Moscú abre las puertas a la exposición más ambiciosa de Dalí

'Autorretrato blando con bacon frito', una de las obras que se expondrá en Moscú. Foto: Fundació Gala-Salvador Dalí.

Moscú abre las puertas a la exposición más ambiciosa de Dalí

Más de 180 obras del genial pintor catalán se expondrán en el Centro Manege de Moscú, que recorrerá toda su vida artística

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

11/12/2019 - 13:08h

“Si la pintura ha de sobrevivir a nuestra época de progreso mecánico bárbaro, esta continuidad de la pintura tendrá en Salvador Dalí su punto de partida”. Sin falsa modestia así se promocionaba en su libro de 1948. Las claves de su aportación al arte se pueden rastrear en lugares tan lejanos de España como Moscú.

La capital de Rusia acogerá una ambiciosa muestra retrospectiva en el Centro Manege. ‘Salvador Dalí: Magic Art’ expondrá, entre el 28 de enero y el 25 de marzo, 180 trabajos de este artista, entre pinturas, grabados, acuarelas y dibujos.

Estas obras provienen de colecciones privadas europeas, algunas de ellas rusas, y del patrimonio de la Fundació Gala-Salvador Dalí y el Museo Reina Sofía de Madrid, entidades que colaboran con la Fundación Link of Times y el Museo Fabergé de Moscú, organizadoras de la muestra.

Las obras más destacadas

La exposición realiza un recorrido cronológico por la vida artística de Dalí, desde sus primeros trabajos en 1910 hasta las obras creadas en la década de los ’80, con el acento puesto en los períodos místico-nuclear y el surrealista.

La muestra en Moscú exhibirá 180 trabajos de Salvador Dalí, la mayor muestra jamás organizada en Rusia

En este sentido, entre las obras más importantes que los moscovitas podrán ver se encuentran El hombre invisible (1929-32), El sentido de la velocidad (1931), El Ángelus arquitectónico de Millet (1933), Elementos enigmáticos en un paisaje (1934), Autorretrato blando con bacon frito (1941), Idilio atómico y uránico melancólico (1945), y Máxima velocidad de la Madona de Rafael (1954).

La etapa surrealista

De la época en que conoció el surrealismo y que lo llegó a liderar, en la década de los ’30, se pueden descubrir trabajos que exploraba su interés por el psicoanálisis, la teoría del inconsciente y los paisajes oníricos.

Dibujo para el libro '50 secretos mágicos para pintar'. Foto: Fundació Gala-Salvador Dalí.

Dibujo para el libro '50 secretos mágicos para pintar'. Foto: Fundació Gala-Salvador Dalí.

Con obras de pequeño formato y una gran destreza técnica, de este período se exhibirán Elementos enigmáticos en un paisaje (1935), Figura y drapeado en un paisaje (1935) y Paisaje pagano medio (1937), óleo en el que Dalí homenajea a Sigmund Freud.

[Para leer más: Dalí y Magritte: surrealismo frente a frente en Bruselas]

En los ’40 el artista se instaló en EEUU, donde produjo la escenografía del primer ‘ballet paranoico’, Tristán Loco, aventura de la que se mostrarán diversas pinturas.

De esa etapa destacará Autorretrato blando con bacon frito (1941), obra de la que Dalí decía que le servía para “deshacerme de mi propia piel, aquella piel inicial de mi vida revolucionaria y sin forma”.

Fascinación por el átomo

La llegada de la era atómica es reflejada en cuadros de gran formato, como se ve en Desmaterialización de la nariz de Nerón (1947); mientras que en la búsqueda de nuevos lenguajes explora los juegos visuales con ilusiones ópticas, pinturas estereoscópicas y los hologramas.

El ‘Autorretrato blando con bacon frito’ será una de las obras más destacadas en esta muestra

Esa fascinación se refleja en una obra tan innovadora como fue Dalí de espaldas pintando a Gala vista de espaldas eternizada por seis córneas virtuales reflejadas provisionalmente en seis espejos verdaderos.

Elementos enigmáticos en un paisaje, obra de 1934. Foto: Fundació Gala-Salvador Dalí.

Elementos enigmáticos en un paisaje, obra de 1934. Foto: Fundació Gala-Salvador Dalí.

Los secretos de Dalí

Su último período artístico está marcado por las influencias de Miguel Ángel y Velázquez, con así como las composiciones expresionistas semi-abstractas.

[Para leer más: La inteligencia artificial 'resucita' a Salvador Dalí]

En la muestra de Moscú destacará los grabados de la edición de La Divina Comedia de Dante, creados entre 1959 y 1963, y los dibujos del libro 50 secretos mágicos para pintar, publicado en 1948 y que, como se ve en su prólogo, reflejan su visión global del arte.