Los países bálticos crean la primera ‘burbuja turística’ europea

Riga, como las otras ciudades bálticas, quieren volver a recibir al turismo. Foto Pixabay

Los países bálticos crean la primera ‘burbuja turística’ europea

Los residentes de Letonia, Lituania y Estonia podrán viajar libremente, pero los turistas de otros países tienen que someterse a una cuarentena

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

08/05/2020 - 12:05h

La idea de crear burbujas turísticas en el mundo tiene un terreno fértil en los países bálticos. Los gobiernos de Estonia, Letonia y Lituania acordaron levantar las fronteras de sus estados y permitir la libre circulación de sus ciudadanos a partir del 15 de mayo.

Pero los bordes exteriores de esta burbuja serán herméticos: los residentes de otros países que pretendan viajar a estas pequeñas naciones tendrán que estar confinadas en cuarentena por 14 días, hasta despejar cualquier duda del coronavirus.

Donde el virus apenas tuvo incidencia

El primer ministro lituano Saulius Skvernelis precisó que mantendrán a esta medida con aquellos países con una alta tasa de contagios, “que no han tomado las medidas adecuadas para controlar al virus”.

[Para leer más: Burbujas y corredores sanitarios: el futuro inesperado del turismo]

La expansión del virus en los países bálticos tiene una baja incidencia. El ratio de contagio por cada 100.000 habitantes es de 129 personas en Estonia, 50,8 en Lituania y 46,5 en Letonia (en España es hasta 10 veces más, 472,21 casos).

El ratio de contagios del coronavirus en Letonia es 10 veces inferior al de España

En cuanto a las muertes, se han registrado 55, 48 y 17 fallecimientos, respectivamente.

Tallín, la capital de Estonia, una de las repúblicas bálticas que sirven al independentismo catalán como modelo para el proceso soberanista.

Tallín, la capital de Estonia, una de las joyas del Báltico.

Países (muy) hermanos

El primer ministro de Estonia, Jüri Ratas, aseguró que la medida es un “gran paso hacia la normalidad”.

Como dijo el experto Jordi Ficapal, director de Innovación de la Facultad de Turismo Sant Ignasi, de la Universitat Ramon Llull a Cerodosbé, la idea de crear burbujas turísticas es viable en países con una larga tradición cultural, económica y de intercambio de personas.

En este sentido, los países bálticos comparten una unidad geopolítica a pesar de sus diferencias lingüísticas: fueron invadidos al mismo tiempo por la Unión Soviética tras la revolución bolchevique y en bloque recuperaron su independencia el 6 de septiembre de 1991. Los tres estados ingresaron en la UE de manera conjunta en 2004.

La necesidad de expandir la burbuja

Skvernelis aventuró que los próximos países que pueden sumarse a esta burbuja podrían ser Polonia y Finlandia. Además de estas naciones, a los estados bálticos le urge poder recibir a ciudadanos de Suecia, que darían un necesario impulso a su actividad turística, dijo el historiador experto en Estonia Neil Taylor a The Independent.

Los países bálticos necesitan al turismo de Polonia, Finlandia y Suecia para poder recuperar la economía

Vilna foto FaceMePLS Flickr

Vilna busca volver a la normalidad. Foto: FaceMePLS-Flickr

La idea de la burbuja turística había sido lanzada primero por los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda, plan al que piensan incorporar a otros estados insulares de Oceanía en un mediano plazo.

[Para leer más: 48 horas en Riga, la capital más sorprendente del Báltico]

También está mirando opciones similares en los ministerios de turismo de Croacia y Eslovaquia y Austria, sitios que pueden aprovechar para promover la movilidad en coches privados sin necesidad de esperar que regrese la normalidad en el sector aéreo.