Más aislado imposible: las cenas en la soledad de la naturaleza sueca

Los solitarios bosques de Suecia se convierten en un elegante restaurante. Foto: Oddbird

Más aislado imposible: las cenas en la soledad de la naturaleza sueca

Para garantizar el aislamiento una bodega sueca invita a disfrutar de la gastronomía escandinava en medio de un bosque o al borde de un lago

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

22/06/2020 - 13:46h

El coronavirus no puede ser un freno para disfrutar de una buena comida. Y si se trata de garantizar el aislamiento, se puede descubrir la iniciativa de una marca de bebidas en Suecia, que propone tener una comida o cena en la soledad de los bosques y costas de una reserva natural cercana a Estocolmo.

La iniciativa Nowhere (Ningún lugar) es impulsada por Oddbird, una marca de vinos sin alcohol, y consiste en transformar los hermosos paisajes del sur de Suecia en un restaurante al aire libre.

La naturaleza es el restaurante

La idea es que dos personas se sienten en una elegante mesa situada en medio de un bosque, en la claridad de un prado o en el extremo de un espigón que se aventura en un lago cercano al mar Báltico.

Las seis mesas se preparan con toda elegancia en diferentes puntos de la reserva natural de Häringe, a media hora de Estocolmo

Sin ningún otro comensal en kilómetros a la redonda, se podrá disfrutar de una degustación de cuatro platos preparados por las jóvenes chefs Linn Söderström y Marion Ringborg, del restaurante Garba, de Estocolmo.

1 Foto Oddbird

Un lugar para comer es un solitario muelle en un lago. Foto: Oddbird

[Para leer más: Comer dentro de mini-invernaderos, gastronomía frente a la epidemia]

Para beber, obviamente, esperan las copas de los productos de Oddbird, que se presentan como “vinos liberados del alcohol”).

Detalles exclusivos

La decoración y vajilla es creación de los diseñadores daneses Anna y Lars Norrman, que pasaron de ser propietarios de un bed and breakfast en su país a lanzarse al mundo de la creación.

El precio de cada menú es de 65,8 euros por persona, y desde este lunes ya están abiertas las reservas, para disponer de mesa a partir del 20 de agosto.

Disfrutar sin preocupaciones

Las seis mesas elegantemente dispuestas se encontrarán en diferentes parajes de la reserva de Häringe, que se encuentra a una media hora en coche al sur de Estocolmo.

 Foto Oddbird

La decoración es de la firma de diseño The Norrmands. Foto Oddbird

A pesar de la exclusividad de la puesta en escena, Oddbird recomienda que los comensales vayan vestidos con las prendas más cómodas para este encuentro gastronómico con la naturaleza.

Nowhere es un lugar sin prestigio, no le importa quién eres, no discrimina, no es inclusivo ni exclusivo. No ama ni odia, no es un destino. Esto es algo que necesitábamos desesperadamente, por eso hemos tomado la idea de ‘ningún lugar’ y lo transformamos en ‘un lugar’”, precisan en la compañía Oddbird.

La comida en los bosques o lagos suecos cuesta casi 66 euros por persona, y el menú está preparado por dos talentos de la cocina de Estocolmo

 “En vez de viajar al exterior, proponemos volver a la naturaleza y descubrir lugares mágicos que no habíamos conocido como destinos. Con Nowhere no es tanto el lugar al que queremos llegar, sino cambiar el estado de ánimo”, dice Mehmet Gürbüzer, de Oddbird, en un comunicado.

Las cocineras Linn Söderström y Marion Ringborg. Foto Oddbird

Las cocineras Linn Söderström y Marion Ringborg preparan los menús. Foto Oddbird

El restaurante más grande del mundo

Una iniciativa así no sorprende en Suecia, que tiene una consolidada tradición en organizar actividades al aire libre (siempre y cuando su clima lo permite).

[Para leer más: Suecia se convierte en el restaurante más grande del mundo]

El año pasado su ente de turismo había lanzado la iniciativa El país comestible, donde proponía desplegar mesas en siete puntos turísticos del país, para disfrutar de menús elaborados por prestigiosos chefs bajo los árboles de un bosque, en la tundra de Laponia o junto a un lago del país escandinavo.