Los festivales son para el verano: Mérida y otros que se reinventan

Antígona, de Víctor Ullate, en el Festival de Teatro Clásico de Mérida (2019). Foto: Jero Morales | EFE.

Los festivales son para el verano: Mérida y otros que se reinventan

El Festival de Teatro Clásico de Mérida confirma su celebración. Granada, Pedralbes y Veranos de la Villa cambian de formato para garantizar su continuidad

Mar Nuevo

Madrid

05/06/2020 - 16:17h

Ya es oficial: el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida celebrará entre el 22 de julio y el 23 de agosto su 66 edición. Tendrá un cartel más reducido, con solo cinco espectáculos frente a los nueve del año anterior, pero mantendrá las extensiones en Medellín, Regina y Cáparra. Al fin una buena noticia para la cultura en este verano pospandémico.

Según se ha informado desde el organización, la 66 edición del festival (la novena consecutiva que preside Jesús Cimarro), en la reunión del Patronato del Consorcio del Festival se ha acordado la celebración en un formato más reducido “en aras a salvaguardar el interés público”.

Esta edición, que reduce en casi un mes el ciclo -la de 2019 se extendió del 27 de junio al 25 de agosto- recorta la programación hasta los cinco espectáculos, que se darán a conocer la próxima semana, de los que dos serán coproducciones con compañías extremeñas.

 

El año pasado se contó con nueve montajes -seis obras de teatro, todas ellas estrenos, una ópera y dos espectáculos de danza-, actores como Pepe Viyuela, Concha Velasco, José María Pou, Lluis Homar, Amaia Salamanca o Itziar Castro, y directores de la talla de Mario Gas o Paco Azorín.

A falta de conocer la programación final así como las medidas de seguridad e higiene que se llevarán a cabo, también es oficial que se mantendrá las extensiones en Medellín, con tres montajes; Regina, con un espectáculo; y Cáparra, con cuatro representaciones.

Festival de Teatro Clásico de Mérida 2019. Foto Jero Morales EFE

Montaje de 'Tito Andrónico' en la pasada edición del Festival de Mérida. Foto: Jero Morales | EFE.

La cita es una de las más destacadas de la agenda cultural del verano. Solo en 2019 la programación del Teatro Romano de Mérida congregó a 104.478 espectadores, que se elevan a 186.016 asistentes en el conjunto de sedes. Con obras como Sansón y Dalila en versión ópera dirigida por Paco Azorín, Viejo amigo Cicerón, dirigido por Mario Gas, Pericles, Príncipe de Tiro, de Hernán Gené, o Antígona de Víctor Ullate, el festival colgó 28 veces el cartel de ‘no hay entradas’. Incluso Metamorfosis, protagonizada por Concha Velasco, tuvo que añadir un día de función.

Festival de Granada

También se salva el Festival Internacional de Música y Danza de Granada, que arrancará el 25 de junio. Ese día, la Orquesta y Coro Ciudad de Granada interpretarán ese día el Réquiem, de Mozart, dirigido por Andrea Marcon en homenaje a las víctimas de la Covid-19.

Con la ciudad ya oficialmente en fase 3, que permite realizar conciertos públicos al 50% del aforo y con hasta 800 personas, la 69 edición del festival presentará a lo largo de 32 jornadas, hasta el 26 de julio, un total de 136 obras, con el Palacio de Carlos V en el recinto de La Alhambra, al aire libre, como escenario principal.

Según su director desde el pasado mes de enero, Antonio Moral, “sin duda, será un festival atípico y no es el que estaba programado”.

Pero se celebrará. Con importancia presencia de Beethoven -se cumplen 250 años de su nacimiento-, hasta 40 obras serán del artista, además de 12 de F. Liszt, 7 de Mozart y Bach y otras 6 de Debussy, entre otros compositores.

Festival Música y Danza de Granada 2019. Foto Miguel Ángel Molina EFE.

Actuación del Ballet du Capitole de Toulouse en el Festival Música y Danza de Granada el pasado julio. Foto: Miguel Ángel Molina | EFE.

Se ofrecerán por primera vez en la historia del Festival, en una misma edición, la integral de las Sinfonías y los Conciertos para un instrumento de Beethoven, además de las brillantes transcripciones que hiciera Liszt de sus sinfonías, aquí en manos de cinco pianistas españoles.

También habrá representación de música española a través de 35 obras, 19 inspiradas en Granada y La Alhambra (Albéniz, Granados, Falla, Barrios, Moreno Torroba, etc.) y 19 enmarcadas en el Siglo de Oro Español, incluido el Officium Defunctorum de T. L. De Victoria y la Misa de Bomba de Pedro Bermúdez.

Festival de Pedralbes

El Festival Jardins de Pedralbes canceló el pasado 6 de mayo su edición de 2020. Según su organización, presidida por Martín Pérez, más que una suspensión se trata de un aplazamiento, concretamente hasta 2021. De este modo, artistas como Sara Baras, Loquillo, James Blunt, Manel, Andrés Calamaro, Patti Smith, Raphael, Juanes, Rozalén, Diego el Cigala o Crowded House ya tienen incluso fecha el próximo año.

Las entradas vendidas para estos conciertos servirán para la edición del próximo año, aunque la organización también ofrece alternativas para recuperar el dinero.

El festival, no obstante, trabaja para ofrecer actuaciones de pequeño formato para unas 800 personas -que podrían ampliarse a 1.200- durante todo el verano.

Con alrededor de ocho hectáreas de jardines, el festival ha optado por invitar a otros locales y equipamientos de la Barcelona para, de forma conjunta, ofrecer música en directo y restauración a la gente de la ciudad. La programación, aún no desvelada (según la organización no se pueden firmar contratos hasta el fin del estado de alarma y hasta entonces no anunciará los nombres) incluirá al menos 47 artistas "que ya han confirmado".

Jardins de Pedralbes 2019. Foto Quique García EFE

Woody Allen con The Eddy Davis New Orleans Jazz en el Festival Jardines de Pedralbes de Barcelona (2019). Foto: Quique García | EFE.

Así, desde el 9 o 10 de julio y hasta mediados de septiembre, los jardines se transformarán cada noche entre las 19.00 y las 2.00 horas en un gran espacio de ocio, con actuaciones a diario que se podrán seguir desde las mesas de restaurantes como Flash Flash, Giardinetto, Mr. Kao o La Flauta que se desplegarán por el recinto.

Veranos de la Villa

Respecto a Veranos de la Villa, la gran cita cultural del verano en Madrid que se extiende de julio a septiembre por los 21 distritos de la ciudad en un festival que incluye multitud de géneros, disciplinas y estilos que van de los conciertos al cine pasando por la magia, los deportes, el teatro o la danza, el Ayuntamiento aún espera poder celebrar su edición de 2020.

Según confirman fuentes del consistorio a Cerodosbé, “es cierto que no se celebrará como en anteriores ocasiones, sino que tendrá que modificarse para cumplir las nuevas normativas sanitarias”.

Aún hay margen, señalan estas fuentes (el año pasado las actividades tuvieron lugar del 28 de junio al 1 de septiembre), “y oficialmente la cita no se ha cancelado”. De hecho, a diferencia de otras fiestas populares, como San Isidro, el 15 de mayo y en medio del estado de alarma, que fue cancelado, el Ayuntamiento no ha comunicado la suspensión de Veranos de la Villa.

En 2019, el festival se clausuró con 115.000 espectadores, 5.000 más que el año anterior y contó con 41 citas artísticas.