Manhattan: donde había mataderos ahora abre una tienda Hermès

Hermès es otra de las marcas de lujo que aterriza en un barrio que era territorio marginal.

Manhattan: donde había mataderos ahora abre una tienda Hermès

Hermès abre una tienda de 500 metros cuadrados en un barrio de Nueva York que era ocupado por mataderos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

08/04/2019 - 13:04h

Hermès pretende reiventar la experiencia de las compras de lujo. La famosa marca francesa abrió un local en Manhattan en un antiguo barrio de mataderos y plantas procesadoras de carne, a una considerable distancia de paseos comerciales de alta categoría como las avenidas Quinta o Madison.

El local, con casi 500 metros cuadrados, se encuentra en el Meatpacking District, que como su nombre lo indica, hace algunas décadas albergaba mataderos industriales, que aprovechaban su ubicación ribereña con el Hudson para cargar y descargar reses vacunas y porcinas.

[Para leer más: Nueva York inaugura su millonario distrito financiero]

Hace años que este barrio al oeste de Manhattan cambió radicalmente su perfil. En su proceso fue fundamental la creación del Highline Park, un espacio verde construido sobre unas vías del ferrocarril elevadas que estaban abandonadas.

hermes nyc 2
El interior de la tienda de Hermès mantiene el prestigio que le dio fama.

En sus calles se instalaron numerosas discotecas, restaurantes de diseño y tiendas de marcas de lujo como Dior, Fendi, Cartier y Neiman Marcus, entre otras.

Ediciones limitadas

La nueva tienda de Hermès sigue esta consolidada tendencia y comparte espacios con una tienda de ropa de diseño y un restaurante de cocina peruana, en una calle adoquinada que fue cuidadosamente elegida por su intenso tráfico peatonal, indica Bloomberg.

La nueva tienda Hermès se encuentra al lado de una casa de ropa de diseño y un restaurante de cocina peruana

Allí se exponen los clásicos artículos de la casa francesa de 182 años, como bolsos, joyas, vestidos, zapatos y accesorios en su planta baja, mientras que la superior presenta objetos decorativos.

También hay ediciones limitadas de algunos artículos, como un bolso de la línea Birkin elaborado con cuero de cocodrilo del Nilo, una rareza nunca vista en ninguna otra tienda.

También se exhiben para la venta bicicletas, mochilas, bolsos para llevar skates y otros productos igual de exclusivos pero que juegan con una imagen más desenfadada.

Cambiar la experiencia de compra

Una novedad es que esta es la primera tienda en EEUU con un espacio para tomar un café o degustar un vino, para que la experiencia de compra sea distinta a la de otros locales.

meatpacking
La zona de Meatpacking District mantiene los grandes edificios de ladrillo industriales.

Allí hay cargadores de móviles, cómodos sillones, y una abundante llegada de luz natural por los grandes ventanales, que hacen que el local de Hermès sea más parecido a un Starbucks o a una wine-store de categoría.

[Para leer más: Las mega esculturas invaden el nuevo barrio de Nueva York]

A la revolución urbanística del Meatpacking District se suma la renovación que protagoniza otro barrio ubicado a poca distancia, el Hudson Yards, donde grandes rascacielos comparten espacios con ambiciosos centros culturales, y en que unos y otros acogen monumentales obras de arte.

El barrio que nadie quería pisar

Aquel barrio mantiene sus gigantescos edificios cuadriláteros de ladrillo y sus calles adoquinadas, un toque obrero que los restaurantes y las tiendas de lujo se preocupan en conservar.

highline park
El parque lineal de Highline Park cambió la cara del barrio.

El Highline Park, que hasta la década de los ’80 era territorio de prostitución y marginalidad, es visitado por siete millones de personas al año, que pasean en el trayecto que va desde Gansevoort Street hasta Chelsea a cuatro metros de altura por sobre el asfalto.

En la zona se encuentran el Museo Whitney, especializado en arte norteamericano, y el lugar se convirtió en una de las mecas hipster con la apertura de una Apple Store, mucho menos masificada que el local de la Quinta Avenida.