimina la necesidad de realizar controles manuales y reducir los tiempos de espera hasta en un 70%.

Denominado E-Visitor Authentication (EVA) o sistema electrónico de verificación de visitantes, le lanzó el pasado miércoles en fase de pruebas en tres hoteles de la ciudad: Ascott Orchard, Swissotel The Stamford y Grand Park City Hall.

El modo de funcionamiento es sencillo: los usuarios escanean su pasaporte y el sistema toma una foto que se contrastan para verificar su identidad. Los datos se envían también a las autoridades de inmigración (ICA) que validan la validez de su estancia.

Según sus responsables, el tiempo que el personal no emplea en realizar este trámite lo dedicará a ofrecer recomendaciones de ocio y actividades en la ciudad

Una vez obtenido el visto bueno, el usuario recibe la llave de su habitación (física y virtualmente, a través de su móvil).

El avance de los robots

Según uno de los hoteles que participan en la prueba, el Grand Park City Hall, el proceso permite reducir el tiempo que emplea un viajero en realizar el check-in a 1 minuto, en lugar de los cinco de media que se necesitan hasta ahora.

Además, y gracias a la automatización de este procedimiento, el personal del hotel podrá emplear el tiempo ahorrado en "interactuar con los clientes y compartir recomendaciones personalizadas sobre las ofertas de Singapur y experiencias", explicaron las autoridades en un comunicado. La mayor interacción con el huésped servirá además para mejorar los niveles de satisfacción de los viajeros. 

Según informa Bloomberg, las autoridades del país del sudeste asiático están constantemente buscando formas de promover la automatización y aumentar la productividad de los trabajadores, tanto para mejorar la eficiencia como para ajustarse a las características de su fuerza laboral, que tiende a envejecer. 

El turismo representa alrededor del 4% del producto interno bruto de Singapur.